Animales que viven bajo tierra

Animales que construyen madrigueras

¿Qué son los animales fosoriales?

Un animal fosorial es aquel adaptado para vivir bajo tierra y para excavar.

Cuatro son las clases de vertebrados de costumbres excavadoras: los anfibios, los reptiles, los mamíferos y las aves.

Entre los invertebrados, los insectos son un grupo muy importante de animales excavadores, pero no el único.

¿Qué animales tienen un modo de vida excavador?

Topo común
El topo común es un ejemplo de mamífero estrictamente fosorial

Los topos son los mamíferos más conocidos que tienen este modo de vida, pero no es exclusivo de ellos. El suricato, la rata topo ciega, el tejón, el perrito de las praderas son algunos ejemplos de animales que pasan mucho tiempo bajo tierra.

El mochuelo de madriguera (Athene cunicularia), o también llamado búho terrestre o cuco de sabana, es un ave de costumbres excavadoras y habita en zonas abiertas, como sabanas y desiertos o también el minero gris (Geositta maritima), ave que ocupa un hábitat parecido al del mochuelo de madriguera.

Entre la herpetofauna, ciertos saurios, como los eslizones, los lagartos de cristal, las culebrillas ciegas, así como varias especies de serpientes y varios anuros, como los sapos de espuelas, viven bajo tierra casi todo el tiempo o una parte importante del mismo. Las cecilias son un orden de anfibios especializados en la vida bajo tierra.

Algunas tortugas de zonas áridas se esconden cuando hace calor en madrigueras que ellas mismos excavan como la tortuga del desierto de Mojave (Gopherus agassizii), la tortuga de espolones (Geochelone sulcata) o la tortuga estrellada de la India (Geochelone elegans).

Entre los insectos, el grillo-topo es claramente un animal fosorial, como lo es la lombriz de tierra en el caso de los invertebrados anélidos.

Ciertos escarabajos construyen madrigueras para hacer la puesta, como algunos coleópteros coprófagos tales como el escarabajo pelotero Melanocanthon nigricornis. Las larvas de muchos escarabajos viven en el suelo, como las del gusano del alambre, o del escarabajo sanjuanero.

Los estafilínidos vive en el suelo, entre la hojarasca, la turba, o por ejemplo en madrigueras de mamíferos.

Todos estos animales son siempre excavadores?

Eslizón
Los eslizones son reptiles que viven bajo tierra

Muchos mamíferos, en realidad, son semi-fosoriales porque son de costumbres excavadoras solo en ciertos momentos de su vida o de forma parcial, como el propio tejón, el suricato, el armadillo, las ardillas listadas, el hámster dorado, el degú, el conejo, de la tortuga de espolones o del búho terrestre. Dichas criaturas pasan mucho tiempo a la superficie, alimentándose, pero construyen madrigueras para protegerse de los depredadores, de las temperaturas altas y para reproducirse.

Si hablásemos de animales estrictamente fosoriales nos tendríamos que ceñir al topo común, a la rata topo ciega a la rata de abazones,  a las lombrices de tierra y a pocas especies más para el caso de los mamíferos.

Son reptiles estrictamente excavadores los saurios anfisbénidos, como las culebras de dos cabeza, los trogonófidos, como los lagartos de desierto anillados, los dibámidos, bipédidos, como el lagarto ajolote y los pigopódidos o lagartos de pies de aleta. Algunas especies de ofidios también viven casi siempre bajo tierra, como las de la familia de los tiflópidos, que construyen madrigueras para ello. Las boas de arena se entierran en la arena, esperando que se les acerque alguna presa para cazarla por sorpresa. La culebra parda de Kay, la serpiente de cuello anillado, las serpientes ciegas o escolefídios o los urepéltidos, son otros ejemplos de los muchos que hay de serpientes de costumbres fosoriales.

Utilidad de los animales excavadores para la naturaleza

Madriguera de conejo
La presencia de madrigueras de conejos es beneficiosa para la comunidad vegetal

No solamente los animales invertebrados como las lombrices son positivos para aumentar la fertilidad del suelo.

De hecho, se cree que los vertebrados herbívoros de costumbres excavadoras tendrían un impacto mayor sobre la estructura de las comunidades vegetales que los invertebrados herbívoros fosoriales. Si bien, los organismos del suelo, como las lombrices de tierra, tienen una gran trascendencia en la formación del suelo.

Sobre todo en aquellos ambientes extremos, por ser muy áridos o muy calurosos, la acción excavadora de los animales fosoriales es muy beneficiosa para las plantas porque contribuye a exponer los nutrientes a las capas más superficiales del suelo y aumenta su fertilidad. En los ambientes áridos, la presencia de los animales fosoriales y sus madrigueras contribuyen a aumentar la diversidad de plantas.

En los ecosistemas mediterráneos constituidos por prados esta clase de animales, como el conejo europeo, incrementan la diversidad vegetal por el efecto beneficioso para la fertilidad del suelo que tiene el excavado de la madriguera y la acumulación de excrementos y de orina en el suelo.

Los mamíferos y las aves fosoriales, cuando excavan su madriguera como refugio y zona de reproducción en el caso de los mamíferos o para instalar su nido si se trata de aves, mejoran la calidad del suelo y de las comunidades vegetales.

De forma general, la actividad que ejercen sobre el suelo los animales excavadores de madrigueras o fosoriales tiene una influencia importante sobre el medio, sobre las plantas y sobre los animales herbívoros. Cuando estos animales excavan sus madrigueras, pueden enterrar tubérculos, rizomas y otro tipo de raíces modificadas que darán lugar a nuevas plantas.

Por otra parte, ciertos insectos, como los estafilínidos, forman parte de la cadena trófica y sirven de alimento a la vez que regulan las poblaciones de otros invertebrados.

Más información sobre los animales excavadores y otro tipo de animales.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

29 octubre, 2019

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.