Hierbas aromáticas y especias digestivas

Especias para la digestión

Hierbas aromáticas que preparan el sistema digestivo

En tratados muy antiguos, ya se mencionan las propiedades de las plantas para “tonificar” el sistema digestivo, especialmente aquellas que contienen principios amargos. Este uso se ha repetido durante mucho tiempo, de forma tradicional, pero a medida que ha aumentado el criterio científico, también han empezado a ponerse en duda estos remedios tradicionales, siendo considerados incluso atributos sin fundamento científico o con propiedades «mágicas».

infusion jengibre menta

Las infusiones se recomiendan tradicionalmente como remedio digestivo. ¿Tendrán las plantas el mismo efecto si se comen como especia o hierba aromática?

¿Qué significa que una planta es digestiva?

Hoy en día podemos explicar científicamente que, tal como sospechaban nuestros antiguos sabios, las plantas aromáticas sí que tienen un efecto real sobre el sistema digestivo, al estimular las secreciones, la absorción de nutrientes, o al intervenir en los mecanismos de saciedad. Esto se explica por un hecho increíblemente interesante, y es que se ha observado que los receptores de los sabores no solamente se encuentran en la lengua, sino que están presentes en muchas otras células de nuestro sistema digestivo y cardiovascular (y en otros órganos).

Por ejemplo, cuando las células del estómago perciben el sabor amargo, se estimula la producción de ghrelina, que es una hormona del hambre y que estimula los movimientos estomacales. De ahí que antiguamente se dieran licores de plantas “digestivas” o “aperitivos” digestivos. En el estómago también se encuentran sensores de glutamato, que regulan la función gastrointestinal…

  • Los receptores del sabor no solamente se encuentran en la lengua, sino que están presentes en muchas otras células de nuestro sistema digestivo y cardiovascular, lo que podría explicar por qué las hierbas aromáticas y las especias presentan beneficios a nivel sistémico.

Propiedades del sabor amargo en otras partes del cuerpo

Las papilas gustativas, es decir, las células capaces de captar el sabor amargo, no solamente se encuentran en la lengua, sino que también se encuentran receptores de este sabor a lo largo de todo el tracto digestivo, de los pulmones, y en otros órganos del cuerpo.

hinojo

El hinojo es una planta con principios amargos. La mayoría de verduras tienen algún tipo de componente amargo.

Resulta muy interesante mencionar que en los pulmones, el sabor amargo tiene la capacidad de estimular las vellosidades que expulsan moco. Eso tiene sentido porque las bacterias fabrican sustancias que activan estos mismos receptores. De este modo, el sabor amargo del aire o del aliento es capaz de estimular las defensas del sistema respiratorio. Todo ello también sugiere que las propiedades de los cítricos para el resfriado van más allá del clásico discurso sobre la vitamina C, ya que contienen, entre otros fitoquímicos, la limonina (principio amargo).

También se ha observado que los receptores del sabor amargo se encuentran en los testículos y estimulan la espermatogénesis.

Especias para el estómago

Las hierbas aromáticas y las especias tienen un papel beneficioso para todo el sistema digestivo, incluido el estómago. La capsaicina, el componente picante que se encuentra en los pimientos y chiles, se está estudiando por sus numerosas posibles aplicaciones terapéuticas. Es antioxidante, antiinflamatoria, antibiótica, y tiene propiedades contra la obesidad.

Se ha observado que comer pimientos o chiles en las comidas estimula la secreción ácida del estómago y tiene un efecto protector de la mucosa. La capsaicina también tiene actividad antibacteriana contra Helicobacter pylori, principal causante de gastritis.

pimientos

El sabor picante de los pimientos y chiles es debido a la capsaicina, un componente muy interesante por sus posibles aplicaciones medicinales.

¿Los picantes son perjudiciales para el estómago?

Probablemente en este punto el lector se estará preguntando si el picante no será dañino para el estómago, al revés de lo descrito en estas líneas. En primer lugar, en la dosis está el remedio, no hay que abusar de los picantes porque, como dicta el sentido común, cuando se toman en exceso son irritantes, picantes, e incluso pueden provocar ataques de asma en personas sensibles.

En segundo lugar, es interesante la opinión de algunos científicos sobre el tema de que las especias podrían aumentar ciertos tipos de cánceres debido a su contenido en plaguicidas, lo que denota que es muy importante consumir estos ingredientes ecológicos, libres de plaguicidas tóxicos. Por ejemplo, existen estudios que correlacionan el consumo de capsaicina del chile con mayor riesgo de cáncer de estómago y de vesícula, sin embargo, la sustancia pura no tiene ningún efecto genotóxico ni carcinogénico.

Finalmente cabe considerar la relación que se ha encontrado entre el consumo de hierbas aromáticas y especias (entre el que se incluye el consumo de chiles y especias picantes), con la disminución de numerosas enfermedades.

Más información sobre las hierbas aromáticas.

Este artículo ha sido avalado por Vicente Martínez Centelles - Fundador de la web y director. Profesor de ciencias naturales, experto en plantas, remedios naturales y fotografía botánica.
Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

9 febrero, 2024

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.