Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

Cuidado del cutis

Como cuidar la piel de la cara o cutis

Cómo se debe cuidar el cutis?

Productos para cuidar la piel

Disponenos de numerosos productos en el mercado para el cuidado y belleza de la piel

El cuidado del cutis requiere tres etapas o fases:

- La limpieza

- La hidratación

- La nutrición.

 

La limpieza del cutis.

La limpieza se realiza mediante jabones adecuados, mejor utilizar jabones de cosmética sin detergente. Normalmente realizados en aceite de oliva con una base de glicerina y a la que se le añaden plantas aromáticas como la canela y plantas medicinales como la salvia, el limón, el romero, la rosa gálica, etc.

Posteriormente, se debe aplicar un tónico, encargado de restaurar el Ph alterado por el lavado y encargado de preparar la piel para la mejor absorción de las cremas limpiadoras.

Las cremas limpiadoras se aplicaran una vez se haya limpiado bien el cutis con jabón y se haya aplicado el tónico. Los tónicos se aplican también como alternativa a la crema limpiadora después del lavado o como una limpieza adicional después de aplicar las cremas limpiadoras.

(Mas información sobre limpieza del cutis)

La hidratación del cutis.

Información relacionada

Mascarillas para piel seca

Mascarillas para piel grasa

Mascarillas para piel mixta

Mascarillas para piel normal

Mascarillas para las arrugas

Mascarillas para el acné.

Mascarillas para las espinillas


El proceso de hidratación se utiliza para recuperar las perdidas de agua, minerales, vitaminas que sufre la piel. Para hidratar el cutis se utilizan las llamadas cremas de día.

Se necesita aplicar una crema de día adecuada a las características de cada piel. Para las pieles grasas se aplicará una crema de día más acuosa y con una menor proporción de grasas, dado que que la piel ya produce las suficientes grasas para autoprotegerse.

(Mas información sobre cremas hidratantes y distintos tipos de cremas para hidratar)

 

La nutrición del cutis.

Para mantener la piel en buenas condiciones es importante una limpieza nocturna, antes de acostarse, y, posteriormente, aplicarse una crema nutritiva o regeneradora.

Estas cremas suelen ser más grasas que las cremas de día, sobre todo en caso de las pieles secas. Entre todas ellas, muchas tienen como base el aceite de almendra, mientras que la miel o el plátano se utilizan para las pieles normales.

Cremas nutritivas para para piel seca

Cremas nutritivas para pieles normales

Cremas nutritivas para todo tipo de pieles

La exfoliación

Para mantener la piel en buenas condiciones se requiere eliminar las células muertas que se acumulan sobre la epidermis. Esta acumulación se produce de una forma natural, debido a la renovación celular, que va desplazando las células muertas hacia la parte más externa de la piel. No cabe duda que esta capa de células sin vida protege la piel, pero, el exceso de las mismas obtura los poros, creando puntos negros y una piel demasiado apagada o poco brillante.

La exfoliación es la aplicación de una crema que permitirá eliminar esta capa de células muertas o de impurezas acumuladas sobre la epidermis. Con ello, conseguiremos obtener una mayor circulación de substancias nutritivas hacia la superficie, activaremos la circulación sanguínea que aportara mayor cantidad de oxígeno y otros nutrientes.

Con la exfoliación incrementaremos la regeneración de las células del cutis y la piel se muestra más brillante y más tersa, con menos arrugas o manchas en la cara.

La exfoliación se llevara a cabo antes de aplicar las mascarillas y, después del proceso de limpieza del cutis. La frecuencia de las exfoliaciones dependerá del tipo de piel, pero, como norma general, se recomienda de una a dos veces por semana en caso de las pieles grasas (tal como ocurre con los adolescentes cuyo acné les produce una acumulación excesiva de sebo y les configura una piel demasiado brillante). En caso de pieles normales se aconseja una vez cada semana o cada 15 días. En caso de pieles delicadas sería suficiente con una vez cada 2 semanas.

El cuidado del cutis mediante mascarillas

Las mascarillas son recursos que se pueden utilizar, como máximo, una o dos veces por semana para cuidar la piel. Su función es muy variada ya que pueden servir para limpiar, para nutrir, para hidratar, para aclarar la piel, para eliminar las arrugas, las manchas de la piel, etc.

A diferencia de otros preparados, como las cremas hidratantes, que pueden guardarse en la nevera, las mascarillas tienen una duración corta, por lo que deben utilizarse después de preparadas. (Más información sobre las mascarillas y distintos tipos de mascarillas)

 

El cuidado del cutis alrededor de los ojos

Dentro del cutis o piel de la cara la zona más delicada es la que corresponde a la piel situada alrededor de los ojos. Se trata de una piel muy delicada y delgada, con muy poca grasa que es bastante proclive a alterarse mostrando arrugas, patas de gallo, bolsas, ojeras, etc.

En esta zona se requiere un cuidado especial a la hora de limpiarla. Debemos elegir un desmaquillador de ojos especialmente destinado a esta delicada zona. La crema del contorno de ojos debe contener muy poco contenido graso. Se trata de cremas muy acuosas, que han sido elaboradas expresamente para esta zona de la cara. A la hora de aplicarlas no conviene frotar o presionar demasiado, sino tan solo realizar pequeños toques.

Punto rojoMás información sobre la piel y su tratamiento natural en el listado superior.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil