REVISTA DE PLANTAS

revista

 

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

EL CULTIVO DE VERDURAS Y HORTALIZAS

Cómo cultivar verduras y hortalizas en el jardín, terraza o huerto







CÓMO CULTIVAR VERDURAS Y HORTALIZAS EN EL HUERTO

 

Importancia de cultivar verduras y hortalizas en el jardín

jardin de verduras y hortaliza
Foto de huerto de verduras y hortalizas distribuido en diferentes bancales

Cultivar verduras u hortalizas en una terraza, balcón o jardín particular resulta especialmente importante en los tiempos actuales porque nos permite disponer de una fuente de alimentos naturales frescos.

Cuando destinamos una pequeña parcela dentro del jardín para plantar este tipo de plantas, no tendremos que tener en cuenta las ganancias, sino las ventajas de poseer alimentos con unas propiedades alimentarias superiores a los alimentos que podemos obtener en las verdulerías o supermercados, sobre todo si nos dedicamos a practicar una horticultura ecológica.

Sabemos que las propiedades de las verduras y hortalizas se van degradando progresivamente después de ser cosechadas. Dado que entre la recolección por parte del horticultor y la venta en los establecimientos de venta al público se produce un periodo de tiempo considerable, gran parte de las vitaminas hidrosolublesvitamina C y vitamina B)

*Véase: Propiedades de las verduras

 

Cultivar verduras y hortalizas en casa

El cultivo de verduras y hortalizas proporciona alimentos con muchas propiedades de una manera inmediata. Así, por ejemplo, basta acudir a nuestro jardín y recolectar un par de tomates, una lechuga y una cebolla, unos momentos antes de preparar la ensalada.

Además de la inmediatez y la superioridad alimentaria, el cultivo de este tipo de plantas puede ser utilizado para conseguir unos efectos estéticos dentro de nuestro jardín. Por eso, cada día con mayor frecuencia, los jardineros combinan las plantas de jardín con ciertas verduras y hortalizas que resultan muy decorativas. Dentro de este grupo tenemos algunas muy destacadas por sus bonitas hojas, como las coles ornamentales, por sus bonitos tallos, como las acelgas rojas, o por sus bonitas flores, como los calabacines o las flores de calabaza.

 

Tipos de de jardines de verduras y hortalizas

Hemos de distinguir los siguientes tipos de jardines donde se pueden cultivar verduras y hortalizas:

hombre en su huerto jardin
El huerto familiar permite obtener una gran provisión de verduras y hortalizas en un espacio reducido

Jardín tradicional de verduras y hortalizas: Es aquel en que se dedica todo el jardín o una parcela del jardín solo para cultivar este tipo de plantas. De esta manera se separan lo que serían las plantas ornamentales de las plantas alimentarias. Con ello se consigue establecer un espacio mucho más productivo destinado a la producción de alimentos que cubran completamente o en su mayor parte las necesidades de una familia.

A veces, cuando se dispone de un jardín con mucha superficie, puede disponerse de un espacio amplio; pero lo más normal hoy en día es que se disponga de un espacio reducido y que la capacidad productiva del mismo no llegue a cubrir las necesidades globales de una unidad familiar.

Se considera que una superficie de unos 100 m2, o lo que es lo mismo, una parcela de unos 20 m x 5 m es suficiente para cubrir las necesidades diarias de alimentos de una familia de 5 miembros y que una parcela de unos 30 o 40 m2 es suficiente para proporcionar verduras y hortalizas, siempre y cuando se utilicen técnicas de cultivo adecuadas para aprovechar al máximo el suelo y se consiga al mismo tiempo que este se mantenga fértil. Para ello, como veremos más tarde, se deben aplicar correctamente las técnicas de asociación y rotación de cultivos.

Disponer de una superficie de unos 30 o 40 m2 cuadrados para cultivar verduras u hortalizas esta al alcance de pocos en las grandes ciudades. Aún así, con un terreno bastante más reducido se puede llegar a producir muchas verduras u hortalizas.

 

Cultivo en la ciudad

En algunas ciudades europeas se están estableciendo huertos orgánicos para personas mayores dentro de espacios públicos. Con ellos se pretende cubrir parte del tiempo que estas personas poseen, al mismo tiempo que favorecen el ejercicio físico, proporcionan un espacio de relación con otras personas y constituyen una fuente más barata de obtener alimentos frescos y naturales. ( En ellos solo se permite un cultivo ecológico) Después de diversos estudios, se llegó a la conclusión que el tamaño ideal de la parcela que se ofrecía a a cada una de las personas era de unos 40 m2.

Así, pues, bastantes serán las personas, especialmente en zonas rurales o residenciales, que poseen un pequeño terreno y que pueden iniciarse en la práctica de la horticultura sin ningún tipo de excusa.

 

Condiciones del huerto

Antes de emprender este tipo de jardín-huerto, hay que tener en cuenta que, además de disponer de una superficie adecuada, debemos disponer de un terreno donde le dé el sol como mínimo de unas cinco horas diarias y con disponibilidad de agua abundante.

También tendremos que concienciarnos que el jardín tradicional de verduras y hortalizas requiere mucho trabajo tanto en la planificación como en el mantenimiento del mismo.

*Más información: Jardín de verduras y hortalizas

 

maceta berenjena
Ilustración de maceta con berenjena. Tomates y berenjenas crecen bien en macetas.

Jardín de verduras y hortalizas en macetas: Desafortunadamente, sobre todo en las grandes urbes, son la minoría los que poseen una superficie suficiente como para iniciarse en un jardín tradicional de verduras y hortalizas. En este caso, existe la posibilidad de producir algunas verduras y hortalizas en las terrazas o balcones utilizando macetas o contenedores.

Evidentemente , este tipo de cultivo no puede cubrir las necesidades de una familia o incluso de una persona, pero si que puede proporcionar algunas verduras u hortalizas de superior calidad y frescura que, además de decorar la terraza o balcón, proporcionarán la satisfacción de ver como se producen los frutos del trabajo personal.

Con respecto a las verduras cultivadas en el jardín, las que se cultivan en macetas ofrecen la ventaja de no necesitar tanto cuidado y de ser transportadas a lugares más adecuados cuando les convenga.

Por ejemplo, las macetas no requieren ser desherbadas tan frecuentemente como cuando se cultivan en el suelo o una maceta puede transportarse a un lugar soleado o resguardado del viento si hace falta.

Cultivo mixto de plantas ornamentales con verduras y hortalizas: En jardines más pequeños, o cuando no se desea fraccionar el jardín para crear una parcela exclusivamente destinada al cultivo de estas plantas, se puede optar por crear un jardín mixto de plantas decorativas con algunas verduras y hortalizas.

En este caso se escogerán aquellas plantas alimentarias cuya combinación con otras hierbas o flores resulte más decorativa. Por ejemplo, algunas variedades de judías, poseen flores de colores muy atractivos que pueden utilizarse para decorar un rincón del jardín y, al mismo, tiempo proporcionar alimento.

Entre estas tenemos el ayocote (Phaseolus coccineus) procedente de México, una especie trepadora que puede llegar a los 3 metros de altura y cuyas legumbres pueden alcanzar los 15 cm de longitud, aunque lo que más destaca desde un punto de vista decorativo son sus grandes flores de color escarlata. 

Tratamiento contra las plagas de jardín con ajo

rociar las plantas con ajo contra las plagas Se necesita 1 cabeza de ajos (50g. aprox. ) y 5 litros de agua.

Se pican los ajos y se dejan macerar en 5 litros de agua durante aproximadamente 1 semana, en la nevera. Después se cuela la mezcla.

Diluir a la mitad: 1 litro del macerado con 1 litro de agua.

Colocar en un recipiente para pulverizar sobre las plantas con un spray. Es efectivo contra la mayoría de plagas y enfermedades fúngicas, pulgones, araña roja, etc.

*Más información: Tratamiento natural de plagas

 

Distribución de verduras y hortalizas en el jardín: Cultivos asociados y rotaciones

Distribuir las verduras y hortalizas adecuadamente nos permitirá una utilización mas eficiente del terreno disponible y hará posible dos conceptos que resultan necesarios para cultivar verduras y hortalizas adecuadamente: la asociación de cultivos y las rotaciones.

Asociación de cultivos: Frente a los cultivos extensivos, que presentan un solo cultivo o monocultivo, cultivar las verduras u hortalizas en un huerto familiar permite asociar diferentes cultivos, es decir plantar diferentes especies juntas. El cultivo extensivo puede presentar ventajas económicas para las grandes producciones pero un cultivo asociado presenta muchas más ventajas en el huerto-jardín .

Entre todas las ventajas, podemos mencionar las siguientes:

Aprovechar mejor el suelo: Desde un punto de vista productivo, las asociaciones permiten aprovechar mejor el suelo y sus nutrientes. Por este motivo se plantan especies que crecen verticalmente junto a otras especies que crecen horizontalmente. Por ejemplo cultivar puerros junto a lechugas. Los puerros ocupan poco espacio horizontal, mientras que las lechugas ocupan el espacio inferior que dejan los puerros y no compiten por el espacio superior. Puede decirse simplemente que entre ellas no se molestan y no se roban el espacio ni luz.

En Sudamérica es muy normal plantar las judías en los campos de maíz, una vez esta planta alcance un par de palmos. De esta manera las judías, que son plantas con tallos volubles, se enroscan en los tallos del maíz y pueden crecer adecuadamente, lo que evita tener que colocar cañas para entutorarlas tal como ocurre en la mayoría de países del mundo. Para aprovechar al máximo el terreno, dado que las dos plantas, tienen crecimiento vertical, se plantan debajo de ellas calabazas que aprovechan el espacio horizontal

Igualmente suelen plantarse las verduras de hoja que poseen raíces superficiales junto a las hortalizas de raíz que tienen las raíces más profundas para que no compitan por algunos nutrientes. Así , por ejemplo, las zanahorias necesitan absorber mucho más potasio que se encuentra en las capas más profundas, mientras que las lechugas necesitan más nitrógeno que abunda más en las capas superficiales. Por lo tanto las zanahorias combinan muy bien con las lechugas.

Otras veces se plantan en el mismo lugar especies que crecen en épocas diferentes

Disminuir el nacimiento de malezas: Combinar diferentes plantas permite una ocupación más completa del terreno lo que incide en una menor disponibilidad de luz y nutrientes. Todo ello disminuye la producción de malas hierbas.

Mejorar las condiciones del terreno: Algunas especies son capaces de cambiar las condiciones del suelo, permitiendo que otras especies puedan aprovecharse. Así por ejemplo si plantamos legumbres, como la soja o las judías junto con ciertas verduras u hortalizas, las legumbres proporcionan nitrógeno al suelo del cual se pueden beneficiar algunas hortalizas como los tomates.

Beneficiar a especies cercanas: No debemos olvidar tampoco el papel que algunas verduras u hortalizas desempeñan en el control de plagas y enfermedades de las plantas. Así, por ejemplo, rodear nuestras rosas con ajos, además de incrementar el olor de las flores, les ayuda a prevenir la aparición de pulgones.

Esta capacidad para producir substancias que actúan sobre otras plantas o sobre el medio se conoce como alelopatía vegetal. Se debe conocer de que manera puede influir una planta sobre las que le rodean para saber si estas influencias pueden favorecerle o perjudicarle. En el caso de la relación del ajo con las rosas resulta positiva, sin embargo, en algunas otras ocasiones, resulta perjudicial. Plantas ruda al lado de un rosal también le protege de enfermedades.

 

Asociación de cultivos y rotación de cultivos

Conocer los mejores cultivos asociados con una determinada planta es la mejor manera de aumentar la productividad de este cultivo y evitar posibles interacciones, como las que se producen entre los ajos y las legumbres, que no se asocian bien, por lo que no deben plantarse juntas.

*Más información: Asociación de cultivos

huerto
Foto de huerto en el que se ha planificado la distribución correcta de las diferentes verduras y hortalizas

 

Rotación de cultivos :La rotación de cultivos supone que las verduras y hortalizas no deben plantarse siempre en los mismos lugares. Se ha comprobado que, si se plantan estos alimentos en el mismo sitio, se suele fomentar la aparición de enfermedades.

Así, por ejemplo, si se plantan verduras de la familia de las coles en el mismo sitio y de una manera seguida, al cabo de poco tiempo de desarrollan abundantes plagas que afectan a estas plantas. Por el contrario, si su cultivo se alterna con otras plantas, como guisantes, espinacas o zanahorias, estas enfermedades están mucho más controladas y no hace falta utilizar plaguicidas.

La rotación de cultivos también permite controlar el nivel de minerales del suelo, manteniendo una cantidad bastante elevada para que no tengamos que aportar una proporción extra tan elevada. Por ejemplo, el cultivo de legumbres ( judías, lentejas, garbanzos, cacahuetes, soja, etc) enrique el suelo por la capacidad que tienen estas plantas de fijar nitrógeno de la atmósfera.

Las leguminosas son una de las plantas mejores para mejorar los nutrientes del suelo. Poseen en sus raíces unos nódulos en donde abundan las bacterias del género Rhizobium leguminosarum que se llaman bacterias nitrificantes y que son las responsables de fijar el nitrógeno Parte de este nitrógeno queda en el suelo enriqueciéndolo.

Al plantar verduras y hortalizas, después de haber cultivado leguminosas o en combinación con ellas, se aprovechan del excedente que queda en el suelo. La rotación de cultivos supone conocer las técnicas para combinar las cultivos adecuados de una manera conveniente.

*Más información: Rotación de cultivos

 

Cuándo sembrar, plantar o recoger las verduras y hortalizas

Para plantar las verduras y hortalizas existe una época adecuada. Lo mismo puede decirse de la recolección. El " Calendario de cultivo de verduras y hortalizas" proporciona al horticultor la época ideal de plantación y recogida para este tipo de plantas.

calendario cultivo

punto rojoMás información sobre cultivos del huerto, tareas y cuidados en el listado superior.

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2014 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.