Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

EL CULTIVO DEL GRANADO

(Punica granatum)

EL GRANADO

angelica

Foto de granada

Granado. Características

Arbusto de hojas caducas (en climas no subtropicales) o perennes (en climas subtropicales) de la familia de las Litraceas de entre 8 y 5 metros de altura si se cultiva en el suelo y mucho menos elevado, en caso de cultivarlo en macetas o contenedores, cuando no suele superar más de 1 metro.

Tallos retorcidos, espinosos, de corteza grisácea. Hojas oblongas, simples, verde brillantes de entre 5 y 7 cm de longitud.

Flores rojo brillantes, compuestas cada una de 5 pétalos con corola en forma de tubo o y con el labio inferior más alargado que el superior. Existen variedades con flores que presentan tonalidades blanquecinas

Los frutos, llamados granadas, son bayas globulosas con mamelón inferior. Están cubiertas por una piel marrón-rojiza de textura coriácea.

Dentro de esta piel se encuentran las semillas agrupadas en el interior de varias cavidades separadas (lóculos). Las semillas están rodeadas cada una de ellas por una envoltura de pulpa semitrasparente rosado-rojiza (sarcotesta) que constituye la parte comestible del fruto. (¡Atención!: Las especies nanas cultivadas en maceta presentan frutos no comestibles)

El granado florece durante el verano y las granadas se recogen en otoño.

La principal especie enana es la Punica granatum var. nana. Se trata de un arbusto de 1 metro de altura como máximo que presenta flores aisladas de color rojo anaranjado y frutos pequeños.

Granado. Riego

Cultivado en el suelo, es una planta muy resistente a la sequía y, generalmente, tiene bastante con el agua de lluvia. Sin embargo, prefiere un buen grado de humedad en el suelo para producir frutos abundantes y de buena calidad. Así pues, un buen riego durante la primavera y un par de riegos en verano acrecientan y mejoran la producción de granadas.

El riego demasiado abundante a partir del momento en que el fruto empieza a madurar produce frutos agrietados.

Las especies enanas destinadas a ser cultivadas en macetas necesitan un riego muy abundante al llegar la época de crecimiento, cuando deberán regarse dos veces por semana. Durante el resto del año, es suficiente realizar un riego cada 10 o 15 días.

Igualmente es importante en estas últimas variedades mantener un grado de humedad ambiental elevado, por ello conviene vaporizar el ambiente cuando la temperatura suba por encima de los 20ºC y la humedad ambiental sea baja. La humedad ambiental interior debería situarse entre el 60 y 70%

Granado. Clima y emplazamiento

Crece muy bien en climas subtropicales o tropicales, donde suele cultivarse por sus frutos.

El granado necesita de exposición solar y de calor en verano y otoño para que sus frutos puedan desarrollarse bien. A pesar de ello, temperaturas por encima de los 40ºC estropean los frutos. La temperatura ideal para esta planta se encuentra entre los 18 y los 25ºC. Además necesita un tiempo seco y una temperatura de unos 35ºC para que se produzcan los frutos.

En zonas más frías puede cultivarse adecuadamente siempre que las temperaturas no sean frías cuando el granado ha producido flores y frutos. Si hiela cuando ha producido flores estas no fructifican y el frío detiene el crecimiento de los frutos.

En zonas no subtropicales se suelen cultivar más como árboles decorativos de jardín por el valor de sus flores rojas en verano y de sus hojas ocres en otoño.

Aunque la planta es resistente a las heladas en invierno, siempre que los periodos de helada no sean demasiado prolongados, la temperatura no debería bajar de los -12 a los -15 grados centígrados.

Así pues, es mejor plantarlo en zonas cálidas o templadas que en zonas frías, aunque existen algunas variedades que pueden resistir temperaturas invernales de hasta -20ºC.

Es mejor plantarlo en un lugar soleado, protegido de los vientos

Las especies cultivadas en macetas son menos resistentes al frío y, al llegar el invierno, si la temperatura es inferior a 10ºC, es mejor introducirlos en casa, junto a una ventana soleada y con temperaturas nunca inferiores a la mencionada. Deberán plantarse en contenedores con un diámetro mínimo de 35cm.

Granado. Suelo, preparación y abonado

Necesita suelos profundos, bien drenados, húmedos y frescos.

Crece rápidamente en terrenos de aluvión y los arenosos.

No crece en suelos arcillosos y compactos.

Tolera suelos con pH ácido o neutro

Las especies cultivadas en macetas en el jardín prefieren un suelo tipo "tierra de jardín" con mezcla de arena y mantillo.


Granado. Reproducción y mantenimiento

La reproducción del granado es muy variada, dado que puede realizarse de maneras muy diversas: mediante plantones, mediante esquejes, mediante semillas, mediante chupones de raíz, por acodo o por injerto.

Para los granados que se plantan como árboles frutales en el campo se pueden utilizar plantones obtenidos en viveros. La plantación se suele realizar a raíz desnuda a principios de primavera o finales de invierno en hoyos de medio metro de profundidad y a una distancia de unos 4 a 6 metros uno de otro.

Antes de plantar los granados en el huerto, la tierra debe prepararse previamente, eliminando las malas hierbas y labrando la tierra para airearla y añadir estiércol. (Véase como plantar un árbol frutal)

La reproducción por esqueje es incluso más común que la reproducción por plantones. Los esquejes de leña dura se cortan a finales de invierno o principios de primavera. Se introducen en tierra arenosa y se mantienen en un lugar cálido para que produzcan raíces. También se pueden realizar esquejes de leña blanda de mirtillo sobre tierra de jardín. Posteriormente, estos últimos esquejes serán injertados.

Sea a través de esquejes de madera dura o blanda, después que hayan producido raíces se plantan en macetas de un diámetro de unos 10 o 15 cm.

Para los ejemplares decorativos de jardín se utilizan siempre esquejes de tallos sin flor que son introducidos durante una noche en agua con hormonas para facilitar el enraizamiento.

Los chupones de raíz, si se separan con cuidado, arraigan muy bien cuando se vuelven a plantar.

La reproducción por semilla se suele emplear poco debido a que es un proceso más lento y con resultados menos controlables. Además, algunas variedades de granado no aceptan este tipo de reproducción. En todo caso, si se desea, puede realizarse con semillas en tierra de semillero y colocar el semillero en un lugar a una temperatura de 22ºC.

De igual manera el acodo es un tipo de reproducción muy poco utilizado para el granado.

¿Qué faenas de mantenimiento tiene el granado?

Fundamentalmente se requiere mantener la tierra libre de malas hierbas debajo del árbol. El acolchado puede facilitar que el árbol se mantenga libre de hierbas.

Es necesario realizar algunas podas en los árboles que van a ser destinados a la producción de frutos. En primer lugar, se requiere una poda de formación en forma de vaso que de la forma definitiva al árbol.

En segundo lugar, cuando el árbol ya está formado se deberán realizar podas de aclareo anuales con el objetivo de limpiar el árbol de material enfermo o roto, eliminar las ramas que estorben por el centro o los chupones que crezcan en el tronco.

La poda de rejuvenecimiento se suele realizar cada tres años, a partir de cuando el árbol adulto empiece a bajar la producción.

¿Deben abonarse los granados?

Una vez las plantas estén bien arraigadas, debería añadirse fertilizante de uso general cada 3 años en una cantidad de unos 300 gramos por cada árbol.

Granado. Recolección y conservación

Normalmente los granados producen granadas al cabo de 2 o tres años después de haberse plantado. Las granadas pueden empezar a recogerse a principios de otoño en variedades tempranas.

Las variedades más tardías deberán recogerse a finales de otoño o principios de invierno.

Sean tempranas o tardías las granadas de un granado se recogen en varias tandas, dado que la maduración de los frutos no se produce a la vez en todos ellos, por lo que habrá que dar varias pasadas a cada árbol.

Hay que procurar no recogerlas verdes ni que estén demasiado maduras. En el primer caso, los frutos tienen poco dulzor. En el segundo caso, existe una mayor posibilidad de que los frutos se abran lo que las hace inadecuadas para la venta.

Almacenaje. Las granadas pueden almacenarse varias semanas a una temperatura de 4 - 6 ºC.

Ver toxicidad. Granado. Plagas

Las principales plagas del granado son las siguientes:

- Cochinillas.

- Pulgones

- Arañas rojas

- Moscas blancas

- Barrenillos (Anisandrus dispar): produce galerías en la corteza

Ver toxicidad. Granado. Enfermedades y anomalías del fruto9

Las principales enfermedades del granado son las siguientes:

- Podredumbre gris (Botrytis cinerea): Producida por el hongo (Botrytis cinerea) que se desarrolla fundamentalmente en condiciones de humedad. Ataca numerosas bayas, entre ellas las fresas, las frambuesas o los arándanos, hortalizas como los tomates o cebollas y numerosas plantas de jardín.

- Cribado o perdigonada (Clasterosporium carpophilum): Es un hongo que ataca a todos los frutales. Produce agujeros en las hojas como si hubiesen sido afectadas por los perdigones del disparo de una escopeta de caza. Posteriormente, las hojas se secan y caen

Las ramas también son atacadas y se forman chancros que pueden estropear una rama.

Las principales anomalías son:

- Frutos abiertos. Generalmente por un exceso de agua a partir de cuando comienzan a madurar.

- Frutos resecos. Por un exceso de exposición al sol.

punto rojo Más información sobre cultivo de plantas.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil