Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

CONSERVACIÓN Y LIMPIEZA DEL KÉFIR

COMO LIMPIAR Y CONSERVAR EL KÉFIR

El kéfir debe estar siempre sumergido en un medio húmedo

Para una correcta conservación del kéfir, es necesario que siempre esté sumergido en un medio húmedo donde pueda reproducirse sin problemas. Éste medio puede ser el agua o la leche, lo que consideremos que se adapta mejor a nuestras necesidades.

Además de un medio húmedo, las cepas también necesitan un mantenimiento periódico para su correcto crecimiento. Para mantenerlo se debe realizar un lavado con agua y un "saneamiento" o limpieza de las cepas.

La frecuencia de este lavado dependerá de la rapidez con la que se reproduzcan las cepas.

¿Cómo limpiar el kéfir?

Una correcta conservación también reside en la eliminación de esas cepas que ya no sean reproducibles y por tanto, no fermentables con lo cual no nos aportan sus beneficios.

Éste proceso de limpieza o “saneamiento” se puede realizar mediante la inspección de las cepas a simple vista cuando se aprecie cambios de textura y color de éstas.

Solo debemos fijarnos en el color que adquieren, si dejan de ser un blanco frío y empiezan a tener tonos más cremosos y cálidos. En este momento, deberemos retirarlos.

Igualmente, procederemos a su eliminación si su viscosidad difiere de la original, perdiendo elasticidad y volviéndose más densos de lo habitual.

Si se realizan todos los sistemas de conservación correctamente pero, aún y así, observamos algún cambio extraño en su olor, sabor o estructura, se recomienda prescindir de su consumo con el fin de evitar posibles repercusiones negativas en la salud del consumidor.

¿Se puede secar el kéfir?

Si no se puede realizar éste mantenimiento periódico, se aconseja colarlo y secarlo. Una vez seco, se puede guardar deshidratado.

¿Se puede guardar en la nevera el kéfir?

Después de colarlo, también puede mantenerse en la nevera durante un tiempo. Para ello, colarlo bien, añadirle azúcar y dejarlo en la nevera.

¿Se puede congelar el kéfir?

Después de colarlo, y secarlo, si se desea descansar una temporada, se puede congelar.

¿Cómo recuperar el kéfir una vez se ha secado, congelado o dejado en la nevera?

Posteriormente, cuando se desee consumir, en caso de haberlo mantenido en nevera deberá ser colado y se le deberá añadirle leche nuevamente.

En caso de haber sido congelado, se realizará el mismo procedimiento aunque previamente se debe descongelar en nevera. Una vez descongelado en la nevera, se le añadirá agua y azúcar para que recupere su actividad. Cuando la haya recuperado, se sacará de la nevera, se colará bien y se le añadirá leche.

Si se ha mantenido seco, necesitara ser hidratado de nuevo durante 15 días, en cualquier de los dos medios anteriores, es decir en agua o en leche.


Más información sobre el kéfir en el listado superior

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil