indice
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MALA CIRCULACION EN LAS PIERNAS

 



 

Mala circulación en las piernas






La mala circulación en las piernas es un problema circulatorio por falta de fluidez sanguínea en las piernas. La sangre queda retenida en los miembros inferiores causando dolor, pesadez u otros síntomas que hacen que la persona que los sufra disminuya su calidad de vida.

 

Síntomas de mala circulación en las piernas:

 


Entre los principales síntomas de falta de circulación en las piernas podemos mencionar los siguientes:

Síntomas menos graves que pueden indicar la formación de una mala circulación en las piernas: Pesadez en las piernas, pesadez en los pies, dolor, pinchazos, piernas frías, calambres, perdida del bello, heridas que no cicatrizan, etc.

Síntomas más graves que demuestran que nos encontramos ante problemas circulatorios serios en las piernas: aparición de úlceras o llagas en las piernas, varices, dificultad en el desplazamiento, calambres muy dolorosos.

Síntomas muy graves: piernas moradas, flebitis, claudicación intermitente (Esta enfermedad consiste en un estrechamiento de las arterias de las piernas que hace que la circulación sanguínea sea pobre, que llegue poco oxígeno a los músculos y, por lo tanto, que las piernas duelan mucho después de un ejercicio o caminata de poco esfuerzo. En casos peores, infecciones en el hueso o gangrena.

 


Causas
de mala circulación en las piernas


El principal problema que conlleva a una mal circulación en las piernas es el endurecimiento y obstrucción de los vasos sanguíneos por la acumulación de placas de grasas y minerales. Es lo que se conoce como aterosclerosis, que es responsable no solamente de la mala circulación en las piernas sino de una mala circulación en general.

Hay una serie de factores que pueden ayudar a la formación o al agravamiento de la mala circulación en las piernas como son:

- Enfermedades: la obesidad, la diabetes, el colesterol...

- El sedentarismo: La falta de ejercicio, además de contribuir al desarrollo de las enfermedades anteriores, debilita los músculos de los vasos sanguíneos y posibilita la mala circulación en las piernas. Estar sentado muchas horas frente al ordenador o televisor conlleva un estancamiento de la sangre en las extremidades inferiores que puede favorecer la aparición de mala circulación en las piernas.

- Permanecer de pie muchas horas: Cuando una persona por razones de trabajo debe permanecer de pie muchas horas, la sangre no circula bien en las piernas y aparecen Síntomas de una mala circulación en los miembros inferiores, como piernas pesadas, varices, etc.

- La dieta: Una dieta inadecuada, con mucha grasa saturada, y falta de alimentos naturales vegetales produce la obstrucción de los vasos sanguíneos y conlleva al desarrollo de muchas enfermedades que favorecen la mala circulación en las piernas.

- El tabaquismo y la cafeína : La nicotina es un vasoconstrictor es decir disminuye el grosor de las arterias y los vasos coronarios, aumenta el ritmo cardíaco e incrementa la presión arterial. La cafeína, aunque es vasodilatadora, favorece la hipertensión y las arritmias.

- Ciertos medicamentos que estrechan los vasos sanguíneos y dificultan la circulación.

- El frio: El frio constriñe los vasos sanguineos.

- El estres: Una situación de estrés mantiene los vasos sanguíneos constriñidos durante demasiado tiempo por lo que puede perjudicar la circulación. Se ha comprobado que, al disminuir el estres, mejora la circulación.

 

Diagnostico y tratamiento de la mala circulación en las piernas


Para evitar la mala circulación en las piernas deberíamos tener en cuenta una serie de consejos:

 

-Realizar ejercicio habitual: practicar algún deporte en general y , principalmente, caminar, correr, subir escaleras, o ir en bicicleta ayuda a mantener la circulación de las piernas en buen estado.

- Alternar los periodos de trabajo a pie con los de sentado y los de sentado con los de a pie: De esta manera se consigue evitar que la sangre quede estancada y los miembros inferiores descansen. Las personas que trabajan muchas horas sentadas frente a un ordenador, una caja registradora o una mesa de trabajo deben tomar un descanso de vez en cuando, levantarse y caminar un poco. Al contrario de ellas, las personas que están muchas horas de pie, deberán tomar un descanso de cuando en cuando.

Para la mala circulación en las piernas resulta adecuado sentarse o estar tumbado con los pies más altos que la cabeza durante un rato. De esta manera se facilita el retorno de la sangre y se consigue mejorar la circulación.

- Utilizar la ropa y el calzado adecuado: Procurar llevar una ropa holgada que no aprieta mucho en la cintura o en las piernas. Hay que tener cuidado que la goma de los calcetines no presione demasiado y ahogue el paso de la sangre. Los zapatos deberán ser cómodos para permitir un buen riego sanguíneo a los pies.

Unas medias compresivas pueden ayudar a mejorar la circulación de las piernas en personas que están muchas horas de pie.

En invierno abrigarse bien para evitar que el frío afecte a la circulación.

- Utilizar la dieta adecuada para la circulación: ( Ver más información en el listado superior)

- Utilizar remedios con hierbas y suplementos que mejoren la circulación

Más información sobre remedios naturales para la mala circulación en las piernas en el listado superior.

El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

El mundo de las Plantas
Copyright ©1999-2011 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados