indice
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

...

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

Medicina alternativa


PROPIEDADES MEDICINALES DEL ANÍS

(Pimpinella anisum)

 








 

Características del anís

Dibujo de la planta

 

Nombres vulgares:

- Castellano: Anís, matalauva, matalahúga, hierba dulce, pimpinela blanca. La palabra anís procede del latín "Anisum" que a su vez deriva del griego "Anisos" mientras que la palabra matalahúga viene del árabe habba-halaua (= simiente dulce)

- Catalán: Anís, matafaluga

´Portugués: Erva-doce

- Francés: Anís

- Alemán, : Anís

- Italiano: Anice

- Inglés: Anise, aneseed, anís

Nombre científico : Pimpinella anisum L. = Anisum vulgare

Familia. Umbelíferas

 

Descripción del anis:

 

Planta perenne de la familia de las umbelíferas de hasta 50 cm de altura.

Tallos erectos, pubescentes, redondeados y estriados que nacen de una gran raíz leñosa .

Hojas pecioladas; las inferiores acorazonadas y lobuladas de 2-5 cm de longitud; las superiores lanceoladas lineares y muy divididas.

Flores blancas de unos 3mm de diámetro, reunidas en umbelas, largamente pedunculadas, con cinco pétalos.

Frutos de entre 3-5 mm de longitud, en diaquenio, aromáticos y provistos de 5 surcos.

Hábitat:

Procede del este de Europa en la zona que comprende actualmente Oriente Medio, Turquía, Egipto, Grecia y las islas griegas, donde crece silvestre. En la actualidad aparece como especie cultivada en muchas regiones cálidas del mundo aunque resulta muy difícil naturalizarse fuera de su lugar de origen y solamente se cultiva a partir de semillas plantadas en el mes de abril ( Véase más detalles de su cultivo en el listado superior)

Entre los principales productores del mundo se encuentra Turquía, , China, India, México, España y Alemania. El anís de mejor calidad se produce en España.

 

 

 


Componentes del anís

- Ácidos : ascórbico, anísico, cafeico ( frutos) clorogénico ( planta)

- Terpenos: alfa-pineno, beta-pineno, sabineno, beta-bisolobeno, beta-farneseno, alfa-zingibereno. (fruto)

- Cumarinas: bergapteno, escopolatina,

- Aceite esencial, rico en anetol = transanetol, dianetol, fotoanetol, timol, eugenol. (fruto y planta)

- Flavonoides: rutina ( fruto), quercetina, luteolina( planta)

- Furfural (Fruto)

- Isovitixina ( Fruto)

- Estigmaterol ( Planta)

- Minerales: boro, calcio, cobre, fósforo, hierro, magnesio, manganeso, potasio, sodio, cinc. (fruto)

 

PROPIEDADES MEDICINALES DEL ANÍS

 

Usos tradicionales del anís


Desde la antigüedad la planta del anís ha sido utilizada como planta medicinal, como especia y como alimento. La primera referencia histórica aparece en el año 1550 A.C en los famosos papiros egipcios de Ebbers, que pueden considerarse como uno de los primeros tratados de plantas medicinales.

Fue utilizado habitualmente en la India o en China. Era habitual su uso en la cultura griega y romana.

Aparece en De Materia Medica del griego Dioscórides. Plinio, escritor griego, habla de la importancia de masticar sus frutos para quitar el mal aliento después de comer y del como esta planta, cuando se colocaba al lado de la cama, era capaz de tranquilizar a las personas y favorecer el sueño.

Con harina y anís los romanos elaboraban un pan especial que se conocía con el nombre de " mustaceum" y que utilizaban al final de las comidas para facilitar la digestión. Además de alimento, lo utilizaban habitualmente para multitud de aplicaciones , como, por ejemplo, para disminuir los nervios, para el tratamiento de la epilepsia, para mejorar la digestión o para abrir el apetito. Su importancia era tan grande que se utilizó como moneda.

Sus usos medicinales fueron aumentando, de manera que, a partir del siglo XV o XVI fue utilizado habitualmente por la mayoría de los médicos naturistas y de la población en general. Incluso en esta época llego a utilizarse como cebo para cazar los ratones, debido a que el aroma atraía estos roedores.


Usos medicinales más importantes


Preparados de anís para uso interno:

 

- Aparato digestivo : El anís posee propiedades carminativas, estomacales, antiespasmódicas y sedantes. Estas virtudes se utilizan para el tratamiento de anomalías del aparato digestivo como:

 

- Aerofagia : Muchos de los componentes del aceite esencial de sus frutos, pero especialmente el anetol, le proporcionan propiedades carminativas, por lo las preparaciones de estos frutos serán muy útiles para expulsar el exceso de gases acumulado en el aparato digestivo. ( Infusión de unos un pellizco de frutos por taza de agua. Tomar una taza antes o después de las comidas principales)

Flatulencias: Las flatulencias o ventosidades son el resultado del exceso de gases en el aparato digestivo. Una manera muy útil de combatir el flato es utilizar los frutos de esta planta. El anís verde constituye uno de los mejores carminativos, capaz de forzar la expulsión del exceso de gases acumulado en el intestino y disminuir la producción de los mismos, lo que ayuda a eliminar la hinchazón abdominal y resulta útil en la eliminación de los dolores que acompañan al vientre hinchado. ( Infusión durante 10 minutos de 1 cucharadita de semillas secas por taza de agua. Beber un par de tazas al día tomando tres o cuatro sorbos de tanto en tanto)

 

Infusión mixta para eliminar el flato y la hinchazón

El hinojo, el comino, el coriandro y el anís constituyen,cada uno por separado, los mejores remedios para aliviar la hinchazón producida por la acumulación de gases en el aparato digestivo que causan las malas digestiones. Combinar los tres en el mismo preparado no hace sino acrecentar sus propiedades medicinales.

Mezclaremos a partes iguales los frutos de las cuatro plantas. Cuando tengamos la sensación de tener el estómago demasiado hinchado, realizaremos una infusión con una cucharadita de la mezcla por vaso de agua.

 

- Gastritis: El anís contiene mas de 20 componentes antiespasmódicos y casi la mitad de sedantes. Estos principios le otorgan la capacidad de evitar la muchos problemas de " nervios de estómago", entre los que podemos mencionar la gastritis nerviosa, conocida más científicamente como dispepsia nerviosa. ( Utilizar el tratamiento anterior)

- Acidez de estómago : El anís verde es capaz de reducir la acidez producida por la gastritis o cuando esta responde a problemas de estrés o nerviosismo. Mezclar 100 gr de frutos machacados con 100 gr de azúcar y 80 gr de carbón en polvo. Tomar 2,5 gr de este polvo con un poquito de pan cuando aparezca la acidez.

- Digestiones difíciles : Su contenido en anetol le proporciona propiedades digestivas, mientras que el bisolobeno presenta propiedades estomacales. Ambos ayudan al estómago a digerir mejor los alimentos. ( Infusión de una cucharadita de frutos secos por vaso de agua. Beber dos vasos al día) ( Maceración al 50 % de semillas secas machacadas con raíz seca de genciana. Mantener la mezcla en maceración durante 10 días. Tomar una cucharada antes de comer)

- Dolor de estómago y cólico abdominal: La capacidad para reducir muchos de los problemas que afectan al estómago y a los intestinos la hace muy adecuada para el tratamiento del dolor de estómago o dolor de vientre del que muchos de estos factores son responsables.

- Falta de apetito: El anís estimula la digestión consiguiendo abrir el apetito siendo adecuado en casos de inapetencia o anorexia. ( Infusión de media cucharadita de frutos secos por taza de agua. Tomar un par de tazas al día) .

- Mal aliento: Las propiedades bacteriostáticas de la quercetina son capaces de inhibir el crecimiento de las bacterias en la boca. Las secreciones de estos microorganismos son responsables en muchos casos de la halitosis. Por otra parte, el anís verde contiene mas de veinte componentes aromáticos ( timol, linalol, geraniol, estragol, limoneno, camfeno, alfa-pineno, alfaterpineno, etc). Estos principios son capaces de enmascarar el mal olor de boca, proporcionando a la persona un aliento fresco y agradable. El uso de los frutos del anís verde como remedio para quitar el mal aliento se encuentra extendido en la mayoría de las culturas. ( Masticar tres o cuatro frutos de anís después de las comidas)

 

- Enfermedades respiratorias : El anís posee propiedades expectorantes debidas principalmente a su contenido en anetol, timol y terpineol. Además es una de las plantas que contiene más principios antiinflamatorios y es un buen antitusivo . Todo ello le permite ayudar a los pulmones a expulsar las secreciones producidas en los bronquios, a reducir la inflamación y a disminuir la tos. El uso de esta planta se recomienda en anomalías del aparato respiratorio como:

 

- Bronquitis : El uso de esta planta ayudar a expulsar las mucosidades y a rebajar la inflamación. ( Infusión de media cucharadita de frutos secos por taza de agua. Tomar dos o tres tazas al día después de comer) ( Tomar 1 ml de tintura dos o tres veces al día)

- Catarro: En los resfriados o catarros el uso de infusiones de anís ayuda a los enfermos a sentirse mejor. ( Infusión de media cucharadita de frutos secos por taza de agua. Tomar dos o tres tazas al día después de comer)

- Asma: Utilizado en el tratamiento del asma, ayudará a mejorar la respiración al disminuir las secreciones en el pecho de la persona enferma. No debemos olvidar que esta planta contiene casi 40 principios antiinflamatorios capaces de aliviar el estreñimiento bronquios que produce esta enfermedad. Sus propiedades antitusivas reducirán los ataques de tos. ( Infusión mixta de media cucharadita a partes iguales de Anís menta y tomillo. Beber dos o tres tazas diarias)

 

Enfermedades del sistema nervioso : Componentes como el alfa-pineno, alfa terpineol, estigmaterol, eugenol, linalol o timol le confieren propiedades sedantes que pueden ser utilizadas para calmar los nervios. Estas propiedades ya se han mencionado anteriormente como muy adecuadas en caso de problemas gástricos de origen nervioso pero también pueden ser usadas en otras anomalías del sistema nervioso como:

 

- Nerviosismo: La infusión de los frutos de esta planta ayudaran a sentirnos más tranquilos ( Infusión de una cucharadita de frutos secos por taza de agua. Beber un par de tazas al día)

- Astenia nerviosa (neurastenia): Cuando la debilidad corporal, las pocas ganas de trabajar o el poco interés hacia las cosas se deba a causas psíquicas, el uso de preparados de esta planta puede ayudar a levantar el ánimo. ( Infusión de media cucharadita a partes iguales de frutos de Anís e hinojo. Beber un par de tazas al día)

 

Otros usos medicinales:



Se ha comprobado que esta planta resulta adecuada para el tratamiento de otros anomalías:

- Menstruaciones difíciles: Los frutos del anís verde ayudan a regular la menstruación por lo que pueden ser utilizados para combatir los problemas de reglas dolorosas o cuando estas se retrasan o lo hacen irregularmente. ( Infusión de una cucharadita de frutos secos por taza de agua. Beber tres tazas diarias)

 

- Falta de deseo sexual: Se le atribuyen al anís propiedades afrodisíacas capaces de aumentar la libido. ( Un vaso por la noche de la infusión de una cucharadita de semillas trituradas en un litro de agua ) ( No sobrepasar la dosis o tomar durante mucho tiempo para evitar efectos secundarios )

- Modificador del sabor: El anís se utiliza en combinación con otras plantas medicinales para modificar su sabor y olor. Su sabor dulce y su olor agradable permite beber algunos preparados derivados de ciertas plantas cuyos sabores y olores no permitiría ser ingeridos si se tomasen solos.

 

 

Preparados de anís para uso externo:

 

Utilizado externamente, el anís se utiliza principalmente como antiséptico en el tratamiento de enfermedades respiratorias de las vías respiratorias o para el tratamiento de las úlceras de boca.

Para el tratamiento de las anginas, faringitis o laringitis se pueden realizar gárgaras con la infusión mixta a partes iguales de frutos de Anís machacados y hojas secas de malvavisco, menta y salvia.

En caso de úlceras de la boca se pueden realizar enjuagues bucales con el preparado anterior.

 

Otros usos no medicinales del anís

Además de sus usos medicinales, hemos de destacar otros usos muy importantes:

- El anís como especia: Como especia se utiliza abundantemente en la cocina para la confección de platos y pasteles de todo tipo. Es muy útil para aromatizar las sopas o los estofados o puede añadirse a los platos de legumbres con la finalidad de hacerlos menos flatulentos.( Ver más información sobre " El anís como especia" en el listado superior. )

 

- El anís en la industria :

La industria de la cosmética utiliza el aceite esencial para perfumar muchos productos. Así, por ejemplo, es un componente habitual de los jabones, detergentes, dentífricos, o cremas para la piel.

La industria farmacéutica utiliza el aceite esencial para disimular el mal sabor de algunos medicamentos. En la pesca doméstica se utiliza para dar aroma a los cebos con los que se atraen los peces. En la India, este producto diluido en agua se utiliza como colonia.




¿Es seguro el anís?

 

El uso de esta planta, en dosis adecuadas, no presenta toxicidad ni contraindicaciones, salvo ciertas reacciones particulares en ciertas personas sensibles a sus componentes.

No deberán ingerir el aceite esencial las mujeres embarazas o lactantes y los niños con menos de 6 años. Igualmente resulta contraproducente el uso interno de este aceite en personas con problemas del aparato digestivo o enfermedades de tipo neurológico.

Usado exteriormente el aceite esencial puede provocar reacciones adversas con aparición de ampollas o dermatitis en personas alérgicas o con enfermedades inflamatorias de la piel.

El uso interno del aceite esencial en dosis elevadas es tóxico. Este posee propiedades estupefacientes. Puede producir narcosis, convulsiones, problemas de circulación e incluso originar un coma. Su uso inadecuado puede producir síntomas parecidos al absintismo, un estado que se produce al consumir demasiada absenta, un licor que contiene anetol, El absintismo se caracterizada fundamentalmente por la falta de fuerza muscular con posibles parálisis, convulsiones y problemas mentales ( falta de lucidez, manía persecutoria, etc) ( Más información en el listado superior)

 

Recolección y conservación del anís

 

Los frutos de esta planta se recogen en verano antes de madurar completamente. La planta se cuelga en un lugar sombrío para que se seque. Una vez seca, se golpea para que caigan los frutos. Estos se secan a la sombra y se guardan en recipientes limpios y herméticos en un lugar seco y sombreado.

 

Más información sobre el anís en el listado superior

 

El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.


www.botanical-online.com



El mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

dibujosparapintar.com