¿Se pueden tomar remedios con anís durante la lactancia?

Contraindicaciones de las plantas durante la lactancia

¿Qué es el anís y para qué se utiliza?

granos de anis matalahuga

Foto de granos de anís o matalahúga

El anís, anís verde o matalahúga (Pimpinella anisum L.) es una de las infusiones más utilizadas durante la lactancia. Se trata de una planta carminativa y antiespasmótica, recomendada tradicionalmente para los retortijones y los cólicos.

Principios activos del anís

Las infusiones de anís (frutos) contienen mucho anetol, un componente que se elimina por la leche materna. Este componente, presente en el aceite esencial que se encuentra en los frutos del anís, es el característico del «olor a anís», y tiene propiedades para aumentar las secreciones digestivas, mejorar la digestión, disminuir los retortijones, eliminar los gases y calmar el dolor cólico.

Usos de las infusiones de anís durante la lactancia

Existe el remedio de se administrar infusiones de anís a la madre para que pasen los aceites esenciales del anís a la leche materna, y ejerzan un efecto terapéutico en el bebé lactante, normalmente para los gases o los cólicos del lactante.

Lo cierto es que, en este caso, en la dosis está el remedio. Aunque es un remedio tradicional muy utilizado, existen algunos casos de intoxicación, especialmente cuando se realizan de forma inadecuada.

lactancia materna

La lactancia materna presenta muchos beneficios para el bebé y para la madre.

¿Se puede tomar anís durante la lactancia?

El anís es una planta de uso alimentario, que se podría consumir, teóricamente, en cantidades normales y esporádicas, sin ningún problema, durante la lactancia.

Sin embargo, como sabemos que el anetol pasa a la leche materna y luego al bebé, no es recomendable que la madre tome estas infusiones durante el primer y segundo mes de lactancia, cuando el metabolismo del bebé es muy inmaduro. O, al menos, no es aconsejable que las tome muy cargadas de anís, o en grandes cantidades.

Peligros de los remedios con anís durante la lactancia

Se ha descrito el caso de dos bebés lactantes de menos de un mes que resultaron intoxicados tras beber sus madres unos dos litros diarios de una infusión mezcla de regaliz, hinojo, anís y galega (Galega officinalis), que son plantas utilizadas tradicionalmente para incrementar la producción de leche durante la lactancia.

Los síntomas que presentaron los bebés fueron letargia o lentitud de movimientos, que se atribuyeron al anetol (trans-anetol), presente en el anís y en el hinojo. El anetol es un componente neurotóxico que, en adultos y en dosis alimentarias, no nos afecta, pero sí puede afectar a personas sensibles como bebés y niños pequeños.

plantas prohibidas en la lactancia

Lista de plantas prohibidas en la lactancia

¿Qué remedios se recomiendan durante la lactancia?

El primer recurso a utilizar cuando existen problemas para amamantar son aquellos menos invasivos y que más influyen en la lactancia. Conviene tener en cuenta:

  • Mal agarre al pecho

  • Técnica de extracción inadecuada con sacaleches

  • Problemas en las mamas

  • Falta de reposo

  • En caso de que todo sea correcto, se puede plantear el uso de plantas medicinales adecuadas

alimentos y plantas permitidas lactancia

Lista plantas adecuadas durante la lactancia

punto rojo Más información sobre la lactancia materna.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar