Peligros de consumir anís

Toxicidad del anís: ¿Es seguro el anís verde?

El uso de esta planta, en dosis adecuadas, no presenta toxicidad ni contraindicaciones, salvo ciertas reacciones particulares en ciertas personas sensibles a sus componentes.

No deberán ingerir el aceite esencial las mujeres embarazas o lactantes y los niños con menos de 6 años. En caso de mayores de 6 años, se debe tener en cuenta que la dosis para un niño es muy inferior a la que se utiliza para un adulto, por lo que se recomienda consultar con un médico o farmacéutico antes de administrar remedios con esta planta. Igualmente resulta contraproducente el uso interno de este aceite en personas con problemas del aparato digestivo o enfermedades de tipo neurológico.

Usado exteriormente el aceite esencial puede provocar reacciones adversas con aparición de ampollas o dermatitis en personas alérgicas o con enfermedades inflamatorias de la piel.

El uso interno del aceite esencial en dosis elevadas es tóxico. Este posee propiedades estupefacientes. Puede producir narcosis, convulsiones, problemas de circulación e incluso originar un coma. Su uso inadecuado puede producir síntomas parecidos al absintismo, un estado que se produce al consumir demasiada absenta, un licor que contiene anetol.

El absintismo se caracterizada fundamentalmente por la falta de fuerza muscular con posibles parálisis, convulsiones y problemas mentales (falta de lucidez, manía persecutoria, etc.)

Más información sobre el anís.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

20 noviembre, 2021

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.