Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Remedios para la artrosis

Tratamiento natural de la artrosis

SUPLEMENTOS, VITAMINAS Y MINERALES PARA LA ARTROSIS

¿Cómo mejorar la artrosis y artritis?

La función principal de los suplementos en la artrosis es ayudar a mejorar el tratamiento convencional.

Por otra parte, se piensa que el uso de estos principios podría ayudar a suplir algunas carencias de vitaminas y minerales que presentan muchos análisis realizados en personas con artritis. (Los déficits que aparecen a las personas con artritis son: magnesio, zinc, cobre, vitaminas A, D, E y B2)

suplementos de vitaminas y minerales para el tratamiento de la artritis y atrosis
Lámina con algunos complementos alimenticios para la artritis y artrosis: vitamina C, E, omega 3, magnesio y triptófano

Los complementos alimenticios se deben acompañar de una dieta adecuada para la artrosis y artritis, es decir, rica fibra, vitaminas, minerales, y baja en grasas saturadas.

COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS - USO INTERNO

Entre los principales suplementos tenemos:

- Vitamina C: Por sus propiedades antioxidantes, la vitamina C ayuda a reducir la acción negativa de los radicales libres sobre el cartílago de las articulaciones al mismo tiempo que incentiva la producción de colágeno, la proteína principal de los huesos y cartílagos. Las necesidades diarias son de 60mg al día, que en caso de artrosis se puede aumentar hasta en dosis entre 500 y 1000 mg al día, según lo crea conveniente el profesional médico.

- Magnesio: Se han comprobado como la ingestión de este complemento ayuda a evitar o mejorar la salud de los huesos, dado que ayuda a estabilizar el calcio. (Tomar en comprimidos de magnesio, de 400 a 1.000 mg diarios)

- Omega 3: Se ha comprobado que el ácido linolénico tiene propiedades antiinflamatorias en enfermedades de las articulaciones. Por ello los alimentos, o, especialmente los suplementos, pueden ser muy adecuados para rebajar la inflamación y aliviar el dolor en enfermedades como la artritis reumatoide. (Tomar 4 nueces diariamente - Pescado azul - Semillas de chía o linaza como fuente alimentaria de omega 3)

La utilización de complementos que contienen ácido linolénico puede constituir un complemento natural al tratamiento convencional de la artritis. Parece ser que este componente reduce los niveles de prostaglandinas que son las responsables de muchos procesos inflamatorios, y que aumenta los principios antiinflamatorios naturales fabricados por el propio organismo.

- Aceite de onagra: Estudios realizados en Estados Unidos aplicaron dosis de 2,5 g de AGL al día durante un periodo de 6 meses. En este estudio se demostró que los pacientes presentaban menos dolor y que las articulaciones se encontraban menos inflamadas. (Las dosis habituales que se suelen tomar en en este caso son de unos 350 mg diarios de AGL, repartidos en dos o tres tomas con los alimentos. Generalmente se toman de 3 a 6 perlas de aceite de onagra al día, 1-2 en cada comida. Los efectos de los suplementos con ácidos grasos esenciales no son instantáneos, pueden tardar entre 2 y 6 meses en producir los cambios deseados)

- Sulfato de glucosamina: La glucosamina se encuentra de forma natural en el cartílago y contribuye a su formación. Se ha comprobado que la administración de este suplemento, si bien no cura el trastorno, ayuda a disminuir el dolor y retrasa la degradación de la articulación afectada. La dosis habitual es de 1.500 mg diarios repartidos en 3 tomas durante las tres comidas principales para que no produzca problemas intestinales. Puede producir aumento de los niveles de azúcar en las personas con diabetes.

- Vitamina E: Al igual que la vitamina C, la vitamina E es un potente antioxidante, capaz de neutralizar el desgaste articular que producen los radicales libres. Tomar suplementos de esta vitamina es una buena manera de impedir el avance de muchas enfermedades degenerativas, especialmente en personas mayores de 60 años. La dosis habitual suele ser de 400 o 500 UI diarias. También se puede obtener a partir de la ingesta de aceite de oliva virgen extra, muy rico en esta vitamina.

- Ácido fólico: Los suplementos de ácido fólico pueden ayudar a reponer las deficiencias de este componente en personas que toman medicamentos para reducir el dolor de la artrosis. (Véase el estudio de este componente para ver dosificación y posible toxicidad)

- Triptófano: Se puede administrar en caso de síntomas como insomnio o dificultades para conciliar el sueño ya sea producido por un aumento del estrés o por acumulación de nervios. El triptófano consigue relajarnos porque ayuda al cerebro a producir serotonina, la llamada " hormona de la felicidad". Puede ayudar a disminuir la ansiedad o incluso la depresión leve, dado que la serotonina presenta efectos antidepresivos y ansiolíticos. (Cápsulas según prospecto)

- Infiltraciones de ácido hialurónico: Es un tratamiento médico utilizado para tratar la osteoartritis. Se inyecta directamente en la articulación ácido hialurónico, una sustancia presente de forma natural en la articulación, que evita el desgaste de los huesos y los protege contra el rozamiento. Este tratamiento ha demostrado en muchos casos la mejoría de la calidad de vida de los pacientes y alivio del dolor. Se trata de un tratamiento médico que debe ser necesariamente ejercido por un profesional médico cualificado. (Infiltraciones de líquido articular durante 5-6 semanas)

- SAM-e: (S-adenosil-metionina) Con propiedades antiinflamatorias y regeneradoras. La dosis habitual es de 800 mg en dos tomas durante 15 dias y, posteriormente, 400 mg en dos tomas diarias.

- Pepino de mar (Bèche-de-mer) Reduce el dolor y disminuye la torpeza de las articulaciones. La dosis habitual es de 1000 mg diarios.

*Información relacionada: Plantas para la artritis

USO EXTERNO

- Crema de cayena: La cayena se elabora a partir de pimientos picantes. Contiene un componente llamado capsaicina con propiedades analgésicas, eficaz para mitigar el dolor de las articulaciones. La aplicación externa de esta crema, en combinación con alguno de los complementos superiores, puede ayudar a mitigar el dolor. Se debe aplicar productos elaborados con capsaicina normalizada entre el 0,025% y 0,075%. Esta crema es muy fuerte y puede producir reacciones en la piel las primeras veces que se usa. Limpiar bien las manos despues de usar y evitar el contacto con los ojos o las mucosas.

- Aceite de árnica: Contiene principios antiinflamatorios y analgésicos, que se utilizan para mitigar el dolor e inflamación de las articulaciones. (Aplicar una friega suave sobre la articulación dolorida con ungüento de esta planta)

- Aceite de jengibre: Se trata de una mezcla de aceite de almendras (u otro aceite base) con aceite esencial de jengibre. Se aplica localmente sobre la articulación o huesos doloridos. Las propiedades antiinflamatorias y analgésicas del jengibre ayudan a aliviar el dolor. (Preparar aceite de masaje con 100ml de aceite de almendras y 25 gotas de aceite esencial de jengibre)

punto rojoMás información sobre los plantas, vitaminas y minerales para la artritis.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil