Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

Inflamación de la vejiga: cistitis

Tratamiento natural de la cistitis

¿Qué es la cistitis?

La cistitis es la inflamación de la vejiga o de las vías urinarias.

Se produce fundamentalmente en las mujeres debido a que posen una mayor facilidad para contaminarse con las heces y por la menor longitud de su uretra (unos 4 cm en las mujeres y unos 13 en los hombres) lo que facilita el hecho que las bacterias alcancen las vías urinarias y la vejiga.

En los hombres mayores se hace más habitual que en los jóvenes por problemas más habituales en la próstata y en el control de los esfínteres.

¿Cómo se sabe que tengo cistitis?

Los principales síntomas de las cistitis son:

- Dolor en el costado

- Dolor al orinar

- Necesidad de orinar con frecuencia

- Orina maloliente o con sangre

- Dolor en las relaciones

- Fiebre

- Etc.

¿Por qué se produce la cistitis?

Las principales causas que pueden producir inflamaciones en las vías urinarias son:

- Microorganismos: La mayoría de las infecciones urinarias son causadas por bacterias, generalmente E. coli, que penetran en este órgano

- Malos hábitos de higiene. Algunas veces las infecciones de las vías urinarias se producen por unos malos hábitos de higiene después de la defecación de manera que, especialmente en las mujeres que poseen la uretra o canal de eliminación de la orina más corta que los hombres, los microbios de las heces acceden más fácilmente a través de ella. El mismo problema puede pasar cuando, después de mantener relaciones, no se procede a una higiene adecuada de la zona.

- Enfermedades:Ciertas enfermedades, como la diabetes, los cálculos del riñón, la inflamación de la próstata, etc.

- Objetos contaminados : El acceso de objetos, contaminados, en el tracto urinario o genital como las sondas, el uso de tampones o diafragmas, etc. puede ser otra de las causa de las infecciones de los riñones.)

- Traumatismos: Los golpes, caídas, accidentes en el trabajo, actividades deportivas, etc. pueden producir inflamaciones.

- Ingestión de pocos líquidos / poca micción / orina poco ácida : La orina impide la penetración de las bacterias que son expulsadas a través de esta al exterior. Beber abundantemente es una manera de aumentar los líquidos corporales y facilitar la micción. Una orina ácida es, además, un medio poco adecuado para que las bacterias se desarrollen.

Prevención de la cistitis

Para evitar la aparición de infecciones en la vejiga deberíamos tener en cuenta las siguientes consideraciones:

- Cuidar la higiene: Resulta esencial una buena higiene después de la defecación. Es importante que el lavado se realice de delante hacia atrás para evitar que los microorganismos penetren a través de la uretra. Esta norma se impone con especial obligación en las mujeres para impedir tanto las infecciones urinarias como las vaginales. Lavar la zona genital después de las relaciones es otra medida muy adecuada.

- Evitar los objetos contaminados: Se debería extremar la precaución en no contaminar los objetos que puedan acceder a esta zona (tampones, diafragmas, productos espermicidas, etc.)

- Alimentación adecuada: Una alimentación adecuada, rica en fibra y en alimentos ácidos (arándanos, cereales, pasta, pan, galletas, ciruelas, maíz, etc.), con poca presencia de azúcares, ayuda no solamente a la lucha contra el estreñimiento y la acumulación de bacterias en el organismo que este supone, sino que acidifica la orina, creando un medio poco adecuado para el desarrollo en ella de las bacterias. (Más información)

- Aumentar el consumo de agua: Una micción abundante facilita la expulsión de microorganismos.

Diagnostico y tratamiento de la cistitis

Ante la aparición de síntomas que presupongan la existencia de una inflamación de la vejiga, lo primero que se impone es la visita al médico o especialista para que, a través del análisis pertinente, determine las causas de esta inflamación, que puede darse por infección bacteriana o por otras enfermedades no infecciones, como piedras en los riñones, inflamación de los riñones, quistes, etc.

La prueba principal para el diagnóstico de la cistitis consiste en un análisis de la orina en la que se determina si existen bacterias o glóbulos blancos en la misma. Otras pruebas posible son radiografías, urografías, citoscopias, etc

El tratamiento ordinario de la cistitis consiste principalmente en la aplicación de antibióticos adecuados a las características de los microorganismos. Otros tratamientos complementarios incluyen conductas de lavado frecuente de la zona genital, especialmente antes y después de las relaciones, ingestión de alimentos que aumenten la flora beneficiosa en el aparato urinario como los yogures o beber agua en cantidad para aumentar la micción, lo que facilita la expulsión de bacterias patógenas.


El tratamiento natural de la cistitis supone la utilización de una serie de remedios naturales que pueden ayudar a prevenir o solventar la infección.

punto rojo Más información sobre el tratamiento natural de la cistitis.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil