Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Incontinencia urinaria en mujeres y hombres

Incontinencia urinaria por estrés

¿Qué es la incontinencia urinaria?

incontinencia

La incontinencia es un trastorno que puede afectar tanto a los hombres como a las mujeres, aunque es más habitual es estas últimas, ya que se considera que una de cada diez mujeres tiene incontinencia.

La incontinencia es un trastorno caracterizado por la perdida involuntaria de la orina en la que se producen pequeñas perdidas de tanto en tanto.

Afecta al 20 % de mujeres que tengan más de 75 años y, ocasionalmente, al 50 % de todas las mujeres.

Además de algunos problemas físicos, tiene muchas consecuencias personales que pueden alterar la psique o la relaciones sociales de la persona que lo padece.

Dentro de las diferentes incontinencias, la más habitual es la incontinencia por estrés Se produce por debilidad del músculo pélvico o del esfínter de la uretra (esfínter vesical).

Se da cuando se ejerce una presión sobre el abdomen. Por ejemplo, al reírse, al estornudar, al toser, al hacer ejercicio, al realizar el acto sexual, al estornudar, etc.

En estas situaciones el esfínter es incapaz de controlar la orina de la vejiga y se producen pérdidas involuntarias.

Es un tipo de incontinencia muy habitual en mujeres con múltiples embarazos y partos y en hombres que han sido operados de la próstata. No se produce estando acostado.

¿Cómo sé que tengo incontinencia?

Los síntomas más característicos de la incontinencia son:

- Incapacidad de controlar la orina

- Perdidas involuntarias de orina

- Orinarse al reír

- Orinarse al estornudar

- Orinarse al toser

- Orinarse al bailar

- Orinarse al levantar peso

- Orinarse al correr

- Orinarse al hacer fuerza, etc.

¿Qué consecuencias tiene la incontinencia?

Las consecuencias de la incontinencia pueden ser de dos tipos:

- Psicológicas: Sentimiento de vergüenza personal, ansiedad, depresión, sensación de falta de afecto, falta de deseo sexual, etc.

- Sociales: aislamiento, falta de deseo de relaciones sociales, perdidas de trabajo.



¿Por qué se produce la incontinencia?

Causas de la incontinencia

La menopausia es una de ls principales causas de la incontinencia en mujeres. Los problemas en la próstata pueden producir incontinencia en los hombres. La obesidad afecta tanto a unos como a los otros.

Las principales causas de la incontinencia son:

- Partos múltiples o múltiples embarazos.

- Prolapso de la pelvis.

- Cirugía de próstata en los hombres o de pelvis en las mujeres.

- Ciertos medicamentos que relajan los músculos.

- Obesidad

- Menopausia.

- Esclerosis múltiple

Tratamiento de la incontinencia urinaria

Ante la aparición de síntomas que puedan indicar una incontinencia urinaria, se recomienda una visita al especialista para que diagnostique la posible existencia de este trastorno y el tratamiento más adecuado a seguir. (Medicamentos destinados a relajar la vejiga o afirmar los esfínteres, electrodos que se introducen en la vagina para estimular los músculos pelvianos, cirugía, etc.)

Consejos para evitar o corregir la incontinencia urinaria

Entre los consejos para prevenir o mejorar la incontinencia urinaria por presión tendríamos:

- Realizar ejercicios para prevenir o corregir la incontinencia. Son los llamados ejercicios de Kegel y otros. (Más información)

- Evitar la ingestión excesiva de líquidos: Lo cual no implica que no se debe beber la cantidad de líquidos necesario, lo que sería peor ya que produciría deshidratación. Es mejor beber por la mañana y se tiene que tener en cuenta aquellos alimentos que sean muy diuréticos, es decir que estimulen la función renal produciendo una cantidad elevada de orina.

- Evitar la obesidad: La obesidad ejerce una presión excesiva sobre la vejiga y pueden producir micción involuntaria.

- Evitar el estreñimiento. El estreñimiento puede empeorar este problema por lo que unos cambios de hábitos alimentarios puede ayudar.

- Evitar las actividades violentas que ejercen demasiada presión sobre la pelvis.

- Utilizar compresas o salvaslips: Aunque no mejoran el problema pueden servir de ayuda momentánea para aquellas personas que no pueden controlar la incontinencia con los métodos anteriores.

Células madre: últimos avances en la incontinencia

Según estudios llevados a cabo en la Universidad de Innsbruck (Austria) un grupo de mujeres a las que se les inyectó células madres de los músculos de sus brazos en la pared de la uretra y el esfínter consiguieron superar tal trastorno .

Después de un año de tratamiento, 18 de las 20 mujeres tratadas no mostraron incontinencia. Esta misma técnica fue utilizada por investigadores catalanes para regenerar la formación de tejido óseo con notable éxito.

Las cinco mujeres a las que se les implantó las células madres en los huesos rotos consiguieron una rápida y mejor regeneración.

Punto rojo Más información sobre tipos de incontinencia y su tratamiento natural.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil