indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

...

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

PROPIEDADES DE LA SEROTONINA

Alimentación natural

 








 

¿ Qué es la serotonina?

Alimentos ricos en serotonina

Los alimentos ricos en serotonina son aquellos que contienen más proteínas: lácteos, huevos, legumbres y frutos secos.


La serotonina es un neurotransmisor, es decir una sustancia encargada de transmitir las señales nerviosas a través de las neuronas. Fue aislada por vez primera en 1948 por Irvine Page, Maurice M. Rapport y Arda Green. Se conoce científicamente como 5-hidroxitriptamina o 5-HTP.

El nombre de serotonina procede de la palabra "serum= plasma de la sangre" porque, cuando se descubrió se comprobó que era una sustancia con una función vasoconstrictora, es decir que ocasiona un estrechamiento de los vasos sanguíneos.

Los humanos poseen entre 5 y 10 mg de serotonina en su organismo, el 90 % del mismo se encuentra en el intestino, mientras que la mayoría del 10 % restante aparecen en las plaquetas de la sangre y en el cerebro. Es un derivado del aminoácido triptófano.

La serotonina no es una sustancia exclusiva del organismo humano. Aparece en ciertos setas, plantas y animales. Así, por ejemplo se ha descubierto en el veneno de los escorpiones y de las abejas.

 

Funciones de la serotonina

Neurotransmisor: El papel principal de la serotonina es la de actuar de neurotransmisor interviniendo en numerosas funciones. Entre todas ellas podríamos mencionar las siguientes: 

Regular el sueño: La serotonina interviene en la producción de la melatonina, una hormona que regula los ciclos del sueño. La melatonina se produce en la glándula pineal y, entre otras funciones, nos hace dormir. Los niveles de esta hormona son superiores en aquellas horas en que el organismo humano siente la necesidad de dormir, mientras que son inferiores durante el día cuando debemos mantenernos despiertos.

Para conseguir un sueño apacible , además de controlar el momento del sueño, la serotonina interviene en el control del estrés y la temperatura corporal.

Estudios realizados en humanos han demostrado que la administración mediante inyecciones de esta hormona producía en los sujetos analizados la necesidad de dormir. De igual manera se cree que la deficiencia de melatonina puede ser responsable de numerosos trastornos del sueño

Regular los estados de ánimo: La serotonina tiene un papel fundamental en nuestro estado de ánimo. Se ha comprobado que la existencia de bajos niveles de serotonina es responsable de numerosas anomalías de la personalidad y , especialmente de la aparición de numerosos casos de depresión y especialmente en los que se refiere a la depresión estacional.

Numerosos estudios han revelado la existencia de bajos niveles de serotonina en los tejidos cerebrales de las personas con depresión. Los estados depresivos pueden ocasionar muchos síntomas negativos como ansiedad, falta de seguridad, miedo, fatiga, desprecio personal, cansancio, ideas suicidas, etc.

Con respecto a la depresión estacional, durante el otoño-invierno, como consecuencia de la disminución de la luz, se produce un aumento de melatonina que conlleva una disminución de los niveles de serotonina. El aumento de la melatonina lleva consigo la disminución de la serotonina. Esta hormona es muy importante en la regulación de los estados del ánimo y de los ciclos del sueño-vigilia. Unos buenos niveles de serotonina son necesarios para que el organismo se encuentre equilibrado. La serotonina adecuada nos proporcionará calma, bienestar personal, buen humor, felicidad y nos ayudará a dormir bien.

El incremento de melatonina y la disminución de serotonina parecen ser responsables de la falta de interés, de las ganas de estar siempre durmiendo o de la necesidad imperiosa de comer a todas horas que se produce cuando se sufre depresión estacional.

Los antidepresivos y especialmente los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina ( SSRI), tales como el Prozac, se utilizan para impedir que las neuronas absorban demasiada serotonina de manera que consiguen aumentar los niveles de serotonina disponibles en el organismo, especialmente en el cerebro. De esta manera se consigue mejorar el estado de ánimo y prevenir la depresión.

Además de la depresión, niveles no adecuados de serotonina parecen tener una gran importancia en la aparición de otros trastornos como el estrés; el T.O.C ( trastorno obsesivo compulsivo); la esquizofrenia; el aumento de la agresividad, de comportamientos violentos o faltos de control; el aumento del dolor en personas con fibromialgia; ansiedad por la comida, y cambios de humor durante el síndrome premenstrual; problemas de pensamiento, de concentración o toma de decisiones, perdida de interés por actividades antes placenteras, compulsión a la bebida, etc. 

Regular algunos procesos corporales : La serotonina interviene en el control del apetito. Unos niveles adecuados de esta hormona determinan la sensación de saciedad, mientras que niveles bajos de la misma incrementa la necesidad de comer, especialmente hidratos de carbono.

Se han relacionado algunas anormalidades de los niveles de serotonina con trastornos alimentarios, y especialmente con la bulimia. Algunos casos de obesidad parecen tener bastante relación con este componente. Para tratar el problema de obesidad en personas con un peso superior al 30 % de su peso ideal, se han utilizado medicamentos como la dexfenfluramina que inhiben la absorción por parte de la célula de la serotonina, de manera que la persona obesa se siente llena y no tiene tanta necesidad de comer.

- Sexualidad: Igualmente, la serotonina juega un papel importante en la actividad sexual, actuando como afrodisíaco. Su aumento determina un mayor deseo sexual y un inyección de bienestar después de producirse el orgasmo. Los niveles de serotonina en el organismo se incrementan con la presencia de mayores niveles de luz solar , lo cual coincide en estaciones como la primavera y el verano, estaciones del año en que el deseo sexual generalmente se acrecienta.

De manera contraria, una falta de serotonina puede ser responsable de la disminución del deseo sexual, algo que también se produce de manera natural en épocas de menor disponibilidad de luz solar, como son las estaciones de otoño e invierno. 

 

Intervenir en numerosas funciones fisiológicas : La serotonina interviene en numerosas funciones fisiológicas, como la constricción de los vasos sanguíneos , las secreciones gástricas ( inhibe la producción del ácido clorhídrico), la producción de numerosas hormonas, la estimulación muscular ( por ejemplo, estimula la contracción de la pared intestinal), la regeneración del hígado o la mitosis celular ( favorece la división de las células).

 

Factores que disminuyen los niveles de serotonina

Los niveles de serotonina deben estar equilibrados para un adecuado funcionamiento del organismo. Entre los principales factores que alteran los niveles de serotonina se encuentran los siguientes:

Estrés: Un aumento de los niveles de estrés disminuye los niveles de serotonina en el cerebro.

Calor: Un calor elevado disminuye los niveles de serotonina. ( Ver más información sobre golpe de calor)

Dieta: Una dieta no adecuada puede disminuir los niveles de serotonina. Prescindir de ciertos alimentos puede resultar muy perjudicial. Tomar ciertas drogas como el alcohol o la cafeína puede reducir drásticamente los niveles de serotonina al igual que puede hacerlo una reducción drástica de los hidratos de carbono.

Edad: A medida que nos hacemos mayores el organismo presenta una mayor dificultad para sintetizar serotonina.

 

Factores que aumentan los niveles de serotonina

Entre los principales factores que aumentan los niveles de serotonina se encuentran los siguientes:

Dieta: Una dieta adecuada puede aumentar los niveles de serotonina ( Más información sobre alimentos ricos en serotonina en el listado superior)

Ejercicio: La actividad física aumenta los niveles de serotonina. 15 o 20 minutos diarios de ejercicio, además de fortalecer los músculos y mejorar la circulación, aumentan el nivel de confianza y nos hacen sentir mejor.

Adoptar hábitos de sueño adecuados: El sueño es necesario para descansar el organismo. Dormir plácidamente permitirá recuperar los buenos niveles corporales y nos hará sentir más felices. Sin embargo es importante tener en cuenta que hay que dormir solamente las horas necesarias. Es conveniente acostarse pronto y no levantarse tarde. Hay una clara tendencia cuando alguien se siente deprimido a dormir más tiempo del que sería necesario o invertir los ciclos del sueño, con lo cual el organismo se siente peor.

Intentar mantener un sentido positivo ante la vida: Una actitud positiva de amor y confianza en los demás incrementa la serotonina y algunas hormonas como la oxitocina. La oxitocina nos hace sentir mejor, mejora las relaciones con nuestra pareja, nos hace sentir más confiados y nobles en nuestras relaciones con otras personas e incrementa la producción de esperma en los hombres y las contracciones de la pelvis en las mujeres durante el acto sexual, por lo que eleva el nivel de placer. La oxitocina es especialmente abundante en las mujeres lactantes, para incrementar los niveles de leche y para establecer una buena conexión con sus hijos.

 

 

Más información sobre la serotonina en el listado superior.

ARTICULOS RELACIONADOS

EMBARAZO DOLOR ADELGAZAR DIABETES DEPRESION HERPES ANEMIA ALZHEIMER

OTRAS ENFERMEDADES
...



El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso