indice
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

...

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

 

 

Problemas de la vagina

 

VAGINISMO





Características del vaginismo


 

¿ Qué es el vaginismo?

¿ Por qué se produce el vaginismo?

 

El VAGINISMO es una disfunción sexual, consistente en una contracción involuntaria de los músculos de la vagina, que dificulta o imposibilita la penetración y que convierte el coito en un acto doloroso o impracticable.

El vaginismo es un trastorno que afecta a pocas mujeres ( menos del 2% ), principalmente adolescentes, aunque puede manifestarse en cualquier época.

 

SÍNTOMAS

Incapacidad de relajar los músculos de la vagina, dolor en la penetración del pene, dolor en la penetración de un dedo, imposibilidad de penetración, ansiedad ante el coito o penetración, relación sexual dolorosa, etc.

 

CAUSAS:

Las principales causas que pueden producir vaginismo son:

- Causas psicológicas: La principal razón del vaginismo es el temor, consciente o inconsciente, que siente la mujer a ser penetrada. La razón de este temor puede deberse a diferentes factores, como por ejemplo:

- Violaciones: Una violación, además del dolor físico, produce un daño psicológico que puede conducir al vaginismo.

- Malas experiencias sexuales: Una experiencia sexual insatisfactoria puede ser la causa de esta disfunción. Por ejemplo, una relación de pareja en la que la mujer no ha sido estimulada lo suficiente y la penetración siempre se ha realizado de una manera forzada, una mujer con una relación sexual impuesta o no deseada, etc.

- El estrés: Una relación en la que la mujer se siente nerviosa o estresada y la pareja no puede o no sabe como darle confianza.

- Una educación demasiado rígida y moralista: que contempla el acto sexual como algo pecaminoso o solamente como algo dirigido a la procreación.

- Problemas psicológicos de diversas características: Estos pueden crear problemas personales y convertir el acto sexual en algo no deseado.

- Causas físicas: En casos menos frecuentes ciertas alteraciones físicas de la vagina pueden originar una dificultad en la penetración que puede ser causa del vaginismo. Muchas de ellas pueden solucionarse médicamente, aunque pueden dejar una " marca" negativa permanente que puede prolongarse después de haberse solucionado el problema físico. Por lo tanto, el hecho de curar estos defectos no implica que las consecuencias psíquicas derivadas de estos problemas físicos puedan continuar originando vaginismo.

- Enfermedades vaginales : Ciertas infecciones o inflamaciones de la vagina ( vaginitis) pueden hacer que el coito sea doloroso o desagradable. Estas pueden solucionarse médicamente pero, al igual que en el caso anterior, la huella personal de una relación poco agradable puede continuar existiendo de una manera consciente o inconsciente.

 

DIAGNÓSTICO DEL VAGINISMO

 

El diagnostico de este trastorno se realiza mediante una exploración física. En ella, el ginecólogo efectúa un tacto vaginal para comprobar la reacción de los músculos que rodean la vagina. En caso de vaginitis, ante la inserción de los dedos, se produce un espasmo de estos músculos con la correspondiente contracción acompañada de dolor.

La exploración puede revelar la existencia de alguna anomalía física. En caso de no existir, las causas serán de tipo psicológico.

 

TRATAMIENTO DEL VAGINISMO:

 

Para tratar el problema del vaginismo en primer lugar es necesario un tratamiento educacional por parte del sexólogo en el que se informa a la pareja sobre el funcionamiento y la anatomía sexual. Pueden ser necesarias unas sesiones de psicoterapia. En ellas la pareja deberá eliminar sus tabús o los posibles temores que se les puedan presentar sobre la relación sexual. Todo ello les proporcionará, además, un mayor conocimiento de las técnicas sexuales lo que conllevará a aumentar su grado de confianza mutua.

Junto con esta ayuda, pueden ser muy adecuados toda una serie de ejercicios que pueden ayudar a disminuir la ansiedad de la mujer ante el coito.

Se suelen utilizar una serie de técnicas destinadas a saber controlar los músculos del piso pélvico (ejercicios de Kegel) y otra serie de ejercicios que pretenden relajar la musculatura vaginal. En este último caso se utilizan dilatadores de plástico que, en forma de consoladores de diferente grosor, se van introduciendo progresivamente, hasta que la mujer consiga la relajación y la eliminación de los espasmos musculares. En muchos casos, se pueden utilizar los dedos, en vez de dilatadores, para conseguir la misma finalidad.

Es importante que estas técnicas se lleven a cabo bajo supervisión del especialista y que en ellas participen los dos miembros de la pareja.

El tratamiento natural del vaginismo supone la utilización de una serie de recursos naturales que ayudan a mejorar este disfunción

Más información sobre el tratamiento natural del vaginismo en el listado superior.

El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

www.botanical-online.com



El mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

dibujosparapintar.com