indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

...

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

Medicina alternativa


METABOLISMO DE LAS GRASAS
OMEGA 3 Y OMEGA 6

 





 

 

¿Qué son las grasas Omega 3 y Omega 6?

Las grasas Omega 3 y 6 son un tipo de grasas muy importantes porque son grasas esenciales, es decir, que nuestro cuerpo no puede fabricar y por tanto deben ser aportadas a través de la alimentación.

Cuando hablamos de Omega 3 nos referimos principalmente a una sustancia grasa llamada ácido linolénico, mientras que con el nombre de Omega 6 se conoce el ácido linoleico.

 

Funciones de los Omega 3 y Omega 6

Aunque ambas sean sustancias grasas, a partir de cada una de ellas el cuerpo fabrica sustancias diferentes con funciones específicas:

- A partir del Omega 3, el cuerpo fabrica ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA). Estas grasas Omega 3 se encuentran en gran concentración en el cerebro y sistema nervioso, donde concretamente se concentran en la retina del ojo y la corteza cerebral, y facilitan la transmisión de mensajes en el sistema nervioso. Las fuentes alimentarias de ácido linolénico son las semillas de chía, de lino y las nueces, principalmente. Otra fuente importantísima de Omega 3 son los alimentos marinos, como el pescado y el marisco, que contienen directamente EPA y DHA.

Otra función muy importante de los Omega 3 es que este tipo de grasas son precursoras de un tipo de hormonas llamadas prostanoides (prostaglandinas y trombohexanos). Los prostanoides resultantes del EPA se denominan prostanoides de la serie 3. Este tipo de hormonas regulan los procesos de coagulación y tienen efecto vasodilatador en el organismo. También se sintetiza a partir de ellas prostaglandinas pro-inflamatorias, aunque son poco potentes y no suponen un riesgo cardiovascular, sino un regulador de la inflamación.
Los Omega 3 tienen propiedades antiinflamatorias, antitrombóticas y antiarrítmicas, importantes en la prevención y el tratamiento de enfermedades cardiovasculares.


Las grasas Omega 6 en el cuerpo se transforman en ácido gamma-linolénico y ácido araquidónico, aunque hay alimentos que contienen directamente alguno de estos dos tipos de grasas, pues se encuentran en la naturaleza de forma natural.

- El ácido gamma-linolénico es utilizado para el cuerpo para fabricar postanoides de la serie 1, parecidos a los fabricados a partir de los Omega 3, con efectos también antitrombóticos, antiarrítmicos y con efectos anti-inflamatorios. El ácido gamma linolénico lo encontramos mayoritariamente en los aceites vegetales, como el aceite de girasol, en el germen de trigo y en los frutos secos en general (a excepción de las nueces, especialmente ricas en Omega 3).

- Otro tipo de grasa del tipo Omega 6 que encontramos en los alimentos es el ácido araquidónido. Este tipo de grasa es la que se encuentra mayoritariamente en la carne y la piel de aves que se ingieren. Esta grasa es precursora de prostanoides de la serie 2 con efecto vasoconstrictor, inflamatorio y coagulante. En este caso, las prostaglandinas inflamatorias sí tienen un efecto fuerte, y un exceso de estas sustancias (como una dieta demasiado rica en grasas animales y aceites vegetales) puede comprometer la salud cardiovascular.

Por tanto, los Omega 6 también tienen un papel muy importante en regular los procesos de coagulación e inflamación del organismo.

Un exceso de Omega 6 en la dieta resultará inflamatorio debido principalmente a las sustancias formadas a partir del ácido araquidónico, mientras que un equilibrio entre Omega 3 y 6 facilitará la conversión de ácido dihomo-gamma linolénico en prostaglandinas de la serie 1, con efecto anti-inflamatorio.

A partir de las grasas Omega 6 no se pueden obtener las grasas ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA), tan importantes para el cerebro y el sistema nervioso en general.

- Más información sobre las Características de los Omega 3 y Omega 6 en el listado superior.

 

Importancia del equilibrio entre Omega 3 y Omega 6

Lo más importante del equilibrio entre estos dos tipos de grasas es entender que en el cuerpo, los Omega 3 y Omega 6 comparten la misma ruta metabólica, que se encarga de degradarlos en prostanoides en el caso de los Omega 6; y en prostanoides, EPA y DHA en el caso de los Omega 3.

Uno de los beneficios de las grasas Omega 9 es que no interfieren en el metabolismo de los Omega 3,
a diferencia de las grasas Omega 6 presentes en aceites de semillas. Por ello se recomienda el consumo de aceite de oliva (rico en Omega 9) frente al aceite de girasol (rico en Omega 6).

Así que un exceso de un tipo de grasas inhibirá la síntesis del otro tipo. Generalmente la grasa que se encuentra en exceso es la Omega 6, debido a que está más presente en nuestra alimentación (aceites vegetales, fritos,...), impidiendo que se metabolicen las grasas Omega 3 en EPA y DHA.

Un exceso de Omega 6 provoca que se fabrique ácido araquidónico, precursor de prostaglandinas de la serie 2, muy inflamatorias y con efectos coagulantes y vasoconstrictores. El ácido araquidónico es un tipo de grasa Omega 6 abundante en la piel de los animales y que en exceso se relaciona con el aumento de incidencia de enfermedades cardiovasculares.

Cuando suplementamos la dieta con alimentos ricos en Omega 3, esta grasa desplaza el ácido araquidónico de los tejidos y ejerce su acción terapéutica: vasodilatadora, con efectos reguladores de la inflamación y anticoagulante.

- Más información sobre la Importancia del equilibrio entre Omega 3 y Omega 6 en el listado superior.

A continuación presentamos el esquema d el metabolismo de las grasas Omega 6 y Omega 3 en el cuerpo, sus transformaciones en ácidos grasos y en prostanoides con acción terapéutica.


Metabolismo de los ácidos grasos

Esquema resumido de las rutas metabólicas de los ácidos grasos esenciales y los prostanoides resultantes de su transformación.

Cada flecha representa la degradación de un ácido graso a otro ácido graso. En el esquema solo se describen los ácidos grasos con acción terapéutica, mientras que no se especifica el nombre de los productos intermedios, expresados con flechas.
La acción terapéutica de los ácidos grasos es mediante su transformación en prostanoides, un tipo de hormonas que regulan los procesos inflamatorios del organismo. En el esquema también se resumen sus funciones.
Las degradaciones de ácidos grasos a prostanoides se  producen mediante enzimas. Algunas de estas reacciones comparten enzimas, por lo que un exceso dietético de uno de los dos tipos de grasas (normalmente Omega 6) impedirá la metabolización del otro (en este caso, que se forme EPA y DHA).
Una buena fuente de Omega 3 son los alimentos marinos, que contienen directamente EPA y DHA,
mientras que los vegetales ricos en Omega 3 suelen contener ácido linolénico.



 

Más información sobre las grasas en el listado superior.

El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso