Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Propiedades del chopo

PROPIEDADES DEL CHOPO O ÁLAMO

Usos tradicionales del chopo o álamo

El uso del chopo por sus propiedades medicinales no es nuevo. El médico y botánico griego Dioscórides escribe como resulta de importante este árbol para el tratamiento de la gota. El médico y apotecario inglés Nicholas Culpeper (1616 - 1654) en su libro " Complete Herbal", dice de este árbol:

" El jugo de las hojas, que se deja caer caliente dentro de los oídos, disminuye su dolor. Las yemas, antes de que se abran en forma de hojas, restregadas y con un poco de miel, son una buena medicina para la mala vista. La semilla, cuando se bebe en vinagre, se considera buena para el mareo. El agua que cae de los agujeros de este árbol remueve las verrugas, verdugones y otras erupciones del cuerpo. Las yemas jóvenes del chopo negro, como dice Mattiolus, son muy utilizadas por las mujeres para embellecer su cabello. El ungüento llamado Populneum, que se hace de este chopo, es particularmente bueno para todo tipo de calor e inflamación en cualquier parte del cuerpo y atempera el calor de las heridas. Se utiliza mucho para secar la leche del pecho de las mujeres cuando ellas han destetado a sus hijos "

Carl von Linné escribe textualmente lo siguiente en su libro " Parte práctica de botánica del Caballero cárlos linneo" publicado en Madrid en 1788:

" Habita en la Europa mas templada: en los alrededores de Madrid, en Aragon, Cataluña y en otras muchas partes de España.

Las yemas de esta planta son resinosas, obtundentes, emolientes y soporiferas; se usan exteriormente en la diarrea y disenteria; en los dolores artriticos, y en las quemaduras"

En el libro "Farmacología quirúrgica ó ciencia de medicamentos externos e internos precisos para curar las enfermedades de cirugía", de Joseph Jakob von Plenck, Antonio Lavedan, Villalpando, publicado en 1805 se nos habla también las propiedades de los vástagos tiernos del alamo negro y blanco:

" El aceyte de estos botoncillos ó bástagos se emplea en los casos de grietas y de lesion en las partes tendinosas, ó quando están ulceradas. Se alaba el ungüento populeon para calmar los dolores de las hemorroides "

Componentes del chopo

- Ácidos: cafeico, gálico y málico (Planta)

- Salicina (Planta)

- Nigracina (Planta)

- Crisina (Planta)

- Populina (Planta)

- Salicortina (Planta)

- Manitol (Planta)

- Taninos

- Flavonoides: quercetina, rhamnetina, metilcresina y crisina (Planta)

ilustracion
Detalle del árbol y de las hojas

PROPIEDADES MEDICINALES DEL CHOPO

Uso interno

El chopo contra el dolor y la inflamación

Las propiedades medicinales de las yemas de esta planta proceden de su riqueza en salicina que el hígado transforma en ácido salicílico, una forma natural de " aspirina" con propiedades análgesicas (calmantes del dolor), antiagregantes (fluidificadoras de la sangre), antipiréticas (contra la fiebre), antiinflamatorias (capaces de reducir los procesos inflamatorios) antigotosas y antirreumáticas (muy adecuadas contra el reuma y la gota).

detalle de hojas
Detalle de hojas de olmo

Otra planta muy rica en este componente es el sauce blanco y la ulmaria que contienen cantidades más elevadas que el chopo negro. El Bálsamo de Gilead o bálsamo de Judea (Populus balsamífera) es otro tipo de olmo o chopo con una cantidad superior de este componente.

Todas estas propiedades se han utilizado para el tratamiento de las siguientes anomalías:

- Reumatismo: Por su capacidad para disminuir el dolor y desinflamar las articulaciones el uso de preparados de esta planta ayuda a mejorar el estado de las personas afectadas por artritis reumatoide.

Además de la salicina el chopo contiene otros componentes analgesicos que contribuyen a disminuir el dolor articular. Entre ellos se encuentran el ácido galico y la salicortina. Estos mismos compentes también poseen propiedades antiinflamatorias.

Por otra parte no debemos olvidar las propiedades diuréticas del manitol, muy útiles para eliminar la retención de líquidos que se produce en las articulaciones y que es causante de la inflamación de estas zonas.

(Decocción de media cucharadita de corteza seca por taza de agua durante 10 minutos. Beber un par de tazas al día) (Infusión de dos cucharadas de yemas secas por litro de agua durante 10 minutos. Beber dos o tres tazas cada día)

- Gota: La misma preparación anterior es adecuada adecuada para el tratamiento de la gota.

- Ácido urico: La decoccion de las yemas se utiliza con propiedades similares para el tratamiento del ácido úrico. (Decocción durante 15 minutos de 2 cucharadas de yemas secas por litro de agua. Tomar 3 o cuatro tazas al día endulzadas con miel)

El chopo para las infecciones del aparato urinario.

Las propiedades antiinflamatorias, diuréticas y antisepticas de este árbol son muy adecuadas para tratar los problemas del aparato urinario. El uso interno de preparaciones con sus yemas ayudara a disminuir la inflamación, a reducir las infecciones y a prevenir la formación de cálculos. Por lo tanto, resulta muy adecuado en enfermedades como:

- Nefritis: Ayuda a desinflamar lor riñones, calma el dolor y disminuye el proceso infeccioso (Infusión de dos cucharadas de yemas secas por litro de agua durante 10 minutos. Beber dos o tres tazas cada día)

- Cistitis: En los casos de inflamación de la vejiga urinaria sus efectos son similares que el de los riñones. (Realizar el mismo tratamiento).

- Piedras en el riñon: El chopo ayuda a disminuir el ácido úrico, previene las infecciones urinarias y aumenta la producción de orina. Ácido urico, infecciones o oliguria son causas que pueden favorecer la aparición de calculos renales. (Infusión de dos cucharadas de yemas secas por litro de agua durante 10 minutos. Beber dos o tres tazas cada día)

El chopo y las enfermedades respiratorias

Las propiedades antiinflamatorias ejercen un efecto balsámico en las membranas internas. El olmo posee propiedades béquicas, por lo que se han utilizado sus preparados para calmar la tos. De igual manera se ha comprobado que estos preparados resultan útiles para combatir enfermedades del aparato respiratorio en las que se requiere expectoración.

Todo ello lo hace muy util en anomalías respiratorias como:

- Bronquitis: En caso de bronquitis ayuda a calmar la tos, aumenta la expectoración y reduce la inflamación (Infusión de 5 cucharadas de yemas secas por litro de agua durante 10 minutos. Beber dos o tres vasos al día) (tomar 40 gotas de tintura tres veces al día disueltas en agua. La tintura puede comprarse en farmacias o tiendas especializadas o realizarse en casa. Para realizar la tintura mezclar dentro de un frasco de cristal dos cucharadas de yemas secas y deshechas con 5 cucharadas y media de alcohol puro y cuatro cucharadas y media de agua destilada. Dejar macerar durante siete días. Al cabo de una semana, filtrar e introducir en un recipiente de cristal con cuentagotas)

- Resfriado: Ayuda a disminuir la fiebre al aumentar la sudoración y mejora los sintomas en general (disminuye la tos, el dolor en la garganta o la dificultad respiratoria). (Tomar una de las dos preparaciones anteriores)

Uso externo

El chopo, una planta con propiedes vulnerarias y calmantes

Los taninos cumplen una función cicatrizante al acelerar la curación de las heridas y hemostática, al detener el sangrado. La cicatrización se produce por la formación de las costras al unirse las proteínas con los taninos y crear un medio " seco" que impide el desarrollo de las bacterias.

Al constreñir los vasos sanguíneos ayudan a la coagulación de la sangre y, por tanto, contribuyen a la curación de las heridas. Hay que añadir que el ácido gálico y el ácido málico poseen propiedades bacteriosticas (impiden que las bacterias se desarrollen) .

Esta propiedad combinada con las propiedades fungicidas de la crisina la convierte en un remedio muy útil en el tratamiento externo de las anomalías de la piel , tales como las siguientes:

- Hemorroides : Los preparados de chopo ayudarán a reducir la inflamación y disminuirán las molestias tan desagradables de las almorranas. (Realizar baños de asiento con el líquido resultante de la decocción durante 15 minutos de un par de cucharadas de yemas secas por litro de agua). El mismo tratamiento resulta indicado para las fisuras anales.

- Heridas: El uso del álamo en el tratamiento de las heridas consigue disminuir el sangrado, favorecer la cicatrización y disminuir el riesgo de infección. (Realizar lavados sobre la herida con el líquido resultante de la decocción anterior). El mismo tratamiento externo resulta adecuado para para cualquier tipo de corte, abceso, rozadura, arañazo, pinchazo o úlcera externa de la piel.

- Quemaduras: Se aconseja también en uso externo para el tratamiento de las quemaduras superficiales. Ayuda a disminuir el dolor y favorece la renovación de la piel. (Lavar la zona quemada con una gasa impregnada de la decocción durante 15 minutos de un par de cucharadas de yemas secas por litro de agua)

- Dolor articular: En uso externo la aplicación del liquido anterior sobre las zonas afectada por artrosis o artritis puede ayudar a disminuir el dolor y favorecer la movilidad de las articulaciones.

- Dolor muscular: Igualmente pueden realizarse friegas con con el líquido resultante de la decocción para tratar el dolor muscular.

Recolección y conservación del chopo

La corteza debe recogerse durante el otoño y secarse al sol. Las yemas se recogen a principio de primavera y deben secarse a la sombra fuera de casa. Tanto la corteza como las yemas deberán guardarse a la sombra dentro de recipientes herméticos y secos.

Precauciones y toxicidad del chopo o alamo

No se han descrito efectos secundarios ni contraindiciaciones en dosis terapéuticas.

Más información sobre el álamo o chopo.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil