indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

LAS PLANTAS  

 

ROTACIÓN DE CULTIVOS

(Como cambiar los cultivos para que aumente la producción y no se produzcan plagas)

 

 

 

Ventajas de la rotación de cultivos

 

 

La rotación de cultivos es una técnica consistente en no cultivar los mismos cultivos en el mismo lugar. Este tipo de técnica es muy habitual, por ejemplo, entre cereales y legumbres. También se da con plantas que tienen las raíces profundas y otras que las tienen superficiales o con plantas que requieren un abonado diferente. La rotación de cultivos se ha empleado desde siempre como método tradicional para evitar desgastar el suelo y para que no se desarrollen tanto las plagas o enfermedades de las plantas.

Con la aparición de los tratamientos fitosanitarios y los abonos químicos así como la utilización de técnicas agrícolas, se consiguió desde hace muchos años prescindir de la rotación de cultivos. Sin embargo, la práctica cada vez mayor de una agricultura biológica, en la que se intente prescindir al máximo de insecticidas o pesticidas químicos y en la que se aboga por la utilización cada vez más abundante de fertilizantes naturales, ha vuelto a poner en su sitio las ventajas de la rotación de los cultivos.

La rotación de cultivos no solamente se da entre grupos de alimentos diferentes sino entre grupos afines. Esta técnica implica, por poner un caso , que ciertas verduras u hortalizas no deben plantarse siempre las mismas en los mismos lugares. Se ha comprobado que, si se plantan estos alimentos en el mismo sitio, se suele fomentar la aparición de enfermedades. Así, por ejemplo, si se plantan verduras de la familia de las coles (col, repollo, col de Bruselas, col rizada, etc) en el mismo sitio y de una manera seguida, al cabo de poco tiempo de desarrollan abundantes plagas que afectan a estas plantas. Por el contrario, si su cultivo se alterna con otras plantas, como guisantes, espinacas o zanahorias, estas enfermedades están mucho más controladas y no hace falta utilizar plaguicidas.

La rotación de cultivos también permite controlar el nivel de minerales del suelo, manteniendo una cantidad bastante elevada para que no tengamos que aportar una proporción extra tan elevada. Por ejemplo, el cultivo de legumbres ( judías, lentejas, garbanzos, cacahuetes, soja, etc) enrique el suelo por la capacidad que tienen estas plantas de fijar nitrógeno de la atmósfera. Las legumbres poseen en sus raíces unos nódulos en donde abundan las bacterias del género Rhizobium leguminosarum que se llaman bacterias nitrificantes y que son las responsables de fijar el nitrógeno. Parte de este nitrógeno. queda en el suelo enriqueciéndolo. Al plantar verduras y hortalizas, después de haber cultivado leguminosas o en combinación con ellas, se aprovechan del excedente que queda en el suelo.

Si se alternan los cultivos adecuadamente , se puede mantener el suelo constantemente ocupado, lo cual determina un crecimiento menor de las malas hierbas. Por ejemplo, las patatas, producen tanta materia aérea que llegan a tapar el suelo, impidiendo que crezcan hierbajos.

Cómo rotar las verduras y hortalizas adecuadamente

 

 

Antes de planificar la rotación de verduras y hortalizas tenemos que dividir estas plantas en tres grupos diferentes, tal como se muestra en el cuadro inferior:

Verduras y hortalizas que se adaptan muy bien a las rotaciones. La flecha indica el orden y sentido de la rotación
Verduras y hortalizas que requieren un tratamiento especial

Tipos de verduras y hortalizas
Legumbres
Liliáceas ( cebollas)

Hortalizas de raíz, tubérculos y solanáceas
Cucurbitáceas

Pepino
Calabaza
Calabacín
Chayote
Melón
Sandía

Hortalizas perennes

Achicoria
Alcachofa
Cardo
Ruibarbo
Zurrón
Alforfón de variedad perenne
Lechuga perenne
Diente de león
Berro de agua
Coliflor perenne
Cosconilla o lechuguilla dulce
Espárragos
Tupinambos
Aguaturnas

Compuestas

Lechuga
Escarola
Endibia

Quenopodiáceas

Acelga
Espinacas


 

 

Guisante
Haba
Judía común
Judía escarlata
Judía de Lima
Garbanzo
Soja

 

 








Cebolla de bulbo
Cebolla de primavera
Cebolleta
Cebollino
Escalonia
Ajo
Puerro
Chalote


 

Tomate
Berenjena
Pimiento
Solano
Patata
Zanahoria
Chirivía
Salfisi
Colocasia
Tupinambo
Rutabaga
Remolacha
Boniato
Apio
Apio nabo
Perejil
Hinojo

Crucíferas ( Coles)

Coliflor
Repollo
Col de Bruselas
Col china
Col rizada
Brécol
Brécol chino
Calabresa
Rábano
Nabo

Colinabo

Colza
Colirrábano
Mostaza oriental
Pak choi

Verdura mizuna

 

A la hora de plantar verduras y hortalizas se debe tener en cuenta unas normas muy básicas y que consisten en lo siguiente:

- Es conveniente plantar legumbres antes de plantar otro tipo de cultivo.

- Los cultivos que mejor se adaptan a una rotación de cultivos son aquellos que tienen exigencias nutritivas muy diferentes. Así por ejemplo, si hemos plantado un cultivo que exige muchos nutrientes hasta el punto de que agota el suelo, como las berenjenas, las coles, las patatas o las espinacas, es mejor plantar otro tipo de planta que enriquezca el suelo como las legumbres.

- No plantar un tipo de verdura u hortaliza de un mismo grupo durante más de dos años seguidos. Si se sigue plantando durante durante más tiempo, suelen desarrollarse muchas enfermedades. Una vez se abandona su cultivo se debe dejar descansar el suelo para este tipo de planta un mínimo de tres años.

- Cuando se cultivan plantas de raíces profundas deben reemplazarse por plantas de raíces superficiales y cuando se plantan plantas de raíces superficiales deben reemplazarse con plantas de raíces profundas.

- Las plantas que demandan mucho estiércol deben sustituirse por plantas que requieran menos.

- Las plantas que cubren todo el terreno , como las patatas, deberían plantarse antes que las que tienen un crecimiento aéreo más abierto y vertical, como las cebollas, para controlar el desarrollo de las malas hierbas.

- Las plantas de ensalada deberán alternarse entre cultivos o dentro de macizos con otras plantas.

- Las hortalizas perennes no deberían rotarse. Es mejor incluirlas en su propio macizo.

El cuadro siguiente muestra un ejemplo de rotación para cultivos en un periodo de 10 años.

 

Rotación de cultivos en 2 periodos consecutivos de 5 años

Primer periodo de 5 años
Primer año
Invierno
Primavera - Verano
Verano - Otoño
Espinacas
Tomates
Escarola o Repollo
Segundo año
Invierno
Primavera - Verano
Verano - Otoño
Escarola o Repollo
Guisante o Judía
Coliflor
Tercer año
Invierno
Primavera - Verano
Verano- Otoño
Coliflor
Lechuga
Alcachofas
Cuarto año
Invierno
Primavera - Verano
Primavera - Verano- Otoño
Alcachofas
Lechuga
Alcachofas
Alcachofas
Quinto año
Invierno- Primavera- Verano
Verano - Otoño
Alcachofas
Espinacas
Segundo periodo de 5 años
Primer año
Invierno- Primavera- Verano
Verano - Otoño
Tomates
Apios
Segundo año
Invierno
Primavera - Verano
Verano - Otoño
Otoño
Apios
Melón
Coliflores
Cebollas
Tercer año
Invierno- Primavera
Primavera - Verano- Otoño
Otoño
Cebollas
Boniatos
Guisantes
Cuarto año
Invierno- Primavera- Verano
Verano- Otoño
Guisantes
Fresones
Quinto año
Invierno- Primavera- Verano
Verano- Otoño
Fresones
Lechuga

Información relacionada: Asociación de cultivos.

 


Más información sobre el cultivo de verduras y hortalizas en el listado superior.


Alimentos naturales

 


El mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso