Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

CULTIVO DE LA SANDÍA

(Citrullus lanatus var. lanatus)

CULTIVO Y CUIDADOS DE LAS SANDÍAS

Características de la planta

Las sandías (Citrullus lanatus var. lanatus) pertenecen a la familia de las Cucurbitáceas, igual que otros frutos presentes en nuestra dieta como la calabaza, el calabacín y los pepinos.

planta sandia melon de aguaPlanta de sandía

Debido a que esta familia de plantas comparten sus requerimientos nutritivos, es importante no combinarlas en el mismo terreno, ya que compiten entre ellas o agotan el suelo en estos nutrientes.

La sandía, patilla, aguamelón o melón de agua es anual, rastrera, de hasta 4m. Tallos cubiertos de vello de 1 cm de diámetro aproximadamente, con zarcillos. Hojas de hasta 20 cm de ancho por 15 cm de largo, sésiles por el haz, con vello por el envés, pinnadodivididas.

Flores solitarias amarillas de hasta 4 cm de diámetro. Éstas aparecen en la misma planta, que sólo tiene flores masculinas o femeninas ( planta monoicas ), si bien se pueden dar casos más raros de hermafroditismo.

Frutos comestibles muy grandes ( sandías ) de hasta 80 cm de longitud más o menos esférico u ovoide, liso, de color verde uniforme o con bandas más oscuras. Se trata de un fruto pepónide, un fruto carnoso con pericarpio endurecido.

La sandía puede llegar a pesar hasta 20 kg, aunque su peso medio es de unos 2,5 kg. Pulpa de color rojo a amarillo pasando por el rosa. Semillas de color negro ( pepitas ). Es un fruto de temporada de verano.

Clima para el cultivo de la sandía

La sandía es una planta originaria del desierto del Kalahari (África meridional). Como planta del desierto, está adaptada a las condiciones de sequía y se caracteriza por una extensión de raíces superficiales, capaces de captar la humedad superficial. Se cultiva en zonas templadas y tropicales.

  • Temperatura mínima: 12-14ºC

  • Ideal ubicarlas en un lugar muy soleado (no crecen a la sombra). Las sandías son plantas de días largos.

  • Muy resistente a la sequía una vez se ha establecido en el campo.

Suelo para el cultivo de la sandía

  • Tipo de suelo: sueltos, livianos, que favorezcan el desarrollo radical. Arcillo o franco-arenosos, bien drenados (no le favorecen los encharcamientos), ricos en materia orgánica bien descompuesta. Los suelos arenosos son más calientes y le favorecen más. El suelo debe haber sido abonado 1-3 meses previos al cultivo.

  • No tolera suelos muy húmedos o inundados ni las heladas.

  • Tolerante a un pH en el rango de 5,3 a 8.

CALENDARIO DE CULTIVO DE LA SANDÍA

(Hemisferio norte)

calendario de cultivo de la sandía

TAREAS DEL HUERTO

Cultivo de la sandía - tareas del huerto

Labores de cultivo para el cultivo de la sandía

  • Preparación del terreno 1 mes antes de la siembra: labor profunda y abonado.

  • Acolchado del suelo para favorecer el crecimiento radical de la planta.

  • Siembra a medianos de marzo. Se realiza en surcos de 2cm. de profundidad. Cubrir ligeramente con tierra. Entre hileras debe haber una distancia mínima de 2,5 o 3 metros (es una planta rastrera que ocupa gran tamaño).

  • La germinación se produce los 5 - 10 días.

  • Realizar un aclareo a las pocas semanas, cuando empiecen a salir las primeras hojas verdaderas (retirar algunas plantas para que no crezcan demasiado cerca una de otra) . Se debe mantener una separación mínima 2 - 2,5 metros entre plantas.

  • Se puede cubrir con un plástico o proteger con campana hasta los primeros días de germinación o hasta que la planta toque el plástico.

  • Las sandías necesitan pocos cuidados, principalmente el deshierbado: se debe realizar un control de las malezas periódico. En general, la sandía no se poda, aunque algunos cultivadores sí practican la poda en este cultivo: se cortan los brotes secundarios de las ramas para que la producción de frutos sea ligeramente más reducida pero de mejor calidad.

La fruta empieza a madurar con las altas temperaturas, cerca de los 21ºC. Cuanto mayor temperatura hay durante el tiempo de maduración, mejor calidad del fruto.

La sandía agota el terreno y es propensa a coger enfermedades cuando se cultiva en el mismo lugar durante años seguidos. Después de su cultivo, conviene hacer rotación de cultivos. Evitar cultivas otras Cucurbitáceas como calabazas o calabacines.

Riego de las sandías

El riego debe ser abundante durante los primeros meses, a partir de mayo, asegurándonos que el terreno queda bien empapado para que la planta se establezca en el terreno.

Cuando la planta crece, se debe regar apuntando al suelo y no a los tallos. Tampoco conviene regar a pleno día con el sol, sino preferiblemente al atardecer.

No regar en exceso especialmente durante la época de floración, ya que podría dificultar la polinización de las flores. Espaciar más la frecuencia de riego si el follaje es muy vigoroso.

Cuando fructifica no se debe regar excesivamente, aunque sí de forma regular. El exceso de riego da frutos con menos sabor y se pueden agrietar por demasiado riego.

Recolección de las sandías

Las sandías se deben recolectar en su punto. (Más información)

Enfermedades y plagas del cultivo de la sandía

sandias propiedades
Propiedades de las sandías

Más información sobre las sandías

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil