Propiedades de los jínjoles o azufaifos

Usos de los jínjoles

¿Qué es el azufaifo y para qué sirve?

El azufaifo (Ziziphus jujuba Mill) es un árbol procedente del sudeste asiático, que es conocido básicamente por sus frutos, los azufaifos o jínjoles.

Jínjoles, los frutos del azufaifo

Características de los azufaifos o jínjoles

Los frutos son una drupa globosa, parecidas a una aceituna, verdes al inicio, que van oscureciendo a un tono marrón óxido a lo largo de su periodo de maduración. A finales de agosto y setiembre ya se pueden consumir.

Normalmente su tamaño es de 2-3 cm de longitud, aunque existen variedades injertadas que pueden dar frutos de hasta 5-6 cm.

En el interior presentan una pulpa blanquecina o verde pálido, que recubre el hueso, muy parecido al de la aceituna. Su pulpa es dulzona, con un punto ácido y un poco harinosa, muy similar a la de la manzana en cuanto a textura.

Al ser un árbol que florece tarde, no hay peligro de que las heladas puedan afectar sus flores. Otra ventaja es que, al no estar cultivado, sus frutos son totalmente ecológicos, ya que no tienen ningún tratamiento.

¿Dónde se consumen los azufaifos o jínjoles?

Dado que se trata de un árbol poco abundante, su consumo se reduce al consumidor doméstico, que tiene la suerte de tener un ejemplar en su calle, terreno o jardín.

Los azufaifos o jínjoles no se suelen encontrar en el mercado, aunque sí en los de mercados de países de Oriente Medio, donde se comercializan tiernos, pero también desecados. Existe allí también una variedad de azufaifos con frutos del tamaño de una ciruela, procedentes de injerto.

Secado de los frutos del azufaifo

Los azufaifos secos o jínjoles experimentan una cierta fermentación en su proceso de secado, que los reblandece y acentúa su dulzor. Se utilizan en cocina y con finalidades medicinales.

¿Qué es el dátil de la China?

El llamado dátil de China no es otra cosa que el fruto del azufaifo (Ziziphus jujuba Mill) que crece en ese país. En el mercado occidental lo presentan como un «superalimento» novedoso, pero en realidad es un fruto muy antiguo y arraigado, aunque no abundante.

Azufaifos o jínjoles como alimento

En la actualidad se está poniendo de moda como «superalimento» los llamados «dátiles de China», que no es otra cosa que el mismo azufaifo (Ziziphus jujuba Mill., en chino, dazao) una vez secados los frutos. De hecho, en ese país, su consumo y uso medicinal, cuentan con una tradición de más de 4000 años. En algunos manuales de medicina china, lo consideran como uno de los cinco frutos que ayudan a fortalecer el organismo y compensar estados de carencia.

Los frutos secos tienen su aplicación también en la cocina, ya que pueden utilizarse como acompañamiento en platos de carne, guisada o al horno.

En un breve análisis nutricional de este fruto podemos observar que su contenido en agua está alrededor del 70%, su contenido en vitamina C es muy superior al de la naranja o el limón, llegando hasta proporciones del 50%. Por tanto, estamos delante de un alimento infrautilizado y con alto poder antioxidante. También cabe destacar en el Azufaifo su alta concentración de potasio, casi similar a la de la banana.

Montserrat Enrich
Escrito por Montserrat Enrich Periodista especializada en plantas silvestres comestibles y usos de las plantas.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar