Costumbres alimenticias de la cotorra argentina

¿Qué es la cotorra argentina?

Cotorra argentina
La cotorra argentina es un una especie invasora muy temida, pero también una bonita psitácida

Myiopsitta monachus o, en lenguaje popular, cotorra argentina, cotorra verdigrís, cotorra monje o cotorra común es una cotorra de tamaño medio y alimentación vegetariana, cuya área de distribución se sitúa en una parte de Sudamérica que va del extremo sur de Bolivia hasta el centro de Argentina, excluyéndose Chile y el extremo occidental de Argentina.

En esta zona del Planeta, este ave ocupa como hábitats las sabanas, los bosques abiertos y también los parques y jardines de zonas urbanizadas, ya que habita principalmente en zonas de clima cálido, con precipitaciones moderadas o escasas, veranos cálidos e inviernos suaves.

Sin embargo, la cotorra argentina tiene un gran potencial invasor, por su gran adaptabilidad a distintas condiciones climáticas, y ha sido introducida en otros países de América, favorecido por el comercio de animales de compañía, como México y Chile, en Europa, en estados como España, Italia, Portugal, Grecia o Reino Unido, en Japón, en Corea del Sur, etc.

Esta psitácida, por su dieta herbívora, causa daños en los cultivos, por lo que se considera que es una plaga agrícola en su área de distribución original, América del Sur,  ya que se alimenta de frutos y semillas, aunque tiene el potencial suficiente para causar daños importantes en árboles frutales y cultivos de cereales si se llegan a formar poblaciones importantes en las inmediaciones de los mismos.

La construcción de nidos comunitarios con ramitas en lugar de hacerlo en cavidades en los árboles es un comportamiento único de la cotorra argentina.

Comportamiento alimenticio de la cotorra argentina

Este ave es gregaria

Cotorra argentina
A menudo las cotorras buscan comida por el suelo en grupo

La cotorra argentina se alimenta en grupo, cuyo tamaño depende de circunstancias como disponibilidad, cantidad y distribución de alimento y del riesgo de ser capturados por los depredadores.

La vida gregaria le da a este ave mayores posibilidades para encontrar nuevos recursos tróficos, lo que es muy ventajoso para la especie en las zonas dónde ha sido introducida, ya que le facilita poder aprovechar mejor los nuevos recursos alimenticios de zonas desconocidas. Por ello, en los momentos del año en los que se le hace más difícil a este animal encontrar alimento tiende tendencia a formar grupos más numerosos, con el objetivo de localizar mejor la comida.

En cambio, en invierno, cuando encuentra alimento abundante y rico en energía, como las semillas que le proporcionan los humanos, la cotorra argentina no encuentra tan ventajoso formar grupos muy numerosos y es presumible que los mismos grupos alcancen un menor número de individuos en este momento del año.

Convivencia con otras aves

Cotorras y palomas
La convivencia entre cotorras y palomas generalmente es pacífica

Fuera de sus lugares de origen, la cotora argentina no tolera a sus congéneres de otros grupos en los sitios de alimentación, sino que los rechaza violentamente. En cambio, ignora la mayoría de especies que comparten sitio de alimentación, porque se ha observado que no existe competencia con aves europeas, y llegan a compartir el lugar para nidar con otras especies como el gorrión común.

Existen a este respecto excepciones importante, como con la corneja gris o la corneja negra. Delante de estos pájaros de mayor tamaño, toda la colonia de cotorras suele responder con gritos muy fuertes.

¿Cómo se alimenta la cotorra común?

En estudios hechos en el sur de Europa sobre los hábitos alimenticios de la cotorra argentina se ha observado que las cotorras durante el día preferían estar en lugares elevados que a nivel de suelo, aunque los grupos que se forman en el suelo son mayores que los que están en las ramas de los árboles.

Para comer este ave sube a los árboles pero también puede alimentarse desde el suelo, y entonces compite con otras aves urbanas, como las palomas, sin ningún tipo de problema.

En las zonas del planeta con inviernos rigurosos, como el centro de los Estados Unidos, Reino Unido y el sur de Canadá, este animal depende del ser humano para comer en esta estación del año, y suele visitar regularmente los comederos puestos en el jardín destinados a alimentar las aves urbanas. Hasta tal punto es tal dependencia en esas regiones del mundo que se ha visto que las semillas para pájaros representan más de una cuarta parte de la dieta de este animal

Más información sobre la cotorra argentina y otras aves.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.