Cómo debe ser el gatito

Como debe ser el gatito a elegir

Elección del gatito entre su camada

Para hacernos con el gatito adecuado, la situación ideal sería verlo entre toda la camada. Lo que debemos esperar son animalitos juguetones, confiados, amistosos y con mucha curiosidad.

Si lo primero que vemos cuando nos presentemos delante de la madre y sus gatitos son unas bolitas peludas aterrorizados ante nuestra presencia que buscan la protección de su madre, puede que todas las crías no estén suficientemente socializadas.

Una vez estemos junto a la camada, podemos estimular a los gatitos para que interactúen con nosotros, moviendo los dedos de la mano y haciendo ruiditos.

Cuando nos hayamos hecho una idea del grupo de gatitos en conjunto, tenemos que empezar a clasificarlos a cada uno de ellos en función de su personalidad. Tenemos que mirar bien cuales son los gatitos más activos o los más inseguros, para ello nos tenemos que tomar el tiempo necesario.

El gatito ideal para nosotros tiene que ser la media de los de la camada, es decir, amistoso y juguetón, pero no demasiado nervioso. Si es demaisado tímido, no será la mascota que necesitemos probablemente, especialmente si tenemos niños. Si es muy nervioso, ‘puede que tampoco sea una buena mascota para nosotros, sobre todo si buscamos un compañero que ronronee placidamente en nuestro regazo mientras estamos descansando en casa mirando la televisión o leyendo un poco.

También tenemos que fijarnos con el estado de la gata madre porque influye en el futuro de sus crías.

* Ver más sobre: Cómo debe ser nuestro gatito

¿Qué gato escoger?

Se dice que el dueño es quién escoge a su perro y que, en cambio, el gato nos elige a nosotros como dueños, en parte, es verdad.

A la hora de elegir a nuestra mascota, tenemos que hacerlo de forma racional, buscando el animal que mejor se ajuste a nuestra vida y expectativas. Debemos tener en cuenta que la relación que establezcamos con nuestra mascota será para muchos años posiblemente.

A la hora de escoger a nuestra mascota, antes de fijarnos en el aspecto físico, que también es importante al fin y al cabo, debemos considerar el estado de salud en primer lugar y su temperamento. Ello nos puede llevar un poco de tiempo, pero es bueno que lo hagamos para asegurar que nos hacemos con la mascota ideal para nosotros, algo que vale la pena, teniendo en cuenta que, será esta mascota, un compañero o compañera que nos puede acompañar en nuestras vidas por un tiempo de hasta 20 años con un poco de suerte.

El gato que vayamos a quedarnos como mascota no tiene que ser ni demasiado tímido ni demasiado descarado o activo. Ni ser demasiado independiente ni tampoco huir de nuestra presencia. El gatito tiene que sentirse cómodo mientras lo sujetemos y es bueno que sepa disfrutar de nuestras caricias. Un gato que juega constantemente probablemente será demasiado activo.

El gato perfecto es aquel que es sociable y afectuoso, con un nivel de actividad parecido al nuestro y, claro está, que también nos atraiga físicamente.

* Información relacionada: Cómo escoger a nuestro gato

Más información sobre otros animales de compañía.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos
Etiquetas:

Artículo actualizado el: 22 abril, 2019

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.