Reptiles acuáticos

Reptiles de agua dulce y de agua salada

¿Qué modos de vida tienen los reptiles?

La mayoría de especies de reptiles son de hábitos terrestres y habitan en bosques, selvas, praderas y hasta en desiertos.

Morelia viridis
Morelia viridis es terrestre y arborícola

Dentro de las especies de costumbres terrestres podemos hablar de reptiles arborícolas porque pasan la mayor parte del tiempo en los árboles. Existen serpientes arborícolas como la pitón arborícola verde (Morelia viridis), la mamba común (Dendroaspis angusticeps) o la serpiente liana verde (Ahaetulla nasuta), que son especies tropicales, pero en otras regiones del Planeta también habitan ofidios de costumbres arborícolas, como la serpiente verde áspera norteña, que habita en bosques y praderas de los Estados Unidos.

No podemos olvidarnos tampoco de los reptiles que viven bajo tierra o excavan madrigueras, conocidos en zoología como animales fosoriales, como ejemplo de animales terrestres, como sería el caso de los animales del desierto. Gracias a vivir bajo tierra, evitan las temperaturas extremas del día y muestran un comportamiento crepuscular. El gecko leopardo o la tortuga de espolones africana cumplen dichas características.

Sin embargo, algunas pocas especies de reptiles tienen el agua como medio de vida y son los llamados reptiles acuáticos y reptiles marinos.

¿Por qué hay pocos reptiles acuáticos?

Pez rojo
Los peces son vertebrados totalmente acuáticos

Los peces son los únicos vertebrados que tienen respiración branquial en la fase de adulto. Por ello son el grupo de vertebrados acuáticos por excelencia. Este tipo de respiración les liga totalmente al agua. La gran mayoría de peces no abandona nunca el agua y hace de este elemento su medio de vida en todas sus fases del ciclo vital.

Los reptiles, a diferencia de los anfibios, nunca respiran por la piel porque su tegumento está formado por una epidermis queratinizada que imposibilita este tipo de respiración. Por este motivo, los reptiles son la primera clase de vertebrados que ha colonizado a la perfección el medio terrestre a lo largo de la escala evolutiva, pero para ello han tenido que prescindir mucho del medio acuático.

¿Qué tipos de reptiles acuáticos existen?

Tortuga de Florida
La tortuga de Florida es una especie semiacuática

Dentro del grupo de reptiles acuáticos deberíamos diferenciar las especies que habitan en puntos de agua dulce, como ríos, estanques, lagos, arroyos, ciénagas…, los llamados reptiles dulceacuícolas, de los reptiles de agua salada o reptiles marinos, que tienen como hábitat los mares y océanos.

Son reptiles dulceacuícolas los galápagos o tortugas de agua dulce como la tortuga de Florida (Trachemys scripta elegans) o el galápago Europeo (Emys orbicularis), algunas especies de culebras, como la culebra viperina (Natrix maura), entre otros ejemplos de serpientes de agua  y los cocodrilos y similares.

Los reptiles marinos engloban a las tortugas marinas, como la tortuga carey (Eretmochelys imbricata) o la tortuga boba (Caretta caretta) y las serpientes marinas.

Ejemplos de reptiles de agua dulce y marinos

Las tortugas de agua dulce pertenecen muchas de ellas a la familia de los emídidos, como el galápago europeo o la tortuga de Florida, entre otras especies como la tortuga mapa falsa (Graptemys pseudogeographica) o, por ejemplo, la tortuga pintada (Chrysemys picta). Estos reptiles viven en zonas húmedas, como ciénagas, pantanos, lagos, riachuelos, pero siempre de poca corriente. Estas especies en realidad son semiacuáticas, porque abandonan el agua para tomar el sol, pero capturan a sus presas y se aparean generalmente dentro del agua.

Algunas tortugas son de costumbres totalmente acuáticas, como la tortuga mordedura (Chelydra serpentina) o la tortuga china de caparazón blando (Pelodiscus sinensis), como lo demuestra la forma de sus aletas o de su caparazón, y casi nunca abandonan el medio acuático a lo largo de su vida.

Las tortugas marinas también son animales completamente acuáticos, aunque las hembras abandonan el agua para hacer sus puestas en la arena de la playa. Ocho son las especies existen de este tipo de reptiles, entre las que se cuentan la tortuga verde (Chelonia mydas), la tortuga laúd (Dermochelys coriacea) y la tortuga lora (Lepidochelys kempi). Estos animales tienen las extremidades transformadas en aletas para impulsarse con ellas dentro del agua y un caparazón de forma muy hidrodinámica, es decir, mucho más aplanado que el caparazón de las tortugas de tierra para facilitar el buceo.

Muchos reptiles de agua dulce son de costumbres semiacuáticas.
Cocodrilo
Los cocodrilos viven en ambientes de agua dulce

Dentro del orden de los ofidios o serpientes toca hablar también de algunas especies de hábitos dulceacuícolas, como la culebra viperina o la culebra de collar (Natrix natrix), de distribución europea, las serpientes de jarretera (Thamnophis spp.), la serpiente de agua del norte (Nerodia sipedon) o la mocasín de agua (Agkistrodon piscivorus), especies nativas de Norteamérica, o la australiana Tropidonophis mairii. Como en el caso de las tortugas, su modo de vida es semiácuático, ya que tampoco están siempre dentro del agua y suelen ser pertenecer a la familia de los colúbridos, pero también a la de los vipéridos, grupo en el que se incluyen las víboras y el mocasín de agua.

Las serpientes marinas posiblemente sean los reptiles mejor adaptados a la vida en el agua. La forma corporal, el modo de reproducirse o, por ejemplo, la técnica de caza que utilizan para capturar a sus presas están en función de su modo de vida acuático. Estos animales viven generalmente en aguas tropicales poco profundas y están provistos de un veneno muy potente, pero si no se les molesta no muerden.

El orden de los cocodrilos está formado por cocodrilos, gaviales, caimanes y aligatores y se caracteriza por ser sus respresentantes especies de hábitos semiacuáticos. Están provistos de largas y poderosas colas que utilizan para impulsarse dentro del agua. Todos reptiles viven en aguas dulces, pero el cocodrilo marino (Cocodrylus porosus) toleran muy bien las aguas salobres y pueden verse en estuarios, pero viven principalmente en ambientes de agua dulce, como ríos, lagos y pantanos.

Más información sobre los animales acuáticos.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.