Cómo saber si tengo cáncer de piel

(Cómo se conoce el cáncer de piel)

PRINCIPALES SÍNTOMAS DEL CÁNCER DE PIEL

Síntomas según el tipo de exposición

Los dos tipos de cáncer cutáneo no melanoma, son consecuencia de la radiación solar continuada y afectan mayormente a las zonas expuestas al sol como la piel de la cara, seguido de las orejas, el dorso de las manos, los hombros y los brazos. Pero a su vez, existen diferencias entre ellos, dependiendo de como se manifiestan:

- Los carcinomas basales, afectan por igual a hombres y a mujeres, y son susceptibles de aparecer más frecuentemente pasados los 40 años de edad.

Se manifiesta como una pequeña alteración cutánea que persiste al menos unos 21 días. Al principio se puede confundir con una ulceración (pequeña herida), con una forma redondeada sin apenas relieve, que se hunde por el centro, sin generar ningún tipo de crosta. Pero al no tratarse, aumenta de tamaño, pudiendo superar los 6mm de diámetro.

- Los carcinomas escamosos, suele aparecer alrededor de los 50 años de edad. Empieza a manifestarse como una pequeña protuberancia o un bulto de poco tamaño con un pronunciado relieve, cuya ulceración si que genera una crosta, pero resulta exenta de picor.

Síntomas del melanoma.

Los casos de melanoma son consecuencia de una exposición solar intermitente o discontinua, a la vez que muy intensa, que puede expresarse en cuatro tipos distintos:

Los melanomas malignos de extensión superficial, tienen poco relieve o inexistente, pero no son simétricos con bordes definidos y suelen ser lunares con varias coloraciones marronosas a la vez. Son los más comunes y extendidos a cualquier edad y zona del cuerpo.

Los melanomas malignos llamados lentigos, aparecen tras la exposición durante años de la radiación solar, son de gran tamaño, coloración marrón y tampoco tienen relieve. Por lo tanto, son más frecuentes en gente mayor y aparecen en las zonas donde más habitualmente nos ha dado el sol al largo de nuestra vida (cara y brazos).

También existe el melanoma lentiginoso acral, es muy poco común y afecta a personas con menor predisposición (piel oscura, ojos oscuros, pelo oscuro,...), apareciendo en las mucosas y en zonas de menor pigmentación como las palmas de las manos o las plantas de los pies, etc.

Por último, también existe un tipo de melanoma llamado nodular (puede o no tener coloración). Es de fácil distinción debido a su coloración particular, que abarca tonos desde azulados-violetas o rojizos.

Síntomas según el tipo de predisposición:

En las personas más predispuestas son aquellas con la piel más blanca, pelo más rubio o cobrizo, ojos más claros y más pecas de gran tamaño. Les suelen aparecer tumoraciones, protuberancias, eccemas que no son eccemas, ulceraciones, manchas extrañas, pueden crecer pecas nuevas o aumentar de tamaño las ya existentes.

Cuando las pecas de gran tamaño degeneran su forma, aumentan de tamaño (mayor que una lenteja o de más de unos 6mm), cambian de color (rosado, azul, negro, marrón,...) y textura, puede ser porque se están transformando en un melanoma, con lo que debemos acudir lo antes posible al dermatólogo especialista.

En las personas menos predispuestas, son aquellas con la piel más oscura, pelo más oscuro, ojos oscuros, pocas pecas y en su caso son de un tamaño muy pequeño. Les afecta más habitualmente en zonas de baja pigmentación, como las palmas de manos, las plantas de los pies, los labios u otras mucosas más sensibles.

Nota importante: Que una persona tenga una serie de factores que la predispongan más que a otra, a desarrollar cáncer de piel, no significa que lo vaya a desarrollar. Igualmente, aunque una persona no tenga dichos factores de predisposición, no significa que no pueda llegar a tener cáncer de piel.


Más información sobre el cáncer de piel y su tratamiento natural.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.