Cardo mariano contra el cáncer

Silybum marianum

Propiedades del cardo mariano como planta medicinal contra el cáncer

El cardo mariano (Silybum marianum (L.) Gaertn.) es una planta utilizada desde la antigüedad para tratar las dolencias del hígado, dado que su principio activo, la silimarina, es un potente regenerador hepático.

Estas propiedades no deben entenderse como un uso tradicional anecdótico con una planta, o como un remedio antiguo o casero para el hígado. Las investigaciones muestran que el cardo mariano es muy conveniente para curar el efecto nocivo que producen en nuestro organismo la mayoría de pesticidas, medicamentos y otros tóxicos del entorno.

cardo mariano
El cardo mariano es una planta medicinal que protege el hígado

¿Existen estudios científicos que avalen el uso de esta planta?

En la actualidad, existen muchas investigaciones sobre los beneficios del cardo mariano en los tratamientos de medicina oficial o convencional para enfermos de hígado, cáncer, dispepsia y otras dolencias.

Cardo mariano, como planta medicinal para la quimioterapia y el cáncer

El cardo mariano resulta beneficioso para los enfermos de cáncer porque protege las células del hígado y del riñón de los efectos tóxicos de la quimioterapia.

Efectos del cardo mariano para el cáncer

Entre sus principales efectos:

  • Regenera las células hepáticas, lo que mejora las funciones depurativas de este órgano y faculta la planta en el tratamiento de enfermedades hepáticas (estimula la creación de nuevas células hepáticas).

  • Aumenta los niveles de glutatión en las células hepáticas. El glutatión un potente antioxidante que utiliza el hígado para eliminar y neutralizar los tóxicos.

  • Propiedades antioxidantes, para reducir los radicales libres y los efectos nocivos que estos causan en el organismo. Considerada una planta hepatoprotectora y cardioprotectora.

  • Estimula los procesos de desintoxicación hepática, mediante los cuales el hígado y los riñones pueden eliminar los tóxicos.

  • Estimula la apoptosis o muerte natural de las células dañadas.

  • Regula los niveles de glucemia postprandiales: cada vez se hace más hincapié en la importancia del control de la glucemia durante el tratamiento del cáncer. Esta planta se utiliza como hipoglucemiante.

Por todo ello, se considera que es interesante contemplar la posibilidad de tratamiento con esta planta, junto con el médico especialista, ya que incluso en casos graves, cabe esperar una posible mejoría, al menos en la sintomatología.

Beneficios del cardo mariano durante el tratamiento del cáncer

Se está investigando mucho con esta planta por sus posibles beneficios durante el cáncer, con resultados favorables no solamente in vitro, sino también en estudios clínicos in vivo.

ilu
Ilustración de la planta

Cardo mariano en radioterapia

En un estudio clínico se comprobó la efectividad de esta planta para disminuir la mucositis, un efecto secundario de la radioterapia en personas sometidas a tratamientos donde se irradia el cuello.

En el estudio en cuestión, del 2016, se administró 420mg de silimarina divididos en tres dosis diarias, durante 6 semanas. La mejora observada en los 27 pacientes fue significativamente superior al grupo placebo.

Cáncer de próstata y cardo mariano

El cardo mariano puede ser adecuado durante el tratamiento del cáncer de próstata al estimular la muerte de las células tumorales.

En un estudio, la administración diaria de silimarina (160mg) (extracto de cardo mariano) durante 10 semanas, junto con isoflavonas de soja (62 mg), folato (400mcg), vitamina C (225mg), D-acetil-L-cisteína (500mg), selenio (128mg) y licopeno (15mg) consiguió reducir los marcadores de cáncer de próstata.

Cáncer de mama y cardo mariano

La silimarina y la taxifolina presentes en el cardo mariano tienen cierta capacidad para unirse a los receptores estrogénicos beta, estimuladores de la apoptosis celular, por lo que algunos investigadores han sugerido un posible papel protector de esta hierba contra el cáncer de mama.

Cáncer de pulmón y cardo mariano

Recientes estudios han descubierto que la silimarina podría ser útil en el tratamiento del cáncer al reducir las metástasis cerebrales asociadas a cáncer de pulmón resistentes a la quimioterapia. Además se estudia el uso de la planta durante el tratamiento de la leucemia y otros tipos de cáncer.

Cardo mariano durante la quimioterapia

En la mayoría de tipos de cáncer, se ha comprobado que el cardo mariano ayuda a eliminar los tóxicos que produce el tratamiento. Por este motivo se utiliza durante tratamientos con quimioterapia.

¿Cómo se toma el cardo mariano para el cáncer?

Esta pregunta no se puede contestar de forma universal, ya que la quimioterapia no es un tratamiento, sino que existen muchos tipos de quimioterapia y no se pueden establecer recomendaciones que sirvan para todos. Por lo tanto, es necesario el criterio del médico experto, que valore la conveniencia de combinar la terapia con cardo mariano para cada caso particular.

Lo que sí se debe remarcar es que en todos los estudios se han utilizado suplementos de cardo mariano en comprimidos o cápsulas. Las infusiones o la ingestión de las semillas de la planta puede no ser efectiva, debido a que no contiene suficiente principio activo.

Cómo comprar suplementos de cardo mariano

Existen muchas calidades distintas entre suplementos de cardo mariano. Se deben buscar aquellos ricos en silimarina (el principio activo de la planta).

como tomar cardo mariano
Cómo tomar cardo mariano

punto rojo Más información sobre contraindicaciones del cardo mariano.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar