Como mejorar los síntomas de la dermatitis atópica

¿Por qué se produce la dermatitis atópica? ¿Cómo aliviar los síntomas?

Causas de la dermatitis atópica

No se sabe exactamente cuales son las causas de las dermatitis atópica, sin embargo numerosos estudios parecen relacionarla con un tipo de reacción alérgica de la piel.

Aunque no se haya demostrado este punto, se ha comprobado que, en muchos casos, las personas con dermatitis atópica suelen presentar o tienen personas en su familia que presentan otro tipo de alergias, como fiebre del heno, asma o alergia alimentaria.

Por ello, algunos investigadores creen que se trataría de un tipo de alergia que afecta a la piel y que se da entre personas que genéticamente están más predispuestas a reacciones de tipo alérgico.

Consejos para mejorar los síntomas de la dermatitis atópica

Existen una serie de factores que empeoran o desencadenan los episodios de dermatitis atópica. Por ello, tenemos que tener en cuenta una serie de consejos que pueden ayudar a mejorar las condiciones de las personas con dermatitis atópica. Entre los principales factores negativos se encuentran los siguientes:

- Estrés: Resulta negativo para la evolución de la enfermedad, pudiendo agravar o desencadenar la reacción. Proporcionar un ambiente relajado y adoptar las medidas adecuadas para reducir el estrés contribuye a espaciar los brotes o a disminuir los síntomas negativos. Resultaría positivo el tratamiento psicológico en pacientes muy ansiosos o un tratamiento natural para disminuir el estrés

- Los cambios estacionales: Los cambios de temperatura o de humedad y sequía pueden mejorar o perjudicar los síntomas. Las condiciones de baja humedad empeoran los síntomas. Las viviendas con calefacción en invierno o el aire acondicionado en verano resecan el ambiente. El exceso de calor produce el aumento del sudor que tampoco resulta conveniente. Las temperaturas extremas, tanto de calor como de frío, empeoran los síntomas. Debemos procurar mantener el paciente en un lugar templado y húmedo. No conviene poner la calefacción demasiado elevada o el aire acondicionado demasiado bajo. El uso de humidificadores puede ayudar a mantener la humedad ambiental más elevada.

- Los cambios personales : Algunos pacientes pueden mejorar o empeorar al cambiar sus condiciones vitales. Cambios de domicilio, de trabajo, de amigos, etc pueden producir reacciones adversas o positivas. Debemos tener en cuenta este factor para aplicar el remedio correspondiente.

- Las prendas de vestir: Algunas prendas, como la lana, pueden empeorar los síntomas en algunos pacientes. Es mejor utilizar otras prendas como el algodón. Es importante utilizar prendas adecuadas para proteger al paciente del frío o de la calor.

- Substancias irritantes: El contacto con substancias irritantes resulta perjudicial para estos pacientes. Se debe evitar al máximo este tipo de substancias, como detergentes, jabones no ecológicos, hidratantes que contengan urea, ácido láctico o propilenglicol.

- Alimentos que producen alergia: Se debe controlar los alimentos especialmente alergénicos, como el marisco, el pescado, los huevos, las nueces, el chocolate, el maíz, los cacahuetes, las fresas, los tomates, los cítricos, el trigo o la soja. Con ello, se puede averiguar si alguno de ellos es responsable. (Más información sobre alergia a los alimentos)

- Baños demasiado prolongados: Los baños o lavados demasiado prolongados pueden empeorar los síntomas, dado que resecan la piel. Es mejor espaciar la frecuencia de estos y no mantener un contacto con el agua durante tanto tiempo.

El uso de jabón debe restringirse al mínimo, especialmente cuando se trate de jabones " normales" que suelen ser demasiado irritantes.

Es mejor utilizar un jabón a base de glicerina o utilizar jabones naturales con hierbas. Resulta muy conveniente aplicar algún aceite vegetal diluido o vaselina para humedecer las zonas resecas después del contacto con el agua. El uso de lociones no resulta adecuado.

El secado vigoroso con una toalla después de la limpieza puede ser contraproducente. Es mejor realizar el secado con una toalla muy suave y dando pequeños toques sobre la piel.

- Infecciones de la piel: La presencia de otras infecciones o enfermedades de la piel puede favorecer la aparición de un brote. La zonas irritadas producen mucho picor, por lo que las personas afectadas sienten la necesidad de rascarse, lo cual determina que estas zonas puedan llagarse e infectarse. Para evitar el rascado, especialmente cuando afecta a los niños, se pueden cubrir las zonas con una gasa. Resulta muy conveniente cortarse las uñas para evitar males mayores.

- Cambios hormonales: El paso de una etapa vital a otra con el consiguiente cambio hormonal puede desencadenar su aparición al alterar las condiciones de la piel.

- Deshidratación: Una piel seca, consecuencia de la deshidratación, es más favorable a la aparición de brotes. Debemos suministrar a la piel la hidratación correspondiente. Internamente está se combate con una ingestión adecuada de agua, zumos de frutas o verduras o mediante remedios naturales hidratantes. Externamente, la aplicación de cremas hidratantes en todo el cuerpo resulta imprescindible.

Leer anterior: ¿Qué es la Dermatitis atópica? / Leer siguiente: Síntomas de la dermatitis atópica


punto rojo Más información sobre el tratamiento natural de la dermatitis atópica y otros tipos de dermatitis.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.