Cuidados y cultivo del ruibarbo en el jardín

Rheum rhabarbarum

Cultivo del ruibarbo de jardín

¿Sabes que las hojas del ruibarbo se utilizaban antiguamente como insecticida natural? El remedio consiste en hervir 10 hojas grandes de ruibarbo en 3 litros de agua durante 30 minutos. Se cuela, y el caldo resultante se deja enfriar. Luego se pulveriza el líquido sobre plantas afectadas por insectos. Este líquido es rico en ácido oxálico y supone un remedio letal para pulgones.

ruibarbo

Ruibarbo de jardín de la variedad Cawood Castle.

Usos del ruibarbo y su importancia

De esta planta se extrajeron una serie de químicos los cuales sirvieron para desarrollar el actual tratamiento farmacológico para la psoriasis, como el dithranol.

¿Se puede comer el ruibarbo?

Las hojas de ruibarbo son tóxicas, pues solamente se consume su pecíolo y el limbo de la hoja se debe desechar, tanto para el consumo humano como animal.

Mantener las hojas y esta preparación fuera del alcance de los niños y vistosamente etiquetado.

Características del ruibarbo de jardín

Su nombre común es ruibarbo, ruibarbo inglés, ruibarbo de jardín, ruibarbo bastardo. En inglés: rhubarb.

Científicamente se conoce como Rheum rhabarbarum auct. Sinónimo taxonómico: Rheum undulatum L. y pertenece a la familia botánica de las Poligonáceas (Poligonaceae).

Hábitat del ruibarbo

Se desconoce el origen de esta planta, pues se cree que es derivada de las especies Rheum palmatum L. y Rheum rhaponticum. En registros escritos consta el consumo de ruibarbo de jardín en Inglaterra en el año 1573, descrito por Tusser. De Inglaterra más tarde se exportó a América.

Características físicas del ruibarbo

Planta arbustiva perenne que alcanzar alturas de hasta 3 metros. Crece en rizomas, de los que surge un sistema de raíces tuberosas de reserva, las cuales a la vez se ramifican en numerosas raíces secundarias. La parte aérea de la planta está formada por las hojas y la inflorescencia.

Las hojas del ruibarbo son basales (o radicales) y caulinares. Las primeras no tienen pecíolo o este es muy corto, mientras que las hojas caulinares son grandes, cordiformes, lobuladas (de 5 a 7 lobulaciones) y dentadas. El pecíolo es casi semi-cilíndrico, largo, de 2 a 5 centímetros de ancho, y de color que varía entre verde y rojo.

La inflorescencia es la parte más alta de la planta, pudiendo alcanzar hasta 2 metros de altura. Constituida por flores diminutas de color crema que crecen de en forma de panojas. Planta monoica. El ruibarbo precisa de un proceso de vernalización para florecer.

La fructificación se produce en mayo-junio del tercer año de cultivo, en el hemisferio norte. Este es un fruto seco aquenio con forma trigonal, alado, rojizo y de tamaño aproximado entre 1 y 1,5 centímetros.

Partes utilizadas del ruibarbo de jardín

El cultivo del ruibarbo de jardín está destinado principalmente a la alimentación:

ruibarbo

Manojo de ruibarbos en el mercado de Naschmarkt, Viena.

  • Hoja (pecíolo): se utiliza con fines comestibles. En algunos países donde es habitual el consumo de esta verdura, se puede encontrar en los mercados (foto).

  • Hoja (limbo): parte tóxica de la hoja.

  • Rizoma y raíces: en esta variedad, no se utilizan. Sí se cultivan con fines medicinales los rizomas del ruibarbo chino (Rheum officinale y Rheum palmatum), por poseer efectos terapéuticos.

Clima del ruibarbo

Se desarrolla en climas cálidos o fríos, prefiriendo las temperaturas más bajas. Requiere un período de frío para romper su latencia vegetativa (vernalización), que sucede en invierno.

Cuando crece en climas fríos se expresa mejor el color rojizo en sus pecíolos, mientras que los pecíolos más verdosos indican que la planta ha crecido a temperaturas moderadas o climas más cálidos. Resistente a heladas de hasta -15ºC.

La temperaturas óptimas para la planta son:

  • Temperaturas ideales en invierno entre -5 y 3ºC.

  • Temperaturas óptimas para el crecimiento de los pecíolos en primavera: entre 8 y 13°C.

Suelo del ruibarbo

  • El ruibarbo crece en una amplia variedad de suelos, aunque prefiere suelos ligeros, profundos, permeables, francos, bien drenados y con materia orgánica para que se desarrollen bien sus rizomas y hojas.

  • Suelos ácidos, se desarrolla en pH entre 5,4 y 6,5.

  • Desaconsejable suelos arcillosos o excesivamente húmedos.

Riego del ruibarbo

Más de un 90% de la planta está constituida de agua, y especialmente si escogemos variedades con tallos suculentos. El ruibarbo no tolera inundaciones periódicas, aunque es importante mantener un calendario de riego habitual.

En verano, debe regarse cuando las hojas estén secas. A veces la planta puede marchitarse y permanecer sus rizomas latentes bajo el suelo cuando las condiciones de sequía son muy acusadas.

Siembra del ruibarbo

  • El ruibarbo se puede sembrar a través de sus semillas o vegetativamente por división de sus rizomas.

  • La propagación por semillas se realiza en semillero, de julio a octubre. Se debe cubrir bien la semilla, pues la luz retrasa el proceso germinativo. Trasplantar en primavera o otoño.

  • Semillas contenidas en 1 gramo: 50 – 70

  • Plazo de germinación: 12 – 30 días.

  • La propagación por rizomas se realiza en otoño. Se puede dividir el rizoma en tantas partes como yemas presente. Se plantan en septiembre y a una profundidad entre 4 y 7 centímetros. También existe la posibilidad de sembrar en primavera.

  • Las siembras se pueden realizar en otoño (entre septiembre y octubre) o en primavera (entre abril y mayo), en el hemisferio norte.

  • El ruibarbo es una planta que se mantiene hasta 5 años productiva, según los métodos de cultivo que se utilicen. Por ejemplo, en EE.UU. se han conseguido mantener cultivos productivos durante 12 años.

  • En invierno desaparecen las partes aéreas de la planta (hojas y florescencias), mientras sus rizomas permanecen latentes (latencia vegetativa) bajo el suelo y vuelven a brotar cuando las temperaturas son favorables.

Flor del ruibarbo

Florece en primavera, entre mayo-junio a partir del tercer año de cultivo. Las semillas maduran en junio y se recogen entre los meses de julio y agosto.

La inflorescencia se debe cortar en verano para un mayor crecimiento de los rizomas de la planta y su mayor rebrote. La floración de la planta reduce el vigor en sus otras partes, como flores y rizomas.

Recolección del ruibarbo

Los tallos se cosechan a finales de primavera, entre finales de mayo y junio, cuando el contenido en ácido oxálico es menor. En el hemisferio sur del planeta, estas fechas corresponden entre octubre y noviembre.

La cosecha se realiza arrancando las hojas desde la corona o base, cuando sus pecíolos tienen una longitud de 30 – 60 centímetros. Debe procurarse arrancar estas hojas desde la corona y no cortarlas, ya que hacerlo puede aumentar el riesgo de infecciones fúngicas.

Fertilización del ruibarbo

  • Cada 2 años conviene realizar un estercolado alrededor de las plantas durante invierno, entre noviembre y diciembre.

  • En febrero conviene abonar con sulfato amónico, superfosfato cálcico y sulfato potásico.

Enfermedades y plagas

Los ruibarbos son relativamente robustos y resistentes a las plagas y enfermedades, pero esporádicamente pueden aparecer algunas de ellas debido a las condiciones de humedad y según la región que se encuentre el cultivo:

  • Escarabajos

  • Pulgones

  • Babosas y algunas virosis.

  • Hongos: Phytophtora o Pythium, Verticillium albo-atrum, Armillaria mellera, Ramularia rhei.

  • Bacterias: Agrobacterium tumefaciens, Erwinia rhapontic

  • Virus: Virus del mosaico del Arabis, Virus del mosaico del nabo.

Más información sobre el ruibarbo.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos
Etiquetas:

Artículo actualizado el: 22 abril, 2019

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar