Tratamiento natural del acné

Medicina natural para el acné

CARACTERÍSTICAS, DEFINICIÓN, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO DEL ACNÉ

¿Qué es el acné?

El acné es una enfermedad de la piel muy común que produce manifestaciones como espinillas, pústulas o pápulas, y que tiene su momento álgido en la adolescencia, periodo en el cual afecta a más de un 80 % de individuos de ambos géneros.

dibujo acne juvenil
El acné suele manifestarse en la pubertad. Dibujo cortesía de ©Dibujosparapintar

En la mayoría de los casos, el acné se cura espontáneamente, constituyendo únicamente un problema de imagen que conlleva un motivo de preocupación e incluso problemas emocionales entre la población juvenil.

En otras ocasiones, pueden producirse inflamaciones de la piel más serias y graves, que requieren la intervención médica.

Acné que aparece en la adolescencia

La pubertad es una de las causas más comunes de acné (acné juvenil). Esto es debido a que en esta etapa, durante la pubertad, se produce un aumento de hormonas masculinas en varones y mujeres (andrógenos como la testosterona). Estas hormonas estimulan las secreciones de las glándulas sebáceas de la piel. Durante la infancia, los niveles de estas hormonas son menores y por lo tanto las glándulas sebáceas de la piel permanecen menos activas, por este motivo el acné se manifiesta normalmente en la pubertad.

Además, existen factores como la alimentación, el ejercicio y el estrés, que influyen directamente sobre los niveles de las hormonas que afectan al acné. Estas hormonas son principalmente la insulina y el IGF-1 (factor de crecimiento insulínico tipo 1).

Manifestaciones del acné: espinillas, pápulas, pústulas...

De forma natural, las glándulas sebáceas producen grasa con la finalidad de proteger y suavizar la piel. Pero cuando estas glándulas funcionan anormalmente, se producen una serie de alteraciones en la piel propias del acné.

tipos de acné espinilla punto negro pápula y pústula blanca
Dibujo esquemático sobre los diferentes tipos de granos de acné: espinilla (punto negro), pápula y pústul
a

Los poros son obstruidos por grasa y esto dan lugar a diferentes anomalías:

  • Espinillas, puntos negros o comedones: los poros presentan un aspecto ennegrecido, consecuencia de la acumulación de ceratina, vello, bacterias, o células muertas con abundante melanina que se acumulan en el comedón abierto. Popularmente, a estas afectaciones también se les llama barbos.

  • Pápulas: pequeños puntos abultados, de color rojizo, resultado de obturación que ejerce la grasa en el interior de la piel.

  • Pústulas: elevaciones de la piel, de color rojizo que contienen en su interior pus formando puntos blancos.

  • Quistes o nódulos (acné nodular): son protuberancias en la piel producidas por la unión de pústulas y pápulas, que forman quistes o nódulos. Se trata de una infección profunda, por acumulación de mucha grasa bajo la piel, que cursa con inflamación y que ocurre en personas con acné grave.

Formación del acné y complicaciones

El acné se forma con la obstrucción del poro o comedón. Esta obstrucción es debida a que las hormonas anteriormente mencionadas estimulan la producción de sebo de la piel (seborrea) en gran medida.

Infección del comedón: en muchos casos el interior del comedón puede infectarse por bacterias anaeróbicas como Propionibacterium acnes o. Estas bacterias se encuentran de forma natural en la flora bacteriana de la piel, en equilibrio con otras bacterias, pero en condiciones de acné pueden crecer desmesuradamente hasta convertirse en infecciones potencialmente dañinas de la piel.

Ante un proceso infeccioso, el sistema inmunitario actúa sobre estas infecciones de la piel produciendo inflamación del comedón y las lesiones características tan graves en las que puede derivar el acné.

Tipos de acné

Los principales tipos de acné son:

  • Acné juvenil (Acne vulgaris): es el tipo de acné más común, que afecta a jóvenes entre los 12 y 30 años aproximadamente, aunque también existen casos de acné en niños y niñas en edades más tempranas.

  • Acné conglobata: en algunos casos, el acné evoluciona a un tipo de acné grave, llamado acné conglobata. Las pústulas pueden unirse entre ellas formando lesiones importantes en la piel.

  • Acné fulminante (Acne fulminans): es un tipo de acné grave, poco habitual, en el que la piel resulta ulceraciones y se forman grandes costras. Puede infectarse y cursar con fiebre.

acne dibujo mapa zonas cuerpo
Lámina con dibujo sobre los diferentes tipos de acné. Los más comunes son el acné vulgaris (acné juvenil común) y el acné conglobata, que es un tipo de acné grave

¿En qué partes del cuerpo aparece el acné juvenil?

El acné juvenil suele presentarse en las zonas de la piel donde existen mayor número de glándulas sebáceas, principalmente en el rostro: mejillas, mentón y frente (pero normalmente, no en la nariz ni en los ojos).

dibujo acne en la barba, pseudofoliculitis barbae
Mapa del cuerpo de las zonas donde se produce el acné juvenil.

También puede aparecer acné en el cuello, hombros, y en la parte superior del pecho y de la espalda. Con menor frecuencia, el acné puede manifestarse en erupciones en la parte central y baja de la espalda y en las nalgas.

Otros tipos de acné

Además de los mencionados anteriormente, existen otros tipos de acné:

- Erupciones acneicas (erupción acneiforme): se trata de una erupción en la piel producida por la obstrucción del folículo sebáceo (foliculitis) debido a causas externas, como el uso tópico de aceites minerales, maquillaje, jabones agresivos para la piel o cremas cosméticas. Esta erupción se distingue de los demás tipos de acné porque suele aparecer de forma puntual y lo hace en zonas del cuerpo distintas a las de los anteriores tipos, como en las piernas, rodillas, pie, codo, brazos,etc.

- Pseudofoliculitis barbae o erupciones acneicas en la barba: erupciones en forma de pápulas y pústulas en la zona del afeitado. También puede aparecer en otras zonas donde se haya arrancado o depilado vello corporal, ya que es una afectación debida a pelos encarnados o enquistados.

dibujo acne en la barba, pseudofoliculitis barbae
Dibujo de pseudofoliculitis acneica, aparece en zonas de afeitado. Dibujo cortesía de ©Dibujosparapintar

- Otros casos menos comunes son el acné neonatal y el acné infantil, que ocurren antes del año de vida y que suelen desaparecer antes de los 4 años.

- Cloracné: es un tipo de acné producido por la exposición a contaminantes químicos, como las dioxinas. Este tipo de acné es mucho menos habitual que los anteriores.

Causas de acné

La causa primera del acné es desconocida. Aunque la mayoría de veces se produce durante la pubertad, a causa que las hormonas alteran la seborrea. Pero no todos los jóvenes desarrollan acné, ni tampoco en la misma gravedad.

Por lo tanto, además de los cambios hormonales que se producen durante esta etapa de crecimiento, otras causas que pueden influenciar en la aparición del acné son:

  • Momentos con fuertes cambios hormonales: Otros periodos de la vida en los que se produce un incremento hormonal como la menstruación (en el periodo premenstrual, como consecuencia de la liberación de progesterona) o en el embarazo.

  • Factores genéticos: Existe un predisposición hereditaria a sufrir esta alteración aquellas personas con antecedentes familiares que ya la sufrieron.

  • Causas ambientales: Las agresiones que ejercen los contaminantes externos de la piel, como productos industriales, jabones con muchos detergentes o productos de cosmética con muchos aceites sobre pieles grasas o ciertos medicamentos, pueden en algunas ocasiones ser causantes (foliculitis) o agravantes del acné.

  • Calor y vestimenta: El roce de la piel con la ropa, especialmente durante las épocas de calor puede producir alguno de estos problemas. Pueden aparecer erupciones acneicas en los sitios de más roce con la piel, por ejemplo con el uso de gorras o sombreros.

  • Medicamentos: el uso de ciertos medicamentos como los corticoides, algunos antibióticos, el litio y tratamientos hormonales con andrógenos o esteroides, pueden producir acné.

Síntomas de acné en la piel

Entre los principales síntomas del acné se encuentran principalmente los siguientes signos cutáneos característicos:

  • Elevación de la piel en montículos, con tacto duro y aspecto exterior rojizo o blanco.

  • Dolor en los montículos anteriormente descritos

  • Puntos negros en la piel, espinillas, granos, barros, pústulas o pápulas

Diagnóstico del acné

El diagnóstico del acné se realiza mediante la observación médica (generalmente un dermatólogo) de las lesiones que se producen en la piel. El acné juvenil se diferencia de otras afectaciones cutáneas porque los granos están situados en las zonas características anteriormente mencionadas.

Además el médico o dermatólogo podrá interrogar a la persona para descartar que se trate de una erupción cutánea producida por causas externas, como cremas, maquillaje o el uso de aceites minerales. En estos casos deberán eliminarse los agentes causantes.

TRATAMIENTO NATURAL DEL ACNÉ

Tratamiento para curar el acné

En la mayoría de casos, el acné juvenil es una afectación cutánea que desaparece con el tiempo y que no requiere de un tratamiento médico o farmacológico específico, excepto cuando se infecta. Casi todas las personas tienen acné alguna vez en su vida.

El tratamiento del acné consiste en una serie de consejos y pautas generales útiles para eliminarlo de forma correcta:

Cómo curar correctamente el acné

Todos los tipos de acné pueden ser susceptibles de infectarse y pueden dejar cicatrices en la piel si no se tratan adecuadamente.

agua de romero
Foto de agua de romero, infusión concentrada para limpiar la piel (utilizar en frío)

El objetivo del tratamiento es evitar que se produzcan complicaciones como cicatrices, infecciones o lesiones en la piel:

  • Es importante evitar la extracción de los puntos apretando los bultos de la piel, lo cual conlleva un alto riesgo de lesión, aumenta la inflamación, y puede producir infecciones, especialmente si se realiza con las uñas o sin haberse lavado las manos con jabón.

  • La persona afectada no debe manipularse las lesiones. Si los granos no se tocan, en el 90% de los casos no dejan cicatrices.

  • El dermatólogo tiene herramientas especiales para manipular el acné. En caso de afectaciones importantes o muy grandes, acudir al médico y no manipular en casa.

  • Mantener la piel limpia, pero evitar lavarla en exceso (1 - 2 veces al día). El agua de romero es un excelente limpiador facial, respetuoso con la piel, antiinflamatorio y desinfectante.

  • Utilizar el jabón adecuadamente: No se deben utilizar geles o jabón de cuerpo o manos para lavar las heridas. Deberán utilizarse jabones no irritantes, y con poca cantidad de producto será suficiente. Secar la cara con una toalla limpia o algodón, sin frotar.

  • La exposición solar normal ayuda a mejorar el acné. Favorece la recuperación y hace que no sea tan fácil su aparición. Para ello, basta con exponerse al sol durante 20 minutos diarios, durante las horas que la radiación solar es menos intensa (por la mañana o a partir de media tarde), sin protector solar. Esta recomendación deberá evitarse si se toman medicamentos, ya que muchos de ellos producen fotosensibilidad.

  • Evitar el uso de maquillajes grasos, aceites minerales y cosméticos irritantes que pueden empeorar las lesiones cutáneas y exacerbar el acné.

  • Evitar el uso de mascarillas faciales en las heridas. Tampoco en pieles acneicas, porque los cosméticos acietosos obstruyen los poros. La arcilla es muy irritante para la piel si se aplica por más de 5 minutos en pieles sanas o si se aplica sobre ulceraciones o lesiones de la piel.

  • En los jóvenes con cabellera, esta suele ser una ayuda para esconder las marcas y mejorar su aspecto. Siempre que sea posible, evitar que el pelo esté en la cara tocando las lesiones durante todo el día. Cuando se sienta cómodo, puede utilizar gomas o diademas para recoger el cabello.

  • Si se sospecha que la afectación puede tratarse de manifestaciones diferentes al acné, o si aparece fiebre, se deberá consultar con un médico o visitar al dermatólogo para la revisión de los síntomas y signos que aparecen.

Curas para las heridas de la piel infectadas por acné

El acné se puede infectar por propionibacterias (Propionibacterium acnes), un tipo de bacterias anaeróbicas que encuentran dentro del comedón el medio perfecto para reproducirse. Este tipo de infección agrava la inflamación y las lesiones de la piel. En tales casos, se recomienda:

  • Seguir el tratamiento médico para curar las lesiones, que generalmente es una pomada con antibiótico. Durante los tratamientos antibióticos conviene evitar los baños de sol, porque estos medicamentos (tetraciclinas) producen fotosensiblidad.

  • No tocar las heridas y mantener la piel limpia siguiendo las pautas del médico.

  • Conviene extremar la higiene cuando aparezcan heridas infectadas: cambiar la cojinera, utilizar diariamente toallas limpias,etc., hasta que las lesiones se curen.

  • Dieta: se recomienda añadir a la dieta saludable más alimentos ricos en betacarotenos y alimentos ricos en vitamina C. Ser más estrictos en cuanto a las recomendaciones, y eliminar completamente los alimentos con azúcares añadidos y harinas de la dieta, incluido el pan.

*Más información: Tratamiento de las heridas infectadas

Medicamentos utilizados contra el acné

En ciertos tipos de acné, dependiendo de la magnitud de las lesiones de la piel, es conveniente seguir un tratamiento médico porque se pueden llegar a producir infecciones y heridas.

En estos casos también debe recomendarse paciencia, porque esta afectación no revierte espontáneamente y los tratamientos requieren de cierto tiempo para mostrar su efectividad.

No se debe utilizar ningún medicamento, pomada o crema recomendada por conocidos, amigos o familiares. Sólo un médico puede aconsejar el uso de este tipo de productos, si la situación lo requiere.

El uso inadecuado de estos remedios químicos puede tener efectos indeseados, incluso los que se venden sin receta médica.

El tratamiento farmacológico del acné más habitual es el siguiente:

Cremas para la piel contra el acné

Son preparaciones tópicas con principios cerolíticos y antisépticos para eliminar el exceso de secreciones de sebo que se encuentran en la piel y prevenir infecciones. Entre los más utilizados se encuentran: peróxido de benzoilo, ácido salicílico, ácido azelaico, sulfur, resorcinol, aluminum chloride y zinc.

¡Atención! Estas cremas o pomadas se tienen que aplicar en poca cantidad, ya que pueden destruir la capa de grasa protectora de la piel y producir irritaciones.

cosmeticos piel
Dibujo por cortesía de ©Dibujosparapintar

Antibióticos para el acné

Se utilizan antibióticos de vía tópica (pomadas con eritromicina u otros) para curar las pústulas infectadas por propionibacterias (Propionibacterium acnes).

¡Atención! Algunos de estos medicamentos (antibióticos tricíclicos como doxiciclina y minociclina) presentan fotosensibilidad, entonces se deben evitar los baños de sol, aunque sean beneficiosos, debido a estas posibles reacciones adversas. (Consulte con su médico si su medicación tiene estas contraindicaciones).

Tratamientos hormonales contra el acné

En algunas mujeres con acné grave se ha llegado a administrar medicación anticonceptiva y antiandrogénica para evitar el estímulo que ejercen estas hormonas sobre el folículo.

Isotretinoina, medicamento para el acné

Es un medicamento derivado de la vitamina A que disminuye el tamaño de los folículos, reduce la seborrea y evita la descamación, además de sus efectos antiinflamatorios.

Sin embargo tiene efectos secundarios indeseables como sequedad de piel, picor y aumento del colesterol y triglicéridos. Está contraindicado su uso en mujeres embarazadas y durante la lactancia materna porque produce alteraciones al feto y puede perjudicar al bebé.

Las personas que toman isotretionina deberían aumentar el aporte en omega 3, vitamina E y ácido fólico de la dieta para ayudar a prevenir la mala circulación y el aumento de triglicéridos de la sangre que se produce como efecto secundario de estos fármacos.

Entre los alimentos ricos en estos componentes se encuentran: aguacate, almendras, espinacas, zanahorias, frutas y verduras, aceite virgen,etc. Para el omega 3, se recomiendan dos cucharaditas de semillas de lino o chía molidas cada día.

Otros medicamentos y suplementos que se dan para el acné

- Corticoides: su uso se reserva para casos graves de acné que cursan con importantes inflamaciones.

- Probióticos (suplementos de bacterias intestinales): Se ha observado que las personas con acné presentan mayor tendencia a tener problemas relacionados con halitosis, reflujo, gases y estreñimiento. En todas estas afectaciones se ve perjudicada la salud intestinal, por lo que algunos dermatólogos recomiendan el uso de probióticos.

*Más información: Tipos de suplementos probióticos

No basta con tomar suplementos. La base del tratamiento debe ser una dieta saludable con abundantes alimentos prebióticos: manzana al horno, patata prebiótica, sopa de verduras,etc. Evitar azúcares añadidos, fritos y harinas.

- Solucionar el estreñimiento: siguiendo con el punto anterior, el estreñimiento perjudica la flora intestinal. No se recomiendan infusiones laxantes, que pueden tener efectos indeseados. Los mejores remedios son con fibra (pudin de chía, lino y ciruelas en remojo,etc.)

tratamiento natural del acné
Lámina resumen con las principales ideas en el tratamiento del acné. La afectación mejora cuando se trata adecuadamente y se eliminan los alimentos más perjudiciales. Además existen remedios caseros con plantas que pueden ser muy útiles

ALIMENTACIÓN Y ACNÉ

¿Los alimentos pueden producir o influir en el acné?

No está demostrado, como a veces se afirma, que la ingestión de alimentos grasientos produzca o empeore esta afección. Sin embargo, los alimentos grasientos poco saludables, como los embutidos, salchichas, chocolatinas, fritos, snacks o los productos de bollería, no resultan nada beneficiosos ya que aumentan el estado inflamatorio del organismo perjudicando seriamente las lesiones de la piel.

cosmeticos piel
Foto de escaparate de una panadería. Las harinas y azúcares añadidos son muy perjudiciales para el acné

Esto no debe aplicarse a los alimentos que aportan grasas saludables, como el aguacate o las semillas de lino, que no contienen tanto azúcar ni grasas malas como los anteriores, y son alimentos nutritivos para la piel y antiinflamatorios.

Lácteos y acné

No obstante, en ciertos individuos, la ingestión de ciertos alimentos puede agravar la enfermedad. Parece estar bastante clara la relación entre el acné y el consumo de lácteos, como leche, postres lácteos y quesos.

También existen hipótesis sobre si el índice glucémico de la dieta podría influenciar en la aparición del acné, ya que se ha observado que una alimentación con bajo índice glucémico disminuye el acné.

Para ello se deben evitar alimentos con azúcares añadidos y harinas: refrescos, pasteles, cereales azucarados, postres con azúcares añadidos, galletas, pastas, golosinas, caramelos, zumos o jugos,etc. Tampoco son válidos los productos ultraprocesados llamados integrales, que normalmente no son aconsejables.

Las frutas sí están recomendadas y no se consideran "alimentos muy ricos en azúcares" porque además de tener mucho menos azúcar, su absorción, composición nutricional y metabolismo distan mucho de los productos industriales anteriormente mencionados.

Además, una dieta rica en verduras y semillas aumenta el aporte de fibra y ayuda a disminuir el índice glucémico de las comidas, siendo alimentos muy recomendados.

alimentos que producen acne
Lista de alimentos que producen acné

¿Se tiene que modificar la dieta para curar el acné?

No es necesario cambiar la dieta o eliminar alimentos si el acné no es grave o muy recurrente. Se recomienda una dieta saludable normal, donde no se consuman alimentos con azúcares añadidos y/o productos con grasas malas.

La dieta debe ser rica en verduras, frutas, legumbres, frutos secos y semillas, siendo muy recomendables: lentejas, garbanzos, zanahorias crudas y cocidas, brócoli, rábanos y otras crucíferas, mangos, kiwis, semillas de lino o chía, nueces, cáñamo, huevos, aguacate,etc.

En algunos casos es conveniente analizar si existe algún tipo de alergia alimentaria.

dieta acne
Dieta para el acné

Remedios naturales para curar el acné

El tratamiento natural del acné supone la utilización de una serie de recursos naturales que ayudan a evitar o mejorar los síntomas de acné. Entre estos se encuentran alimentos, plantas medicinales, aceites vegetales y remedios caseros...

tratamiento natural del acne
Remedios naturales para el acné

punto rojo Más información sobre remedios naturales para el acné.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.