Tratamiento natural del alzheimer

Enfermedad de Alzheimer

¿Qué es el Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que afecta a más de 25 millones de personas en todo el mundo. Se caracteriza por la pérdida de la memoria y del normal funcionamiento de la mente, que impide llevar una vida normal y que puede terminar por quitar la identidad de la persona quien la padece.

abuelos con el nieto
El Alzheimer se suele detectar a partir de los 65 años y es más frecuente en mujeres que en hombres.

Características del Alzheimer

En esta enfermedad se degeneran las células del cerebro, especialmente las relacionadas con el razonamiento, el aprendizaje y la memoria. Aparecen las llamadas placas seniles en el cerebro, compuestas principalmente por beta amiloide.

¿A qué edad aparece el Alzheimer?

Normalmente afecta a personas mayores de 65 años, aunque existe una variedad que puede afectar de forma precoz a personas de entre 40 y 50 años (Alzheimer de inicio precoz).

A medida que las personas se hacen mayores hay más probabilidades de desarrollar la enfermedad. Así, si entre los 65 y 80 años afecta a un 10% de la población, a partir de los 85 años la mitad de la población padece esta enfermedad.

Consecuencias del Alzheimer

Es una enfermedad degenerativa progresiva, un tipo de demencia, que suele tener un desenlace fatal en un periodo comprendido entre los 8 y los 15 años desde su aparición. Para los familiares de los enfermos, esta enfermedad crea una dependencia tan grande, que conlleva un gran esfuerzo físico y psicológico. Muchas veces, esta enfermedad es responsable de la aparición en el entorno familiar de grandes tensiones, cansancio o problemas de depresión en las personas que se ocupan del enfermo.

A pesar de su gravedad, precisa ser diagnosticada con prontitud, pues, aunque no pueda curarse, sí que se puede mejorar algunos síntomas, retrasar su avance y evitar complicaciones.

anciano
El tratamiento precoz mejora el pronóstico de la enfermedad.

Síntomas de Alzheimer

Muchos de los síntomas de Alzheimer pueden pasar desapercibidos al principio. Generalmente se trata de pequeñas pérdidas de memoria que, en la mayoría de los casos, se suelen atribuir a procesos naturales de la edad.

A medida que la enfermedad avanza, los síntomas se hacen más claros. Alguno de los síntomas precoces que nos puede avisar de esta enfermedad, son:

  • Problemas de memoria que dificultan la vida diaria, tales como depender de otros para cosas que antes no era necesario, preguntar cosas recién aprendidas, u olvidarse de la misma información repetidamente.

  • Dificultad para gestionar situaciones cotidianas y para resolver problemas de matemáticas simples, como llevar las cuentas del hogar. No se trata de equivocarse en sumar o restar, sino de no recordar cómo se hacía.

  • Dificultad en comprender algo si no está ocurriendo en ese mismo instante, lo que genera incapacidad para atender a razonamientos.

  • Dificultad para conversar y comunicarse debido a que no son capaces de razonar.

  • Imposibilidad de recordar instrucciones o realizar tareas que antes sí conocía o era capaz, en el trabajo, entorno familiar o social. Por ejemplo, olvidarse de jugar a algún juego muy popular.

  • Dificultad para recordar en qué estación del año están. A veces no recuerdan dónde están o cómo han llegado en el sitio donde están.

  • No recordar el nombre de los objetos cotidianos, como cubiertos, platos o ensalada.

  • Cambios repentinos de carácter o de personalidad, que pueden provocar reacciones como empatía excesiva, o enfados repentinos. A veces puede darse el caso de que regalen mucho dinero a desconocidos que venden productos, o que se alteren por motivos innecesarios.

  • Ser incapaces de recordar momentos recientes, como lo que acaban de hacer, o lo que hicieron el día anterior, a veces, aunque les enseñen imágenes o se lo expliquen.

  • Colocar objetos fuera de lugar y olvidarse de dónde los han puesto. Es frecuente que las personas con Alzheimer pierdan muchos objetos.

Grados de Alzheimer o clasificación

Podríamos decir que existen tres grados de Alzheimer:

  • Leve: Los principales síntomas son las pérdidas de memoria, el olvido de objetos, los cambios de personalidad con aparición de conductas diferentes de las manifestadas hasta entonces (irritabilidad nerviosismo, depresión, miedos, desinterés hacia las actividades preferidas anteriores), la incapacidad de seguir realizando un trabajo, la falta de orientación en lugares conocidos.

  • Moderada: Pérdida de la memoria reciente y de la propia conciencia, imposibilidad de cuidarse de lo personal (problemas para vestirse, para bañarse, para realizarse la comida, etc) perdidas del hilo lógico en la conversación, problemas de expresión, repetición del mismo pensamiento, comportamientos violentos o imposibilidad de reconocer a los amigos o familiares.

  • Severa: Pérdida del control de la micción o la defecación, habla incoherente. Incapacidad total de valerse por si mismo con total dependencia de los demás.

Causas del Alzheimer

No se sabe cuales son las causas exactas que determinan la aparición de la enfermedad de Alzheimer. Inicialmente se pensaba que la acumulación de metales pesados, como el plomo el mercurio y el aluminio, podrían causar esta enfermedad. Esta teoría está actualmente totalmente descartada. Entre las posibles causas estudiadas actualmente se encuentran las siguientes:

  • Falta de riego sanguíneo de las células del cerebro

  • Inflamación del cerebro

  • Golpes o lesiones que afecten a la cabeza

  • Mutaciones genéticas: son las que suelen afectar a los casos de Alzheimer que aparecen antes de los 60 años y que solamente representan del 5 al 10 % del total. Presencia en el cromosoma 19 del gen apoE4

  • ¿Ingestión de demasiado aluminio? A través del agua o de los utensilios como sartenes en mal estado. Esta teoría no parece tener demasiada influencia según los últimos estudios.

  • Causas alimentarias de dieta inadecuada: Algunos investigadores se refieren a este tipo de demencia como la "diabetes tipo 3".

sintomas causas alzheimer
Lámina con la definición y síntomas de la enfermedad de Alzheimer.

Factores de riego del Alzheimer

Entre los factores de riesgo que podrían desencadenar la enfermedad se encuentran:

Diagnóstico y tratamiento del Alzheimer

Ante la aparición de síntomas que puedan alertar sobre la posible existencia de esta enfermedad es necesario una visita al médico para que diagnostique, mediante la historia médica del paciente y una serie de exámenes físicos, si el enfermo presenta esta enfermedad.

Aunque científicamente el único diagnóstico seguro al 100 % sea una autopsia que determine cambios físicos en el cerebro, el diagnóstico médico, que suele ser bastante largo, puede diagnosticar con un 80 o 90 % de seguridad su existencia y descartar otras enfermedades o deficiencias nutricionales que podrían producir síntomas parecidos.

¿Se puede curar el Alzheimer?

El Alzheimer no se puede curar ni recuperar las partes dañadas del cerebro del enfermo. La medicina tiene la posibilidad de administrar una serie de drogas que pueden retrasar su desarrollo o mejorar los síntomas. Un factor muy importante a tener en cuenta es el cuidado del paciente. Es importante tener en cuenta las pautas siguientes:

abuelo nieto dibujo abrazo
Un entorno abierto, comprensivo y comunicativo ayudará a sobrellevar mejor la enfermedad tanto a la persona que la sufre, como al entorno familiar.
  • Proporcionar al enfermo una rutina diaria para que el enfermo se sienta mentalmente más seguro.

  • Proporcionar al enfermo un entorno social con amigos y familiares para que estimule el recuerdo. Los ejercicios que estimulen la memoria o las lecturas diarias pueden resultar muy beneficiosas para retrasar la perdida de memoria.

  • Proporcionar al enfermo el ejercicio adecuado, pautado y vigilado para mantenerle en buenas condiciones físicas. Resulta muy adecuado un breve paseo diario que mejora la circulación y aporta más riego al cerebro.

  • Administrar los medicamentos o vigilar que los tome.

  • Proporcionar al enfermo una dieta adecuada para que su salud no se resienta: La alimentación debe ser guiada desde el principio, vigilando que el enfermo coma adecuadamente.

  • Proporcionar al enfermo un espacio vital desprovisto de impedimentos o peligros que puedan facilitarle su vida e impidan que pueda lesionarse. Entre las posibles soluciones a tener en cuenta tendríamos las siguientes: Soportes en el baño, barandillas en la cama, puertas en las escaleras, protecciones en los enchufes de la luz, armarios con llave para guardar los cuchillos.

  • Proporcionar a los cuidadores el apoyo necesario para que sean capaces de realizar su pesada tarea y que no caigan en el desánimo o depresión.

Plantas medicinales para el Alzheimer

En los últimos años se han descubierto gran cantidad de suplementos y plantas medicinales con propiedades neuroprotectoras o neuro-antiinflamatorias, capaces de mejorar la evolución de la enfermedad.

punto rojo Más información sobre plantas medicinales para la enfermedad de Alzheimer.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar