Contraindicaciones de la equinácea

¿Quién no puede tomar infusiones o preparados con equinácea?

¿Qué es la equinácea y para qué se utiliza?

La Equinácea (Echinacea angustifolia) es una planta medicinal tradicionalmente utilizada como antibiótico natural porque aumenta las defensas del organismo y ayuda a luchar contra las infecciones.

equinacea
Flor de equinácea (Echinacea angustifolia). Su nombre deriva de "Equino", que significa erizo, por el aspecto espinoso de su botón floral.

Indicaciones de los preparados de equinácea

En los herbolarios se puede encontrar esta planta seca, para infusiones, en tintura, en comprimidos o en jarabes, como ejemplos. Los productos con Equinácea se utilizan típicamente para:

  • Cambios de estaciones, para aumentar las defensas y prevenir infecciones oportunistas como son los resfriados.

  • Como coadyuvante del tratamiento de infecciones urogenitales, como candidiasis o cisitits, o evitar su reaparición.

  • Como refuerzo para el sistema inmunitario, en personas muy cansadas, decaídas o con mucho estrés pueden tomar este suplemento, ya que a menudo estas situaciones conducen a una bajada de defensas y a la aparición de problemas como herpes.

¿Qué contraindicaciones tiene la equinácea?

  • No mezclar equinácea con la cafeína: La equinácea evita que el cuerpo descomponga la cafeína para eliminarla, provocando que ésta permanezca más tiempo en el torrente sanguíneo y aumentando sus efectos estimulantes. Las personas que toman café o diariamente, deberían sustituir estas bebidas por rooibos, infusiones o café descafeinado mientras estén en tratamiento con equinácea.

  • Enfermedades autoinmunes: La equinácea puede aumentar la inmunidad, por lo que está contraindicada en personas con enfermedades autoinmunes como esclerosis múltiple, lupus, o artritis reumatoide. En estos casos, al igual que en caso de tuberculosis, se recomienda consultar con el médico o especialista antes de tomarla. Algunos expertos consideran que no hay problema en tomar la planta en infusiones, pero en cambio desaconsejan el uso de tintura en estos casos.

  • Personas con medicación. La equinácea puede interferir en la acción de algunos medicamentos, entre otros, los medicamentos inmunosupresores. Informe al facultativo antes de tomar equinácea.

¿Quién no debe tomar equinácea?

  • Uso prolongado de la equinácea: La equinácea, según algunos estudios que se han llevado a cabo en los Estados Unidos, si se toma por periodos prolongados (más de tres meses seguidos), puede ejercer el efecto contrario al esperado y deprimir aun más el sistema inmune.

  • Alergia: Se ha demostrado que las personas sensibles a otras plantas de la misma familia (Compuestas), como las margaritas o caléndulas (poco frecuente), por ejemplo, puede ocasionarles también alergia o reacciones de hipersensibilidad, que pueden resultar contraproducentes.

  • Tratamiento de algunos tipos de cáncer: Según algunas investigaciones científicas, en algunos tipos de enfermedades hematológicas como algunos cánceres concretos, entre los cuales podemos encontrar, las leucemias, linfomas y mielomas, entre otros, se considera contraindicada su administración, puesto que se cree que puede llegar a favorecer ciertos tipos de células cancerígenas propias de éstas enfermedades, ayudando a que aumente el desarrollo del cáncer, en vez de servir de ayuda para contrarrestarlo. (Más información)

propiedades de la equinacea
Propiedades medicinales de la equinácea

punto rojoMás información sobre la toxicidad y efectos secundarios de la equinácea.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar