Propiedades medicinales del membrillo

Beneficios del membrillo para la salud

El extracto de las hojas del membrillero para disminuir el colesterol y los triglicéridos

Un estudio llevado a cabo en conejos en la facultad de ciencias médicas de Teheran llego a la conclusión que un extracto obtenido de las hojas de este árbol era capaz de disminuir el «colesterol malo» LDL y los trigliceridos, al mismo tiempo que aumentaba el «colesterol bueno» o «HDL».

En este estudio se comparó los resultados con dos grupos de estudio. Uno de ellos fue tratado con un medicamento para el colesterol (atorvastanina) mientras que el otro grupo fue tratado con el extracto de este árbol. Los resultados de esta comparación mostraron resultados similares.

membrillo
El membrillo es un árbol frutal.

Este estudio, junto con otros similares, llevados a cabo en Japón, abren una puerta al posible uso de esta planta en el tratamiento de enfermedades vasculares producidas por un exceso de colesterol y triglicéridos, como la arteriosclerosis.

Los polifenoles de las hojas del membrillo para tratar la inflamación de la piel

El membrillo contiene gran cantidad de polifenoles en sus hojas (Principalmente quercetina-3-O-rutinosido; kaempferol-3-glucósido; kaempferol-3-glucósido; acido 3-0 cafeoilquinico; acido 5-0 cafeoilquinico y acido 3.5 -0 dicafeoilquinico).

Se ha comprobado que estos componentes poseen propiedades antiinflamatorias, capaces de proteger la piel, suavizándola y evitando la irritación. Los extractos elaborados a partir de las hojas del membrillo han demostrado ser muy eficaces en pieles sensibles, que son aquellas que reaccionan peor antes las agresiones del medio ambiente, como puede ser el contacto con el agua, el frío, el viento, cambios de temperatura, rayos ultravioleta, etc.

La aplicación tópica de estos extractos demostró su capacidad para evitar el picor, la inflamación u otras reacciones adversas de la piel, especialmente en la piel de la mujer que suele ser más sensible a estos factores.

Otros estudios llevados a cabo sobre el membrillero

Además de este estudio, numerosas investigaciones se han llevado a cabo con el fruto o las hojas de esta planta. De todas ellas, podemos llegar a la conclusión que esta planta es rica en fitoquímicos que le proporcionan un gran interes en farmacología y fitomedicina. Entre las potenciales aplicaciones tenemos las siguientes:

  • Anti-diabético (Extracto metanólico de las hojas. Estudio realizado por Asian et Al en el año 2010)
  • Antioxidante ( Extracto metanólico de las hojas. Estudio realizado por Pacifico et Al en el año 2012)
  • Protector contra los rayos ultravioleta ( Extracto metanólico de las hojas. Estudio realizado por Osman et Al en el año 2012)
  • Hipertensión ( Extracto metanólico de las hojas. Estudio realizado por Zhou et Al en el año 2012)
  • Protector del hígado ( Extracto de las hojas. Estudio realizado por Abliz et Al en el año 2014)
  • Protector de los riñones ( Decocción de las hojas. Estudio realizado por Jouyban et Al en el año 2011)
  • Anti-bacteriano ( Fruto. Estudio realizado por Babarikina et Al en el año 2011)
  • Anti-fúngico ( Fruto. Estudio realizado por Fattouch et Al en el año 2007)
  • Anti-alérgico (Fruto. Estudio realizado por Hubber et Al en el año 2012)
  • Anti-diarreico (Extracto de las semillas. Estudio realizado por Janbaz et Al en el año 2013)
  • Anti-asmático (Extracto de las semillas. Estudio realizado por Janbaz et Al en el año 2013)
  • Cicatrización de las heridas (Extracto de las semillas. Estudio realizado por Ghafourian et Al en el año 2015)
  • Anti-sangrado ( Pulpa y piel del fruto. Zhou et Al en el año 2014)
  • Anti- trombosis ( Extractos acuosos de las hojas y de los frutos. Magalhaes et Al en el año 2009)

Remedios caseros con las semillas del membrillo

Si queremos, podemos hervir las semillas con agua hasta conseguir una gelatina con propiedades astringentes para cuidar la piel. (Hervir un puñado de semillas en un vaso de agua hasta que se forme un gel compacto).

Como vemos en el listado superior de los componentes, las semillas del membrillo son ricas en taninos y en pectina. A primera vista podríamos pensar que estas dos substancias son incompatibles entre sí. Los taninos son astringentes, es decir resecan, mientras que la pectina es demulcente, lo cual quiere decir que suaviza. Por lo tanto una propiedad debería contrarrestar la otra.

En la práctica no ocurre así, porque los preparados de las semillas de membrillo ejercen ambas propiedades sin interferirse, resultando ser muy interesantes como remedio vulnerario para el cuidado de la piel. Resulta ideal para combatir granos, acné, picaduras de mosquitos u otros insectos, urticaria, etc. (Aplicar la gelatina sobre la zona afectada y dejar que haga sus efectos)

Esta misma preparación, diluida en agua, se puede utilizar para realizar gargarismos con los cuales se tratará el mal de anginas o muy diluido en forma de colirio para la inflamación de los ojos.

Atención: no debemos ingerir este preparado. Solamente se utiliza en uso externo, porque las semillas de esta planta son venenosas.

Los membrillos como ambientadores

El peculiar aroma de los membrillos se ha usado tradicionalmente para aromatizar la ropa. Se puede colocar un membrillo madura entre la ropa y dejar durante un periodo de un mes que su aroma penetre en las fibras textiles.

Este remedio se utilizaba mucho antiguamente para que las lanas o los linos, una vez se sacaban de los armarios, tuviesen un olor más agradable.

Otra solución como ambientador es colocar un membrillo dentro de una bolsa de tela y dejarlo en un rincón de la casa. La duración de este ambientador natural es aproximadamente de un mes.

Contraindicaciones del membrillo:

Todas las preparaciones con membrillo, para eliminar su aspereza, van acompañadas de azúcar, por lo que resultan muy calóricas, principalmente porque se les añade mucho azúcar, y se deben tener en cuenta con regímenes para adelgazar o si se sufre obesidad o diabetes.

Toxicidad del membrillero

Las semillas del membrillero son tóxicas. Contienen una elevada cantidad de amigdalina un glucósido cianogénico.

Al igual que la mayoría de los frutales del grupo de las rosáceas, como almendros, ciruelos, melocotones, cerezos, etc, las semillas vienen protegidas por un fuerte cubierta y en su interior, entre otros componentes, aparece la amigdalina, el principio tan conocido de las almendras amargas.

La amigdalina, por acción del fermento emulsina, en contacto con la saliva, se convierte en ácido cianhídrico (cianuro), un veneno muy potente. Por lo tanto no debemos comer las semillas de esta planta.

Más información sobre el membrillo.

Este artículo ha sido avalado por Elisenda Carballido - Dietista nutricionista. Postgrado en Fitoterapia y máster en Nutrición y Metabolismo.
Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

16 julio, 2021

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.