PLANTAS TREPADORAS PERENNES

La higuera trepadora es un tipo de ficus que puede trepar utilizando raíces aéreas.

- Ficus: Disponemos de más de 800 especies de ficus entre ellos la misma higuera (Ficus carica). La mayoría de los ficus son arbustos perennes. Sin embargo, dentro del género ficus, destaca como planta trepadora el ficus trepador, también llamado higuera trepadora o ficus tapizante (Ficus repens)

- Flores de porcelana, plantas de cera : Existen aproximadamente 200 especies del género Hoya. Las hoyas son trepadoras mediante zarcillos o raíces. Proceden del sureste de Asia, Nueva Guinea y de las zonas tropicales de Australia. Su nombre se debe al aspecto brillante y ceroso que presentan sus flores que aparecen reunidas en inflorescencias formadas por muchas flores agrupadas. Necesitan mucha luz, humedad y temperaturas moderadas. Entre todas ellas destaca la flor de porcelana (Hoya carnosa)

- Plumbagos : Existen unas 15 especies del género Plumbago, algunas de ellas son perennes como el plumbago común o jazmín del Cabo (Plumbago capensis = Plumbago auriculata) o el plumbago de la India (Plumbago indica) Los plumbagos requieren cultivarse al exterior en lugares cálidos o en invernaderos calientes en lugares fríos. Necesitan suelos bien drenados y ricos en materia orgánica. Aunque las plantas adultas resisten bien la sequía, necesitan una humedad constante en verano para producir flores. Deberán podarse a finales de invierno para sanear sus ramas, formar su aspecto y favorecer el crecimiento de brotes tiernos.

- Trachelospermun: Es un genero formado por unas 20 especies de arbustos procedentes principalmente del sudeste de Asia. Pueden trepar con la ayuda de de raíces aéreas o mediante tallos volubles. Se caracterizan por poseer flores parecidas a la de los jazmines y, al igual que ellos, muy olorosas. Se cultivan al sol o semisombra y necesitan terrenos fértiles y bien drenados en cualquier clima que no sea frío.

Entre todos ellos destacan el jazmín de estrella o falso jazmín (Trachelospermun jasminoides) y el Trachelospermum asiaticum. El falso jazmín es una planta procedente de China que puede llegar a alcanzar los 9 m de altura. Destaca por la abundancia de flores que se producen en primavera sobre inflorescencias colgantes. Son de color blanco, en forma de estrella y muy perfumadas. El falso jazmín prefiere ser cultivado al sol, sobre paredes protegidas. Se cultiva mucho para cubrir pérgolas, arcos o pilares o como cobertora de suelos.

El Trachelospermum asiaticum procede de Japón y Corea y sus flores, de color cremoso, aparecen en verano. Presenta un aspecto más denso que el falso jazmín y sus flores y hojas son más pequeñas.

El falso jazmín (Trachelospermun jasminoides) debe plantarse donde dé el sol y no castigue demasiado el viento.

- Lathyrus: Existen aproximadamente unas 150 especies de Lathyrus. La mayoría de ellos proceden de las regiones templadas del hemisferio norte, aunque hay algunas especies originarias de los Andes. Es un género muy relacionado con el guisante común (Pisum sativum). De hecho, algunas especies son plantas comestibles. Se utilizan en jardinería porque muchos de ellos son plantas trepadoras mediante zarzillos y por sus vistosas flores de color malva, azul, blanco o amarillo pálido. Deben ser cultivados al sol en una tierra fértil y bien drenada. Se les proporcionará soportes para que puedan trepar.

Algunos de ellos, como el guisante de olor (Lathyrus odoratus) son anuales; otros son perennes. Entre estos destaca la arvejilla (Lathyrus latifolius) , procedente de Europa y exportada a América donde crece muy bien., que presenta un aspecto muy denso y muchas flores no olorosas de color rosa, o blanco al llegar la primavera y el verano. Su capacidad para reproducirse y extenderse la ha convertido en una mala hierba en muchos lugares del mundo.

El guisante azul de Lord Anson (Lathyrus nervosus) es también una especie de guisante perenne que puede crecer hasta 3 m. Aunque tiene un hábito rastrero, puede utilizarse como trepadoras si se le proporciona un soporte adecuado. Destaca por sus muchas flores de color púrpura que se desarrollan en verano y por sus hojas apergaminadas y con las venas muy patentes. A diferencia de la anterior, prefiere los veranos frescos.

- Alamandas: El género Allamanda contiene unas 12 especies de plantas procedentes de América tropical. Se caracterizan por sus grandes flores de color amarillo en forma de trompeta y por sus hojas reunidas en verticilos, gruesas y productoras de látex.

La alamanda es una trepadora perenne que produce flores espectaculares.

Algunas de estas especies son arbustos pero las más famosas son las trepadoras volubles, que resultan ideales para cubrir muros o paredes de lugares cálidos. Prefieren ser cultivadas en lugares soleados y protegidos sobre suelos ricos y bien húmedos.

Si se cultivan en zonas algo frescas pueden perder las hojas al llegar el otoño. En zonas frías deben cultivarse en invernaderos.

Entre todas las especies destaca la alamanda común o jazmín de cuba (Allamanda cathartica) que puede alcanzar los 4.5 m de altura y produce flores amarillas de hasta 15 cm y la alamanda violeta (Allamanda blanchetii) que solamente alcanza 1,5 m y sus flores, de un color púrpura malva, no pasan de los 8 cm.

Existen en el mercado numerosos híbridos producidos por el cruce de estas dos especies.

Ver otras plantas trepadoras perennes.

Más información sobre plantas trepadoras.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.