indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

PEYOTE Y RELIGION

 











 

 

Historia del peyote

 

Aunque se piensa que el consumo del peyote ( Lophophora williamsii ) tiene más de 2000 años, la primera referencia histórica aparece en el siglo XV de la pluma de Sahagún, que nos cuenta como este cactus, bajo el nombre de peiotl, era utilizado por los Chichimaca. Esto no significa que en ese momento fuera esta tribu la que exclusivamente utilizara esta droga o que fueran ellos los que hubieran descubierto su uso. Probablemente en esta tiempo era ya utilizado por la mayoría de las tribus que disponían del cactus en su tierra. Así que la utilización del mismo en ceremonias rituales habría sido el resultado de la aportación de todos ellos en conjunto.

En el siglo XVI aparece documentado por los misioneros que escriben como los indígenas podían resistir toda la noche bailando y como quedaban exhaustos al día siguiente después de que la droga dejara de hacer efecto. Lo cierto es que el punto de vista de los misioneros colonizadores de América, con respecto al peyote, siempre fue negativo dado que identificaban su culto como un enemigo que se oponía a sus creencias, por parte de unos nativos que, en la mayoría de los casos, se mantenían indiferentes a las nueva religión. Bajo este punto de vista, no es de extrañar que considerasen al cactus como un producto maléfico, causante de la mayoría de los males de sus usuarios. Mientras que los aztecas lo llamaban " Carne de los dioses", los sacerdotes lo bautizaron como " Carne diabólica", pretendiendo eliminar el uso de esta planta que se siguió utilizando a pesar de la prohibición.

Las primeras aproximaciones bien documentadas aparecen en la segunda mitad del siglo XX, por parte de bastantes antropólogos que se interesaron activamente en el uso del peyote, su significado y las ceremonias rituales que llevaban a cabo sus devotos. En sus crónicas explican con detalle como los Huichas realizaban una peregrinación anual en busca del cactus sagrado, y de como durante el camino realizaban una serie de rituales encaminados a conseguir una purificación previa a la adquisición del cactus, bajo la supervisión del chamán. Entre estos ritos, como muy significativos, tendríamos la exposición pública de los pecados y la abstinencia sexual.

 

El peyote en la actualidad

 

Actualmente, ritos semejantes son realizados por muchas tribus de Estados Unidos y Canadá. Entre los primeros tendríamos a los Kiowa, los Comanche, y muchas otras tribus que habitan la amplia región que se extiende desde el sur de Tejas, región de río Grande, hasta la alta meseta del norte de Méjico; todo el territorio que se le conoce como el nombre de desierto de Chihuahua. La ceremonia se realiza alrededor de una gran hoguera. Los " devotos" formando un gran círculo, mastican y tragan el cactus en una reunión que dura toda la noche y en la que se encuentran bajo los efectos alucinógenos del peyote, descritos por James Mooney en 1891 como la sensación de " arabescos vivientes", según su experiencia personal, haciendo referencia a la gran profusión de formas y colores, producidos, según él, por el incremento de la sensibilidad de todos los sentidos pero especialmente los visuales, que Mooney definió como " hiperestesia visual". El mismo escritor Aldous Huxley la define como magnificadora de la realidad, con capacidad de dotar de belleza los objetos cotidianos. No obstante, los efectos desagradables que se producen después de la euforia inicial, no compensan los "placeres alucinógenos" ( Ver toxicidad )

Con la finalidad de proteger la libertad de religión, en 1885, se fundó la Iglesia Americana Nativa, cuya base religiosa, resultado de la fusión entre las creencias cristianas y las nativas, se encuentra cimentada en el culto al peyote. Sus ceremonias son muy abundantes y en todas ellas, aunque difieran de un lugar a otro, tienen en común el considerar a esta planta como el elemento de unión entre Dios y el Hombre. El peyote se ha definido en este sentido como la puerta que permitiría romper con la materia y la racionalidad para elevar la conciencia a un estado que permita la unión con la divinidad. Desde otro punto de vista, también se contempla como una manera de conseguir la curación de las enfermedades, como la medicina que puede reunir al hombre con el espíritu maligno que produjo la enfermedad. La confluencia de estas dos ideas - religión y medicina mágica - ha llevado a la rápida expansión de este culto, que cuenta con más de 400.000 miembros

 

El peyote, una droga prohibida

 

El Peyote esta considerado como una droga ilegal en muchos países. En México es ilegal. En Estados Unidos, el estado de Texas permitió su utilización por parte de indígenas americanos en ceremonias religiosas en 1970. Una decisión que fue respaldada por el Gobierno Federal en 1995. Su uso fuera de estas condiciones se considera ilegal.

Mas información: Ver toxicidad Detalles de cultivo

 


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso