Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Características y beneficios de la compota de fruta

Propiedades de la compota de frutas

¿Qué es una compota?

Una compota es una preparación a base de fruta y azúcar, que tiene menos cantidad de azúcar que una mermelada. La compota al igual que la mermelada, se considera un tipo de conserva vegetal.

La palabra compota viene del francés "compote" que significa mezcla. Es un tipo de preparación que se utiliza mucho en Francia y Alemania. En estos dos países se creó este tipo de conserva para prolongar el uso de la cosecha de manzanas, de ahí que inicialmente la mayoría de compotas estaban elaboradas con manzanas, un fruto muy abundante en estos dos países.

Posteriormente se ha venido elaborando con muchas otras frutas como peras, melocotones, membrillos, frambuesas, fresas, frutos del bosque, etc.

compota de manzana
Foto de compota casera de manzana

Diferencias entre una compota y una mermelada

Además de que la compota posee un porcentaje menor de azúcar, el tiempo de cocción es inferior y la fruta suele elaborarse en trozos grandes o entera, a diferencia de la mermelada en la que los trozos son más pequeños o está triturada.

Por otra parte, la finalidad suele ser distinta. Las mermeladas suelen utilizarse en el desayuno o como snack a media mañana o media tarde, normalmente esparcida sobre una tostada o una rebanada de pan. Debido a su elevado contenido en azúcar, la mermelada puede ser considerada más bien como complemento, como si fuera una crema para acompañar.

Las compotas se utilizan principalmente como plato para los bebés o como postre para todas las personas, especialmente para los bebes y para las personas mayores o inapetentes, porque son muy digeribles, presentan menos azúcar que las mermeladas y son muy fáciles de tragar, siendo ideales para las personas que les cuesta masticar o tragar la fruta fresca.

Suelen comerse en el desayuno, acompañadas de yogur, al final de la comida principal o solas a media tarde.


compota de manzana
Foto de una compota mixta comercial para bebes con plátano, pera y zanahoria. Contiene un 10,5 % de azúcar.

¿Qué cantidad de azúcar presenta una compota de frutas?

Depende de cada país y depende del gusto de cada persona pero, en general, mucho menor que una mermelada. La mayoría de las mermeladas contienen alrededor de un 50 % de azucar, mientras que las compotas suelen tener sobre el 15 %. o incluso menor en caso de ser preparadas par bebés.

Lo ideal sería preparar compotas sin azúcar, aprovechando los azúcares naturales de las frutas.

Propiedades de las compotas de fruta

Las compotas de frutas son suaves y de fácil digestión.

Poseen propiedades reconstituyentes, no pesan al estómago y aportan energía fácil de asimilar, de digestión corta.

Las compotas de frutas nos proporcionan el azúcar natural de la fruta, además de ser muy ricas en fibra soluble.

¿Quiénes deberían comer compota de frutas?

Las compotas de frutas están muy recomendadas:

- Para el tratamiento de la acidez de estómago,

- Para problemas de indigestión

- Para combatir el estreñimiento

- Con llagas en la boca,

- Cuando se tiene poco apetito

- Si hay dificultad para tragar.

- Su riqueza en fibra absorbe parte del colesterol de los alimentos antes que éste alcance el torrente sanguíneo.

¿Qué es mejor la compota de frutas o la fruta cruda al natural?

La compota de frutas, como hemos visto anteriormente, presenta ventajas como son la mayor facilidad para tragarla o digerirla. Además, dado que es más dulce, resulta más atractiva para personas con poca hambre o para los niños.

Por contra, al cocer la fruta, ésta pierde ciertos nutrientes, como la vitamina C, vitaminas del grupo B (tiamina, niacina, riboflavina, vitamina B6) y se reduce el contenido en potasio.

Sin embargo, existen muchos otros alimentos en la dieta que pueden proporcionarnos estos nutrientes, por lo que no supone un gran inconveniente.

¿La compota de frutas es adecuada para todas las personas?

Las compotas de fruta sólo deben evitarla las personas con intolerancia a la fructosa, en cuyo caso se recomienda utilizar zanahoria con frutos rojos.

En caso de diabetes se debe elaborar compotas de frutas sin azúcar. Este tipo de compotas también están recomendadas para las personas obesas o aquellas que quieran hacer un régimen de adelgazamiento.

Compotas de verduras

Además de compotas de frutas, también se pueden elaborar compotas de verduras, como compota de zanahoria o compota de calabacín, pero, sin duda, es la compota de manzana la original y la que todavía se sigue preparando habitualmente.

* Información relacionada: Propiedades y receta de la compota de manzana

punto rojo Más información sobre recetas saludables.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil