Crucíferas contra el cáncer

Beneficios de las verduras crucíferas para el cáncer

ALIMENTOS DE LA FAMILIA DE LAS CRUCÍFERAS PARA EL CÁNCER

¿Qué son los alimentos de la familia de las crucíferas?

Las crucíferas o verduras de invierno son plantas de la familia de las Brassicáceas (antiguamente llamada familia de las crucíferas), que se caracterizan botánicamente por tener cuatro pétalos en forma de cruz, de donde se toma el nombre de la familia.

Debido al potencial anticancerígeno de estos alimentos, las verduras crucíferas tienen un papel fundamental en todo tipo de dietas para el cáncer.

cruciferas
Foto de crucíferas: col, rábanos, nabos, coles de Bruselas, coliflor y brócoli

¿Por qué las crucíferas nos protegen contra el cáncer?

Estos alimentos nos protegen contra el cáncer porque contienen componentes con propiedades antioxidantes y antitumorales.

Todas ellas son hortalizas muy ricas en vitamina C, clorofila y betacarotenos, con propiedades antioxidantes muy potentes capaces de neutralizar los radicales libres que son los principales responsables del desarrollo de tumores cancerosos.

Además, las crucíferas contienen otros componentes como la cisteína, un aminoácido con propiedades desintoxicantes y antioxidantes muy destacadas.

Glucosinolatos contra el cáncer

De entre todos ellos, las crucíferas tienen unos principios contra el cáncer muy destacados, los glucosinolatos.

Cuando estas verduras crudas se mastican, se rompen las membranas celulares de la planta y se libera una enzima llamada mirosinasa. Esta enzima descompone los glucosinolatos presentes en el alimento en isotiocianatos, tiocianatos o indoles.

Estas sustancias son muy aromáticas para ahuyentar sus depredadores en su medio natural, pero en nuestro organismo, los isotiocianatos e indoles tienen un efecto distinto y nos protegen frente algunos tipos de cáncer.

Alimentos ricos en glucosinolatos

Estos componentes son casi exclusivos de las crucíferas, porque también los contienen otros dos vegetales, en la capuchina (Tropaeolum majus), en la moringa (Moringa oleifera) y en el arrancamoño (Xanthium strumarium). Sin embargo, las fuentes más importantes son las crucíferas. Como ejemplo, el brócoli contiene un isotiocianato llamado sulforafano.

¿Sólo cuando se comen crudos tienen actividad contra el cáncer?

Las propiedades contra el cáncer de estas verduras no se encuentran en el brócoli cocido al horno o hervido durante mucho tiempo, ya que el calor destruye la enzima mirosinasa y por lo tanto no se pueden formar los compuestos antitumorales.

Novedad: Recientes estudios han demostrado que en el intestino humano existe cierta actividad mirosinasa, lo que significa que los beneficios antitumorales de las crucíferas se podrían obtener también de los vegetales cocidos.

¿De qué tipos de cáncer nos protegen las crucíferas?

Este grupo de verduras, llamadas también "verduras de invierno", son de los alimentos que más nos protegen contra todo tipo de cáncer, aunque principalmente se ha visto su efectividad en el cáncer de estómago, cáncer de mama, de pulmón, de ovario, de próstata y de colon.

Se ha comprobado que 250g. de verduras crucíferas diarias ayudan a eliminar sustancias cancerígenas (6-fenilimdiazol (4,5-b) piridina), siendo este tipo de verduras un factor dietético muy importante en la prevención del cáncer de colon.

Los indoles intervienen en la regulación de estrógenos, ayudando también de esta manera a prevenir el cáncer de mama.

¿Cuáles son las principales verduras crucíferas?

Entre los principales alimentos de la familia de las crucíferas tenemos las siguientes:

Alimentos naturales para luchar contra el cáncer, dieta anticancerigena
Lámina con algunas de los principales alimentos interesantes en la dieta contra el cáncer y que pueden ayudar en la prevención de ciertos tipos de cáncer

¿Cuántas verduras crucíferas deberíamos comer a la semana?

Sería conveniente comer alguna de estas hortalizas una vez al día o cada dos días, a través de chucrut, ensaladas de rúcula, hervidos, al vapor o salteados.

col kale con boniato
Foto de col kale con camote hervido. La col, el brócoli y la coliflor son verduras muy ricas en calcio que no deben faltar en la dieta para la osteoporosis

Otra forma de ingerirlos es a través de la salsa mostaza natural, aunque no se recomienda habitualmente porque puede irritar el estómago.

Si se realizan cocciones muy altas, como al horno o fritos, destruyen prácticamente todas sus propiedades, vitaminas y fitoquímicos.

* Información relacionada:

- Terapias alternativas para el cáncer

- Dieta preventiva para el cáncer

- Alimentos para aumentar la inmunidad

- Convalecencia en el cáncer

- Cansancio en el cáncer

Alimentos cruciferas contra el cáncer
Lámina de los alimentos de crucíferas que nos protegen contra el cáncer

plantas medicinales contra el cáncer
Plantas medicinales para el cáncer

punto rojo Más información sobre remedios y alimentación para el cáncer

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.