Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

EL CULTIVO DE PLANTAS TREPADORAS

EL CULTIVO DE LAS PLANTAS TREPADORAS

Usos de las plantas trepadoras

Las plantas trepadoras son ideales para el jardín, especialmente utilizables en jardines de tamaño pequeño, dado que su crecimiento vertical permite su utilización en zonas donde tenemos poca superficie.

Al trepar sobre paredes, columnas o postes, pueden utilizarse para decorar aquellas espacios poco vistosas o, aunque se trate de superficies nuevas, simplemente para que no parezcan desnudas.

La visión de los racimos florares colgantes y aromáticos de la glicinia decorando la pared de una casa o el verdor de las hojas de la hiedra sobre un muro o columna proporcionan una belleza superior al que ofrece la piedra o el ladrillo desnudo.

Las hojas de la hiedra de Virginia con su espectacular rojo sangre se utilizan habitualmente en muchas paredes de patios y fachadas, llegando a alcanzar alturas de hasta 30 metros, proporcionando un maravilloso espectáculo visual al llegar el otoño.

hiedra

La hiedra es una planta que se utiliza bastante frecuentemente en la decoración de fachadas de casas señoriales, tal como aparece en esta fotografía. El verde brillante de sus hojas combina muy bien con la piedra.

Los jazmines, las madreselvas o las clemátides son especialmente conocidas por sus fragancias. Además de los aromas agradables de muchas plantas trepadoras, hay que destacar los colores vistosos que nos ofrecen sus hojas, especialmente en otoño, y la variedad de colorido de sus flores, de las cuales disponemos una gran variedad que pueden cubrir todas las estaciones del año.

Las trepadoras forman un hábitat excelente para pájaros. Sus aromas y colores atraen multitud de insectos y criaturas ofreciendo un gran vitalidad al jardín. La mayoría de ellos son beneficiosos para eliminar plagas y enfermedades de las plantas.

Las trepadoras pueden usarse para decorar vallas o verjas y, al mismo tiempo, sirven para proporcionar aislamiento en lugares donde nos interesa mantener una mayor intimidad o un menor impacto acústico desde el exterior.

Pueden también proporcionarnos sombra y protección del calor del verano. Las pérgolas cubiertas de trepadoras se utilizan como espacios refrescantes en lugares con veranos especialmente calurosos.

Las trepadoras también pueden utilizarse para complementar árboles y arbustos, especialmente aquellos más viejos y con poco follaje sobre cuyo tronco y ramas pueden ascender aprovechando los huecos por donde penetra abundante luz. Los rosales trepadores o las clemátides de verano, por ejemplo, se combinan con este tipo de árboles o con otros árboles poco frondosos, como los árboles frutales, para rellenar los huecos.

Cuando las trepadoras leñosas se combinan con otras trepadoras herbáceas, además de ofrecerles un buen soporte, permiten cubrir las distintas necesidades estacionales. Las trepadoras herbáceas anuales ayudan a cubrir los huecos que dejan las trepadoras leñosas hasta que alcancen un crecimiento adecuado para llenar el espacio por ellas mismas.

Otras trepadoras anuales, como la capuchina, pueden utilizarse para completar macizos. Basta suministrarles un apoyo para que puedan trepar fácilmente,

¿Qué plantas trepadoras son las más convenientes?

La elección de las plantas trepadoras dependerá de varios factores:

- El tamaño de las trepadoras: Algunas plantas trepadoras solo alcanzan unos cuantos centímetros y otras pueden llegar a trepar más de 20 metros. Por lo tanto hay que tener en cuenta el crecimiento de una planta concreta.

- La orientación y la situación: Algunas trepadoras, como la viña, prefieren emplazamientos soleados y cálidos, que son aquellos orientados al sur. Otras, como las hiedras, prefieren lugares más frescos. Dentro de los lugares soleados no es lo mismo aquellos que reciben el sol por la mañana, es decir los orientados hacia el este que los que lo reciben directamente toda la tarde, es decir los orientados hacia el sur.

Tampoco es lo mismo plantar una trepadora en un lugar ventilado del centro del jardín, junto a un soporte, que plantar junto a una pared o una valla, que refleja el calor de los rayos solares y puede dañarla cuando no es la adecuada, especialmente cuando una pared está orientada al sur.

Así, por ejemplo, la pasionaria resulta adecuada como trepadora para decorar una pared orientada al sur, pero un rosal trepador deberá situarse junto a una pared orientada hacia el este, donde obtiene el sol de la mañana, pero puede ser dañada por el fuerte calor del sol si la emplazásemos en una orientación sur.

Algunas de estas plantas como las glicinias o las clemátides prefieren tener algunas partes exteriores al sol y las raíces a la sombra. Por ello es conveniente cubrir el suelo con alguna otra planta o con alguna piedra para que los rayos solares no la calienten demasiado.

Otras plantas, como las hiedras, no deben plantarse en una orientación soleada ya que no soportan ninguna de las dos orientaciones anteriores y prefieren la frescura que proporciona una pared umbrosa. que es la que proporciona una orientación norte.

punto rojo Más información sobre plantas trepadoras para muros o paredes soleadas.

punto rojo Más información sobre plantas trepadoras para muros o paredes a la sombra

- La combinación con otras plantas: A la hora de combinar las trepadoras conviene tener en cuenta como combinan con ellas mismas o con otras plantas. Si se combinan diversas trepadoras, se deben mezclar aquellas que tengan una floración pareja que permita llevar a cabo la poda cuando dejen de florecer sin que podamos perjudicar una posible planta que todavía se encuentre en flor.

Cuando se utilizan trepadoras en el huerto es mejor utilizar las trepadoras anuales porque sus raíces son menos profundas y no interferirán con el cultivo de verduras y hortalizas.

¿Técnicas para plantar las plantas trepadoras?

A la hora de plantar una trepadora tenemos que tener en cuentan toda una preparación previa y unas técnicas de plantado y fijación adecuadas que permitirán que la trepadora pueda crecer adecuadamente.

- Preparación del terreno: Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el suelo donde va a plantarse la trepadora debe estar perfectamente preparado. Lo primero que se requiere es librar el suelo de malas hierbas o malezas, lo que puede realizarse manualmente o mediante herbicidas.

Las plantas trepadoras, en general necesitan un terreno rico en materia orgánica, por lo que cavaremos un buen agujero del tamaño aproximadamente el doble de la longitud de las raíces de manera que puedan disponer de suficiente tierra suelta para extenderse con facilidad. añadiremos a la tierra sacada del hoyo tierra de jardín o compost. En caso de tratarse de terrenos muy pobres se puede añadir un poco de fertilizante por encima.

- ¿Cómo plantar una planta trepadora?: Una vez preparado el terreno se debe plantar la trepadora teniendo en cuenta la distancia de plantado, especialmente cuando se va a utilizar un soporte ya existen como una verja, una pared, un árbol u otra trepadora. En estos casos la distancia de plantación será diferente de cuando se utilice un soporte autoportante. (Más información sobre como plantar una planta trepadora y sobre soportes para trepadoras)

punto rojo Más información sobre plantas trepadoras.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil