Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

ORIGEN, HISTORIA, PRODUCCIÓN Y CONSUMO DE MANTEQUILLA

HISTORIA DE LA MANTEQUILLA

¿Cómo se descubrió la mantequilla?

La mantequilla se empezó a elaborar años más tarde que las leches fermentadas o la nata. Posiblemente, se descubrió accidentalmente cuando, al realizar un excesivo batido de la nata, se obtenía otro producto con características parecidas y a la vez diferentes.

La mantequilla se conservaba mejor que la leche, era dura y no líquida. Todo ello lo lo convertía en un alimento con propiedades distintas y muy interesantes, con el cual se podían realizar preparaciones culinarias diferentes.

La mantequilla en la antigüedad

Probablemente la mantequilla ya era utilizada por los primeros habitantes del paleolítico superior en la zona de Mesopotamia, unos 9000 años a. C. En la India se utilizo con asiduidad desde la antigüedad no solamente como una alimento muy recomendable, o como recurso curativo de la medicina ayurvédica, sino que también se ofrecía a los dioses como ofrenda.

Se conoce su consumo desde la antigüedad en zonas del norte, de lo que ahora conocemos como Europa y parte de Rusia

Su mayor elaboración, aprecio y consumo fue gracias a los pueblos mongoles, que en esos tiempos poblaban la zona ahora conocida como Ucrania, Bielorrusia y el sur de Rusia. También por los pueblos vikingos, que habitaban el territorio hoy conocido como el sur de Suecia y Noruega, Dinamarca y el norte de Alemania.

Las poblaciones celtas, que residían en la zona que actualmente se conoce como el Reino unido, Irlanda y la parte oeste de Francia también la conocían.

El consumo de mantequilla en las culturas clásicas

Las culturas griegas y romanas hicieron poco uso de este alimento, debido a la creencia y consideración de que este alimento era un producto de alimentación rudo y basto, propio de pueblos bárbaros o personas con un bajo nivel adquisitivo.

Además, el clima del sur de Europa no propiciaba la conservación de este alimento, que si que podía conservarse más fácilmente en las zonas del norte.

Los griegos y romanos preferían el queso que si que se conservaba mejor que la mantequilla. Todo ello fue lo que determino que este alimento fuera desconsiderado por las poblaciones tanto romanas como griegas de la época.

La expansión del consumo de la mantequilla en Europa

No fue hasta bastante más tarde que empezó a expandirse su consumo por otras zonas cercanas a las zonas de mayor consumo habituales. Se sabe que este producto se utilizó abundantemente en la Edad Media en las costas atlánticas del centro de Europa, centrando su producción en las zonas francesas de Normandía y Bretaña, en toda Holanda y en Inglaterra o Irlanda.

En esta época, la mantequilla era un producto de elevado precio que no todo el mundo podía permitirse comprar. Mientras tanto, en el sur de Europa, el aceite de oliva y la manteca de cerdo eran las principales fuentes de grasas.

La mantequilla ha sido tradicionalmente un producto poco arraigado en el sur y este de Europa. Solamente las poblaciones musulmanes del norte de África o las poblaciones judías han utilizado la mantequilla como sustituto de la grasa de cerdo por motivos religiosos. Aún así, su consumo ha sido muy moderado.

En Europa la mantequilla ha sido considerada un alimento muy importante en los países del norte, países centro europeos y países atlánticos. En el sur de Europa se ha preferido siempre el uso de la manteca de cerdo y, sobre todo, las grasas vegetales, que siempre se han considerado más sanas

La expansión del consumo de la mantequilla en el mundo

Poco a poco, se fue expandiendo el consumo de mantequilla en zonas de colonización como la nueva América o algunas zonas de África. Finalmente, se consiguió ampliar su consumo, en menor o mayor proporción, en prácticamente todo el mundo.

Al igual que ocurrió con todos los derivados de la leche, su elaboración fue artesanal hasta la época de la revolución industrial, donde se empezaron a descubrir y utilizar nuevas tecnologías, que, mediante maquinarias específicas, facilitaron su elaboración tanto para conseguir este producto en un tiempo más breve, como también a nivel de asegurar su higiene y conservación posterior.

La aparición de la margarina

No fue hasta finales de los años 1800 que se empezó a elaborar la margarina, descubierta y patentada por el químico francés Hippolyte Mège-Mouriés en 1869. Este descubrimiento se llevo a cabo, evidentemente, debido a la dificultad y falta de medios que su proceso requiere para ser elaborada, pero también por motivos económicos.

La mantequilla tenía un precio muy alto y las clases menos favorecidas no podían permitirse pagarlo, por lo que se llevo a cabo la invención de éste sustituto de la mantequilla, que, a la vez que económico, también era una gran fuente de energía.

En la actualidad el consumo de la margarina es superior al consumo de la mantequilla en la mayoría de las naciones de todo el mundo. Incluso en algunos países de América del Sur, cuando se habla de mantequilla, se refiere, en realidad, a la margarina.

La margarina está considerada como un alimento más sano y, además, tiene un precio inferior. Por ello, su consumo ha ido sustituyendo a la mantequilla en la mayoría de los hogares de los países occidentales.

El consumo de la mantequilla en la actualidad

Actualmente, países como Francia, Suiza, Alemania, y otros cercanos a estos, son algunos de los que, tras su evidente relación con las zonas de origen de la elaboración de mantequilla, son los países donde se consume más mantequilla.

La mantequilla sigue siendo en estos países el ingrediente base que forma parte esencial de la mayoría de sus elaboraciones culinarias.

Su consumo en estas zonas es elevado y ordinario, sobre todo en comparación con otros países que, aunque consuman este producto de vez en cuando, no se puede decir que sea un “pilar” habitual de su cocina.

A día de hoy, y a nivel mundial, el consumo de la mantequilla está dentro de alimentación de muchos países, aunque debemos tener en cuenta que, debido a su contenido nutricional alto en grasa, las autoridades responsables de la salud aconsejan que se evite un exceso de su consumo, indicando tan solo, que se como de vez en cuando.

El primer país consumidor de mantequilla en el mundo es la India, seguido, por orden de importancia, por Alemania, Francia, Rusia y Estados Unidos.

Países productores de mantequilla

El principal país productor de mantequilla es la India, seguido de Estados Unidos, Francia, Alemania y Nueva Zelanda.

Más información sobre la mantequilla.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil