indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

...

 

 

 

ALIMENTOS CON POCA GRASA

 

 

 

¿ Como reducir la grasa en las comidas?

¿ Qué alimentos son los más adecuados para perder peso?

 

 

Consejos para reducir la grasa en la alimentación

Para disminuir el consumo de grasa es importante tener en cuenta los siguientes consejos sobre la grasa en la dieta:

- Es primordial reducir la ingestión de carnes grasas ( carnes rojas) y, sobre todo, los productos elaborados a partir de estas carnes, como embutidos, mortadelas, salchichas, butifarras , longanizas, productos preparados con carnes en conserva. Debe prestarse especial atención al tocino por tratarse de un alimento con muchas calorías. Si se utilizan carnes con grasa, es mejor quitársela antes de cocinarla.

- Es mejor utilizar el pollo o el pavo y , dentro de estos , la pechuga que contiene menos grasa que las patas. El pollo debe guisarse sin piel. Es mejor el pavo o el pollo que el resto de carnes para preparar guisados de carne molida.

- En cuanto a la leche y los derivados lácticos es mejor escoger los desnatados. Esto afecta tanto a la leche, que es mejor que sea descremada, como al yogur, a las natillas, o a los helados. La nata no es buena amiga de las grasas ni de las personas que quieran perder peso o conseguir un peso ideal.

- Para untar es mejor utilizar productos " light" como los quesos, las margarinas , o las mayonesas con poco contenido en grasa. Sería mejor comprar panes de calidad, mejor integrales y con diferentes cereales. Así se evitaría la costumbre no aconsejada de untar el pan con pastas aceitosas. En caso de querer hacerlo, es mejor utilizar tomate y que este no esté frito.

- Los aliños debe utilizarse con prudencia. Es mejor añadir hierbas o especias con un poquito de aceite, lo que reducirá la ingestión de grasa, mejorará el sabor de las comidas y aportará propiedades medicinales a su alimentación. El jugo de limón, el vinagre de manzana o la salsa de tomate preparada en casa pueden ser muy interesantes. No debería añadirse mantequilla a las verduras o aliños a base de grasa a las carnes o pescados.

- No abusar de los huevos. Como máximo deben comerse 4 huevos semanales. Tambien se puede optar por comer claras de huevo en vez de yemas de vez en cuando.

- Evitar los pasteles o productos de repostería, los helados no desnatados así como galletas, el chocolate o las patatas fritas. Todos estos alimentos contienen mucha grasa.

- Evitar las comidas fritas. Este tipo de comidas absorbe mucho aceite e implica la ingestión de mucha grasa. En su lugar es mejor preparar la comida con otras técnicas: al vapor, hervida, a la parrilla, asada, etc. Baste tener en cuenta que 100 g de patatas hervidas proporcionan 86 calorías mientras que la misma cantidad frita proporciona 156.

- Evitar el uso abusivo y habitual de bebidas alcohólicas. El alcohol debe tomarse con moderación porque, además de un posible riesgo de alcoholismo, es un alimento con mucho poder calórico. Un uso moderado de ciertas bebidas alcohólicas. como el vino puede tener incluso efectos positivos sobre la salud. ( Más información)

 

- Evitar los hábitos alimentarios incorrectos:

 

- "Picar" entre comidas o después de las comidas. Es una mala costumbre quedarse en la mesa después de comer y comer galletas, chocolate o golosinas. Una sobremesa puede acompañarse con alguna infusión, como, por ejemplo, un té verde, una manzanilla o una menta.

- Evitar comer mientras se mira la televisión. Especialmente cuando el programa crea una tensión que intentaremos rebajar con la ingestión de algún tentempié. Una solución para evitar la tentación es tomar alguna infusión de alguna hierba medicinal o, cuando no nos podamos resistir, es mejor tomar alguna fruta o fruto seco. ( Estos últimos deben utilizarse con moderación porque contienen muchas calorías) ( Más información en como saciar el hambre entre comidas)

- Evitar comer apresuradamente: El cuerpo necesita un tiempo para saciar la sensación de hambre después de ingerir alimentos. Si se come demasiado deprisa, podemos ingerir demasiada comida antes que el cuerpo se encuentre saciado. Una comida sosegada permite aprovechar mejor los alimentos y cortar la sensación de hambre con menos cantidad de ellos.

- Evitar salar los alimentos: La sal favorece la retención de líquidos y hace que el cuerpo se encuentre más hinchado.

- Información relacionada: Menús semanales para adelgazar

 

Mas información sobre las grasas en el listado superior:

 


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso