Toxicidad de las micotoxinas

Este artículo ha sido avalado por Elisenda Carballido - Dietista nutricionista. Postgrado en Fitoterapia y máster en Nutrición y Metabolismo.

¿Por qué las micotoxinas son tan peligrosas para la salud?

Efectos tóxicos de las micotoxinas

Las micotoxinas son sustancias muy pequeñas y de naturaleza no proteica (a diferencia de las toxinas bacterianas). Por este motivo son muy difíciles de detectar por nuestro sistema inmunitario, lo que nos hace muy vulnerables a sus efectos tóxicos.

Los daños que producen dependen de la micotoxina estudiada, ya que cada género de hongos fabrica sustancias de distinta toxicidad.

Consecuencias de las micotoxinas en nuestro organismo

legumbres a granel
Foto de legumbres en un mercado a granel

Los principales efectos son:

  • Enfermedades infecciosas: las micotoxinas suprimen la inmunidad del organismo interfiriendo en la producción de anticuerpos e incrementando el riesgo de padecer infecciones.
  • Enfermedades del hígado: en altas dosis o a largo plazo, las aflatoxinas producen producir daño hepático, hígado graso, cirrosis, necrosis hepática y cáncer de hígado. Las personas con enfermedades hepáticas deberían evitar los alimentos con más aflatoxinas y esterigmatocistina, que son los tipos de aflatoxinas más dañinas para el hígado. (Entre ellos: trigo, maíz, queso duro, nueces pecanas y granos de café verde) Los frutos oleaginosos son una de las principales fuentes de exposición a las aflatoxinas en nuestra dieta, especialmente los cacahuetes (aunque en realidad son una leguminosa) y, por extensión, la mantequilla de cacahuete o los cacahuetes. Las nueces de Brasil, los pistachos y las almendras también contienen altos niveles de aflatoxinas.
  • Daños renales: ciertos tipos de aflatoxinas, como la ocratoxina A y la citrinina, atacan principalmente a los riñones, produciendo graves daños en sus estructuras. (Los alimentos con ocratoxina A son: pasas, café, cerdo, cereales; alimentos con citrinina: granos almacenados y productos a base de granos)
  • Trastornos nerviosos: parálisis, convulsiones. Las principales micotoxinas causantes de este tipo de trastornos son la citreoviridina y las fumonisinas. (La citreoviridina aparece principalmente en el arroz blanco almacenado; las fumonisinas se desarrollan principalmente en el maíz, el trigo y otros cereales)
  • Hemorragia: los tricotecenos o toxina T2 causan hemorragias nasales, de las encías, garganta,etc. En la antigua Unión Soviética, la intoxicación conocida como aleukia tóxica alimentaria (ATA) causó la muerte de 100.000 personas, probablemente debido a que consumieron granos infectados por hongos Fusarium.
  • Infertilidad: la zearalenona produce infertilidad y daños en el sistema reproductor.

Más información sobre micotoxinas y aflatoxinas.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

25 mayo, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar