Desventajas de la soja transgénica

Este artículo ha sido avalado por Elisenda Carballido - Dietista nutricionista. Postgrado en Fitoterapia y máster en Nutrición y Metabolismo.

¿Por qué no deberíamos consumir soja transgénica?

La soja transgénica tiene muchos detractores, principalmente por los siguientes motivos:

transgenicos soja
La novedad de los intercambios genéticos con tecnología genética es que se pueden hacer intercambios genéticos antinaturales: mezclar los genes de una planta con los de cualquier animal, planta u hongo.
  • Perjudicial para el medio ambiente: La tecnología GMO podría conseguir plantas más resistentes a la sequía o con menores requerimientos de nutrientes, lo que supondría una ventaja. Sin embargo, las empresas han utilizado los transgénicos para producir plantas muy resistentes a los herbicidas e insecticidas que ellas mismas producen y comercializan. De modo que se generan plantas resistentes a plaguicidas muy agresivos, que eliminan cualquier animal o planta. Lo que ocurre actualmente es que se rocía el medio ambiente con cantidades ingentes de estos productos, a sabiendas de que los cultivos GMO lo resistirán, pero sin pensar en el ecosistema (insectos y otros animales, contaminación del aire, agua y otros cultivos, bioacumulación,…).
  • Comprar las semillas patentadas da beneficios a empresas privadas: Las semillas transgénicas y los productos para su cultivo son costosos, aunque cabe mencionar que las semillas obtenidas de forma tradicional también pueden estar registradas y también se compran cada año. Las mismas empresas que venden GMO, también producen ecológicos y en general tienen el monopolio de todo tipo de cultivos, pesticidas y semillas.
  • Leyes y regulación de los GMO: La legislación actual no permite investigar libremente con semillas patentadas sin permiso de las empresas que las comercializan. Estas empresas, además, tienen autoridad para decidir la duración de los estudios. Todo ello dificulta el estudio libre sobre las repercusiones de estos alimentos para la salud. Los defensores de esta norma sostienen que, como es un producto privado, es lógico que la empresa que reciba los beneficios tenga que ser también la que haya de investigar sobre su seguridad.
  • Falta de estudios científicos: La mayoría de estudios científicos sobre transgénicos los producen las propias empresas comercializadoras, con el conflicto de interés evidente que ello supone. No se permite la utilización de las semillas en estudios científicos sin la autorización del comerciante.
  • Principio de precaución: A falta de suficientes estudios sobre la materia, el principal motivo por el que científicos y no científicos no apoyan los transgénicos es por precaución. No se conoce el efecto que pueden tener los transgénicos en la naturaleza: animales, plantas y microorganismos, y, por lo mencionado en los puntos anteriores, la legislación actual no ayuda a esclarecerlo mediante el análisis científico libre de conflictos de interés.

¿Por qué se permite la soja transgénica?

En los últimos años, la gran mayoría de cultivos de soja que se producen no son para el consumo humano. La soja se cultiva de forma extensiva para alimentar animales y poder satisfacer la enorme demanda de carne de los mercados.

carne

Para satisfacer la demanda mundial de carne, es necesario criar animales de forma masiva o extensiva. Precisamente por este motivo existe la soja transgénica: necesitan mucho grano y de buena calidad proteica para que los terneros y cerdos crezcan más rápido y el mercado siempre tenga abasto.

Estos cultivos trangénicos se destinan principalmente a la producción de piensos. Por lo tanto, el problema de raíz de la soja transgénica es el consumo exagerado de carne que se produce en la mayoría de países desarrollados o en vías de desarrollo. Todas las personas que comen carne diariamente están fomentando el cultivo extensivo de soja transgénica, pues la inmensa mayoría de carnes que se consumen están alimentadas con piensos elaborados con soja transgénica.

Los embutidos y carnes procesadas pueden contenerla también en forma de aditivo (harina de soja).

¿Cómo se puede actuar contra los transgénicos?

Se promueve el cultivo de soja transgénica de forma indirecta cuando se consume carne de forma desmesurada, muchas veces, de forma recreativa (como en los restaurantes fast-food), otras veces, por falta de educación nutricional.

Comer carne a diario no es necesario y perjudica el medio ambiente desde muchos frentes. Se necesita destinar muchos recursos naturales a alimentar los animales para poder consumir carne: piensos, litros de agua (tanto para el animal, como para los cultivos que lo alimentan), combustible para el transporte, medicamentos,…

Todo ello produce problemas medioambientales muy graves, como la contaminación de las aguas (por plaguicidas y por la industria cárnica), el agotamiento del suelo, la pérdida de biodiversidad, o la aparición de bacterias muy resistentes a los antibióticos.

soja transgenica
Lámina-resumen o infografía sobre las principales ideas que hay que tener claras sobre la soja transgénica. Esta legumbre se cultiva extensivamente para alimentar animales, lo que destruye muchos ecosistemas. El problema de raíz de la soja transgénica es que se come demasiada carne.

Más información sobre la soja.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

14 mayo, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.