Características del carbonero común

Ficha del carbonero común, Parus major

¿Cómo es el carbonero?

Nombre común: Carbonero común

Nombre científico: Parus major

– Nombres en otros idiomas:

  • Inglés / English: Great tit
  • Francés / Français: Mésange charbonnière
  • Catalán / Català: Mallerenga carbonera / Estiverola / Ferrerico / Ferreret
  • Gallego / Galego: Ferreiriño abelleiro
  • Vasco / Euskara: Kaskabeltz handi
  • Italiano: Cinciallegra
  • Portugués / Português: Chapim-real
  • Alemán / Deutsch: Kohlmeise
  • Ruso / Русский: Большая синица
  • Holandés / Nederlands: Koolmees
  • Rumano / Română: Pițigoi mare
  • Sueco / Svenska: Talgoxe

Clasificación:

Clase: Aves

Orden: Passeriformes

Familia: Páridos

  • Longitud: 14 cm.
  • Envergadura: 22 – 25 cm.
  • Peso: 16 g.
  • Hábitat: Bosques, huertos, jardines, olivares, almendrales, setos.
  • Distribución: Eurasia, África.
  • Costumbres: Especie diurna, terrestre, gregaria, territorial, sedentaria, arborícola, urbana.
  • Alimentación: Insectívora (Insectos, arácnidos, granos, frutos).
  • Reproducción: Ovípara. Puesta: 6 – 12 huevos. Incubacion: 14 días.
  • Longevidad: 2 – 3 años.

Aspecto físico del carbonero común

carbonero común
El carbonero común tiene un plumaje muy característico

El carbonero común es un ave de mediano tamaño y de cuerpo robusto, más grande que el herrerillo y el resto de miembros de su familia.

Este animal tiene los colores amarillo, azul, negro y blanco repartidos en distintas partes de su cuerpo. Su cabeza, oculta por una característica máscara facial, sus ojos y su pico son de coloración totalmente oscura, mientras que sus mejillas son coloreadas de blanco. El dorso presenta una coloración verdosa.

La parte inferior del cuerpo del animal es de color amarillo. Las alas y cola de este pájaro adoptan un color azulado, así como las patas. Empezando en la garganta y terminando en el vientre, una franja negra, como una especie de corbata, recorre al carbonero común la zona del tórax en sentido vertical, más bien dibujada si es un macho que una hembra.

El pico del carbonero común es corto y recto pero fuerte.

¿Qué adaptaciones tiene el carbonero común?

  • Patas diseñadas para la vida arbóricola: Las extremidades de este ave están preparadas para permanecer ésta bien sujeta a las ramas de los árboles y acceder a las fuentes alimenticias de los mismos.
  • Forma del pico: El pico de este ave es fuerte y robusto para romper la cáscara de los granos.

¿Cuál es el hábitat de este ave?

Estamos frente a un ave forestal que tiene preferencia por los bosques caducifolios, especialmente los robledos, pero también encinares y alcornocales y puede ser visto hasta en pinares y otro tipo de bosques de coníferas. Sin embargo, en los bosques de coníferas predomina su pariente el carbonero garrapinos (Periparus ater), porque en estos hábitats el carbonero común es escaso en relación a los robledos y otros bosques de caducifolios. Para el carbonero común el tipo de árbol no es tan importante como para el resto de páridos porque en esta especie cuenta mucho el estrato arbustivo.

El carbonero común es capaz de aprovechar casi cualquier tipo de obertura para hacer el nido, lo que le da una gran adaptabilidad. Este ave presenta una gran plasticidad ambiental que le permite poder sobrevivir en todo tipo de ambientes arbolados, desde bosques de robles, bosques de ribera, como ejemplo de ambientes naturales, hasta ambientes humanizados como parques y jardines, huertos, árboles frutales de secano o setos. Esta especie no es exigente en cuanto al arbolado y no es dependiente de bosques bien conservados.

Existen poblaciones urbanas de carboneros comunes que se reproducen en los parques y jardines de grandes ciudades pero los niveles reproductivos son más bajos que las poblaciones forestales de esta especie como consecuencia de la menor disponibilidad de alimento para alimentar a sus crías.

Costumbres del carbonero común

Esta especie fuera de la época de celo, muestra un comportamiento gregario y forma bandadas con miembros de su especie y de otros páridos para buscar comida allá donde haya árboles. De este modo, el carbonero común y demás páridos están relativamente protegidos de los depredadores.

Pasa el invierno alimentándose de productos que contienen muchas calorías. Es por ello que en esta estación del año es cuando podemos ver a estos pájaros acudir a nuestro jardín si hemos instalado unos comederos para aves.

El carbonero común generalmente es un ave sedentaria porque no acostumbra a emprender migraciones programadas.

¿Qué come este pájaro?

Se trata de una especie oportunista que en primavera, presenta una alimentación insectívora y se nutre de escarabajos, hormigas, abejas, avispas, pulgones, fásmidos, etc. Fuera de la época de reproducción, este animal se nutre de frutos de zarzas, saúcos y de granos, porque en este momento su dieta es omnívora o granívora.

Durante la estación invernal, prefiere alimentarse de granos con mucha grasa como los de girasol así como de alimentos de origen animal, porque son alimentos que proporcionan mucha energía, necesaria para mantener la temperatura corporal en los niveles adecuados, precisamente cuando el ave se encuentra en el momento del año en el que las temperaturas son más bajas y hay menos disponibilidad de alimento.

El carbonero común busca el alimento en los árboles, pero también en el suelo, porque dentro de las aves de su familia, es la especie menos ágil.

Durante la época de celo, esta especie alimenta a sus polluelos con distintos artrópodos, es decir, insectos y arañas, pero especialmente con orugas, que son la base de la alimentación de la descendencia de este ave.

Reproducción del carbonero común

El periodo de nidificación del carbonero común es de marzo a junio. A la hora de hacer el nido, este pájaro muestra costumbres rupícolas y lleva a cabo su construcción en todo tipo de cavidades que forman las rocas, tanto naturales como artificiales. No obstante este ave prefiere nidificar en la cavidad de algún árbol, para lo que emplea distintos tipos de materiales, como hojas, hierbas, musgo, plumas y pelo. Es por ello que acepta con facilidad los nidos artificiales.

Este ave presenta una gran prolificidad y puede llegar a poner hasta 12 huevos por nidada, aunque generalmente no suele hacer puestas superiores a los 12 huevos ni inferiores a los 6.  La incubación de la puesta por parte de esta especie dura unas 2 semanas.

Los polluelos permanecen en el nido unas 3 semanas, pero necesitan tres semanas más para ser totalmente independientes.

¿Dónde vive este ave?

El carbonero común habita en la mayor parte de Europa y Asia, así como en la franja costera del norte de África.

A lo largo de África habita en la costa de Marruecos, Algeria y Túnez. En Europa solo falta en la parte más septentrional de la península escandinava. En Asia, el carbonero común se encuentra en el Oriente Medio pero llega hasta el extremo más oriental del mismo continente.

Curiosidades sobre el carbonero común

El carbonero común cumple un rol muy importante como control de plagas por la costumbre de nutrir a sus polluelos con las larvas de lepidópteros.

Entrado el invierno, este ave se alimenta en parte de frutos, lo que puede significar ciertas pérdidas para los árboles frutales de regadío, cuando picotea los frutos, aunque otras aves, como los estorninos son mucho más perjudiciales, ya que el carbonero común también se alimenta de granos.

Hasta tal punto es remarcable el poder de adaptación de este ave que se han observado casos de depredación por parte del carbonero común hacia el murciélago enano (Pipistrellus pipistrellus) en inviernos malos en los que el alimento escaseaba, aprovechando que estos murciélagos se hallaban hibernando en su cueva.

Este ave acepta fácilmente las cajas-nido que los seres humanos instalan para favorecer la nidificación de las especies forestales, aunque es necesaria su correcta gestión para maximizar la supervivencia de los polluelos, evitando problemas como la depredación.  Hasta tal punto el carbonero común muestra una flexibilidad tan gran grande para nidificar que en las ciudades, donde los árboles y las rocas escasean, puede aprovechar las farolas, las grietas de los edificios y hasta los buzones de la correspondencia para hacer su nido.

En las ciudades los ataques por depredadores son menores, salvo en el momento de abandonar el nido, cuando les acechan los gatos domésticos y ciertos córvidos. La vida urbana a este animal también le reporta ventajas relacionadas con la alimentación en invierno, cuando el alimento es más abundante que en la naturaleza, pero en cambio, en primavera, encontrar las orugas con las que cebar a sus crías es algo más difícil en las urbes.

Más información sobre otras aves.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.