TENER APETITO

¿POR QUÉ SE TIENE HAMBRE?

¿Qué es el apetito y que es la saciedad?

El apetito o hambre es una sensación corporal que incita al organismo a comer. Sentimos hambre porque el cerebro nos lo ha hace notar a través del llamado centro del hambre que forma parte del centro del apetito.

La saciedad es un estado corporal en que el organismo se encuentra satisfecho y no necesita ingerir más alimentos. Nos sentimos saciados porque el centro de la saciedad, un componente cerebral del centro del apetito, nos lo hace sentir así.

El organismo debe cubrir unas necesidades energéticas, estructurales y reguladoras. Para ello precisa de los siguientes nutrientes:

- Grasas: Función energética y estructural.

- Hidratos de carbono: Función energética y estructural.

- Proteínas: Función estructural y reguladora

- Vitaminas: Función reguladora

- Minerales: Función estructural y reguladora

A través de los alimentos conseguimos los nutrientes anteriores que permitirán al organismo construir y mantener sus estructuras. El metabolismo orgánico requiere energía para poder crecer y funcionar y unos componentes que regulen las diferentes funciones.

Sentimos hambre como una respuesta a la necesidad que nuestro organismo tiene para cubrir los nutrientes que son necesarios para su buen funcionamiento.

¿Cuando se abre el apetito?

El apetito viene regulado por la acción conjunta del aparato digestivo, las grasas y el cerebro.

El cerebro precisa de glucosa para poder alimentarse. Cuando el nivel de glucosa en la sangre desciende, el centro del apetito en el cerebro lo detecta, despertando en nosotros la necesidad de comer.

Además, el estómago también contribuye a despertar el apetito. La falta de alimento en el estómago crea un vacío que produce la contracción del mismo. Al contraerse el estómago, envía una señal al cerebro que reacciona despertándonos el apetito.

¿Cuándo no tenemos necesidad de comer?

Cuando los niveles de azúcar en la sangre son los adecuados, el centro de saciedad del cerebro nos indica que no debemos tener hambre.

Igualmente la señal de plenitud del estómago llega al centro de saciedad del cerebro que nos incita a dejar de comer.


* Más información: El hambre en los animales

Factores que alteran el apetito

El apetito puede estar alterado por diversos factores que incrementan o disminuyen la necesidad de comer.

Entre los factores que aumentan el apetito tenemos los siguientes:

- El frío

- La ansiedad

- Ejercicio físico intenso
- El insomnio

- El hipertiroidismo o la enfermedad de Graves

- La diabetes

- La bulimia

- El síndrome premenstrual

- Etc.

Más información sobre el apetito.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.