Tener apetito

¿Qué es el apetito y cómo se diferencia del hambre?

¿Qué es el apetito y qué es la saciedad?

El apetito es una sensación corporal que incita al organismo a comer. Sentimos hambre porque el cerebro nos lo hace notar a través del llamado "centro del hambre", una parte del cerebro que es donde nace la regulación del apetito.

comer
Actualmente se come mucho, sin hambre y con prisas. Además, se engaña al cerebro con edulcorantes que no tienen calorías. Todo ello altera las señales de apetito del organismo.

¿Qué es la saciedad?

La saciedad es un estado corporal en que el organismo se encuentra satisfecho y no necesita ingerir más alimentos. Nos sentimos saciados porque el centro de la saciedad, un componente cerebral del centro del apetito, nos lo hace sentir así.

El organismo debe cubrir unas necesidades energéticas, estructurales y reguladoras. Para ello precisa de los siguientes nutrientes:

Funciones del apetito

A través de los alimentos conseguimos los nutrientes anteriores, que permitirán al organismo construir y mantener sus estructuras. El metabolismo orgánico requiere energía para poder crecer y funcionar y unos componentes que regulen las diferentes funciones.

comer
Comer es un acto complejo en el que intervienen factores fisiológicos, culturales, psicológicos y de socialización.

De forma natural, sentimos hambre como una respuesta a la necesidad que nuestro organismo tiene para cubrir los nutrientes que son necesarios para su buen funcionamiento. El apetito también puede responder a una necesidad psicológica, para sentir placer con la comida.

Sin embargo, hoy en día muchas personas tienen atrofiado su apetito. Es decir, les cuesta saber de forma natural cuándo necesitan comer y cuándo no, pues actualmente se come mucho, sin hambre y con prisas. Además, se engaña al cerebro con edulcorantes que no tienen calorías. Todo ello altera las señales de apetito del organismo.

¿Cuándo se abre el apetito?

El apetito viene regulado por la acción conjunta del aparato digestivo, la dieta y el cerebro. El cerebro precisa de glucosa para poder alimentarse. Cuando el nivel de glucosa en la sangre desciende, el centro del apetito en el cerebro lo detecta, despertando en nosotros la necesidad de comer.

Además, el estómago también contribuye a despertar el apetito. La falta de alimento en el estómago crea un vacío que produce la contracción del mismo. Al contraerse el estómago, envía una señal al cerebro que reacciona despertándonos el apetito.

¿Cuándo no tenemos necesidad de comer?

Cuando los niveles de azúcar en la sangre son los adecuados, el centro de saciedad del cerebro nos indica que no debemos tener hambre. Igualmente, la señal de plenitud del estómago llega al centro de saciedad del cerebro que nos incita a dejar de comer.

*Véase: El hambre en los animales

Factores que alteran el apetito

El apetito puede estar alterado por diversos factores que incrementan o disminuyen la necesidad de comer. Entre los factores que aumentan el apetito tenemos los siguientes:

plantas medicinales abrir apetito
Plantas medicinales para abrir el apetito

Más información sobre el apetito.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar