Composición del suelo

¿Qué es el suelo?

El suelo es una delgada capa de la litosfera o parte de la Tierra formada por material rocoso, es decir, sólido y rígido.

El perfil de un suelo es el conjunto de horizontes o capas que forma el suelo.

Los procesos de formación del suelo, como la meteorización o la mineralización, contribuyen a formar lo que se conoce como horizontes.

De qué está formado el suelo

El suelo está formado por 3 componentes. Un componente sólido, que está consituido por la fracción mineral y la materia orgánica, un componente líquido, que es el agua, y un componente gaseoso, que es el aire. El aire es necesario para la vida de muchos microorganismos y de otros organismos del suelo. La materia orgánica aumenta la capacidad de retención de agua y, por lo tanto, aumenta el nivel de humedad del suelo para las plantas.

Un suelo en equilibrio está constiuido por un 50% de materia sólida, un 25% de materia líquida y de un 25% de materia gaseosa.

Los suelos encharcados tienen un 50% de materia sólida y un 50% de materia líquida (agua), porque no hay aire, lo que implica que no pueda haber vida en ellos.

La fracción líquida del suelo está compuesta de agua y de todas las sustancias en ella disueltas, que tienen distinto origen. Las sustancias del suelo solubles en agua pueden venir de la meteorización o fragmentación de las rocas, de la mineralización de la materia orgánica y también pueden tener un origen humano, con los aportes de fertilizantes que el hombre aplica en sus campos de cultivo.

La fracción gaseosa del suelo suele ser oxígeno proveniente de la atmósfera y otros gases de este compartimiento de la Tierra, así como de los gases que se originan por descomposición de la materia orgánica, como metano y dióxido de carbono.

El suelo está formado por capas o estratos llamados horizontes. Los estratos más superficiales tienen una mayor cantidad de materia orgánica y en ser más profundos disminuye la cantidad de materia orgánica y aumenta la fracción mineral, hasta llegar a la roca madre. La fracción mineral está constituida por un conjunto de agregados minerales. De media, un suelo tiene un 45% de fracción mineral y un 5% de materia orgánica.

A todo ello, se le tienen que unir los seres vivos, llamados en conjunto biota, que en el caso del suelo, son muy importantes las bacterias y los hongos, así como la fauna edáfica o animales del suelo, a la que se incluye una gran variedad de ellos, desde ácaros, distintos insectos y otros invertebrados, así como lombrices de tierra y otros animales de mayor tamaño, como los topos, entre otros.

Para acabar, tan solo decir que aunque la roca madre es un factor que modifica al tipo de suelo que se va a formar, ya que la fracción mineral del suelo se forma a partir de la meteorización de la roca madre, en realidad el tipo de suelo resultante de una región depende mucho más del clima que de este factor, por lo que cada ambiente o bioma tiene un tipo de suelo asociado.

punto rojo Más información sobre ecología.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos
Etiquetas:

Artículo actualizado el: 22 abril, 2019

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar