REVISTA DE PLANTAS

revista

 

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

BENEFICIOS DEL ACEITE DE GIRASOL

( Helianthus annuus L.)







PROPIEDADES DEL ACEITE DE GIRASOL Y BENEFICIOS

 

¿Para qué es bueno el aceite de girasol?

Propiedades del aceite de girasol
Botellas de aceite de girasol. Véase el color típico amarillo y la ligereza de su color

El aceite de girasol es una gran fuente de ácido linoleico, el omega 6, un ácido graso esencial que el organismo no puede sintetizar y que por tanto, ha de ser aportado a través de la alimentación.

Una alimentación saludable debe contener fuentes de omega 6 y omega 3 en equilibrio, ya que un exceso de omega 6 hará que no se aproveche el omega 3 de la dieta ya que comparten las mismas rutas metabólicas ( más información).

En la actualidad se suele producir un exceso de omega 6 en la dieta, principalmente por el abuso de frituras, snacks, bollería, galletas, etc. elaborados con aceite de girasol o de otras semillas.

Por esta razón, es importante evitar el exceso de frituras y grasas de la dieta, consumir el aceite de girasol con moderación y acompañarlo de alimentos ricos en omega 3, como las nueces, linaza o chía. De esta manera, se podrán aprovechar todos los beneficios del aceite de girasol, que son los siguientes:

 

Aceite de girasol para el corazón

A partir del omega 6 el cuerpo puede fabricar unas sustancias llamadas prostaglandinas, que tienen propiedades para mejorar la circulación, la coagulación y para regular los procesos inflamatorios del organismo.

El aceite de girasol previene la aparición de arterioesclerosis, disminuye el colesterol LDL y aumenta el colesterol bueno HDL, previniendo la aparición de mala circulación, dislipemias y otras enfermedades relacionadas con el aumento del colesterol en sangre.

Por sus propiedades antiinflamatorias, es adecuado en casos de artritis, síndrome premenstrual, o cuando se presenten enfermedades de carácter inflamatorio.

Al tratarse de un aceite rico en ácidos grasos poliinsaturados, tiene una oxidación rápida, por lo que convendrá acompañar la ingesta de aceite de girasol de alimentos antioxidantes, como los alimentos ricos en vitamina C.

Con estas pautas, el consumo equilibrado de aceite de girasol ayudará a mantener el corazón sano y tendrá un efecto preventivo contra enfermedades coronarias y afectaciones vasculares, mala circulación, varices, etc.

Como tiene un bajo contenido de grasas saturadas, se le atribuye y considera otro efecto beneficioso más, ya que no solamente no incrementará los niveles de colesterol, sino que ayudará a disminuirlo, por la acción conjunta de los ácidos grasos poliinsaturados y monoinsaturados que contiene el aceite de girasol.

 

Aceite de girasol para el sistema nervioso

Los ácidos grasos esenciales omega 6 que aporta el aceite de girasol son necesarios para el buen funcionamiento del sistema nervioso. Las personas con estrés, nerviosismo o ansiedad, que deben incluir alimentos ricos en grasas saludables a diario en su alimentación.

El aceite de girasol también tiene un efecto positivo tanto en prevención como si se padece ya alguna afectación del sistema nervioso, como puede ser una neuropatía como el alzheimeresclerosis múltiple, pero también es beneficioso su consumo en otras menos graves.

Cabe señalar que para estas aplicaciones, es más adecuado el consumo de pipas de girasol, ya que aportan, además de ácidos grasos esenciales omega 6, magnesio, colina y otras vitaminas que las convierten en un alimento muy conveniente para casos de pérdida de memoria, enfermedades del sistema nervioso, estrés, etc.

 

Propiedades antioxidantes del aceite de girasol

El aceite de girasol no refinado tiene un alto contenido en vitamina E, en forma de tocoferoles. La vitamina E tiene propiedades antioxidantes, siempre y cuando se consuma en crudo, como en aliños de ensaladas.

Está recomendado en enfermedades tanto coronarias y de circulación ( infartosanginas de pecho, arteriosclerosis, etc)

propiedades y beneficios del aceite de girasol
Lámina resumen con las propiedades del aceite de girasol y sus beneficios. Elaborado por © Botanical-online.com

Aceite de girasol para la piel

El aceite de girasol tiene un alto porcentaje de ácido linoleico, un tipo de grasa que se encuentra de forma natural en la piel, formando parte de su estructura. Este componente tiene propiedades protectoras y nutritivas, evita la deshidratación de la piel y la aparición de arrugas.

Con el aceite de girasol se pueden hacer preparaciones cosméticas para todo tipo de piel, cicatrices, acné, cremas hidratantes y cremas nutritivas, etc.

También es un medio adecuado para realizar remedios con maceraciones, como aceite antiinflamatorio de árnica o de flor de San Juan. Los principios activos de estas plantas se liberan en el aceite, que luego se aplica de forma local contra las inflamaciones de los músculos, articulaciones, picaduras de insectos, etc.

*Más información: Aceite de girasol para la piel

 

¿Cómo consumir el aceite de girasol?

El mejor aceite de girasol es el aceite de girasol de primera prensada, es decir, el que no ha sido refinado. Este tiene más aroma, color y vitamina E que el aceite de girasol refinado que se suele encontrar en la mayoría de establecimientos.

Es mejor consumirlo crudo o no someterlo a altas temperaturas. Si sometemos a altas temperaturas el aceite de girasol, (por ejemplo, al emplearlo en elaboraciones culinarias como una fritura) la vitamina E que contiene éste aceite se pierde ( se volatiliza) por la aplicación de calor.

En caso de utilizarlo para freír, el más adecuado es el aceite de girasol alto oleico rico en vitamina E.

 

¿Aceite de girasol para freír?

El aceite de girasol es rico en ácidos grasos poliinsaturados, por ello es poco resistente al calor elevado. Al someterlo a mucho calor degenera produciendo toxinas que resultan nocivas para el organismo.

Con ello, perderemos la gran mayoría de su contenido y, en consecuencia, también perderemos sus beneficios antioxidantes y conservantes.

Si deseamos freír los alimentos con aceite es mejor utilizar aceite de oliva o aceite de girasol alto oleico, porque contienen una mayor proporción de ácido oleico que es más resistente a la fritura.

 

Conservación del aceite de girasol

Evidentemente, los aceites que contienen altas dosis de vitamina E, tienen una conservación más duradera que los que tienen menos cantidad de ésta vitamina antioxidante, ya que evitará que se enrancie prematuramente.

Éste es el motivo por el cual un aceite que se almacena en estado crudo, se mantiene sin oxidarse mucho más tiempo que un aceite que se conserva tras haberle aplicado temperatura y perdido su contenido en vitamina E.

Sin embargo, aunque el aceite de girasol contenga mucha vitamina E, debemos tener en cuenta, que por ser una grasa mayoritariamente poliinsaturada (con más de un 65 % de ácido linoleico , es más fácilmente oxidable que una que tenga altos niveles de ácidos grasos saturados, los cuales tienden menos a enranciarse. Por este motivo, el aceite de girasol se puede guardar menos tiempo que el aceite de oliva, que es mucho más duradero.

 

Inconvenientes del aceite de girasol

El aceite de girasol puede resultar inflamatorio por exceso de consumo. Los niveles de omega 3 y omega 6 deben mantener una relación de equilibrio sobre un 3 a 1 ( 3 de omega 6 y 1 de omega 3). Si aumentamos el consumo de uno de ellos, sin aumentar el consumo del otro, podemos romper dicho equilibrio.

Un exceso de consumo de aceite de girasol puede aumentar en demasía los niveles de omega 6 y disminuir los beneficios del omega 3. Esto es debido a que estos dos ácidos grasos esenciales comparten rutas metabólicas.

*Más información: Importancia del equilibrio entre omega 3 y 6

 

*Información relacionada:

- Sustitutos del aceite de oliva

- Aceite de girasol alto oleico

- Diferencias entre el aceite de oliva y el de girasol

- Aceite de girasol para el pelo

punto rojoMás información sobre las pipas de girasol, historia del girasol y propiedades en el listado superior.

Aceite de girasol Aceite de oliva Aceite de sésamo Aceite germen de trigo
Aceite de soja Aceite de canola Aceite de argán Aceite de linaza
Aceite de almendras Aceite de ricino Aceite de palma Aceite de colza

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2015 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.