indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

 

 

 

 

AGUAS CONTAMINADAS

 

Contaminación del agua





 



¿ Cómo se contamina el agua?

Principales agentes contaminantes

¿ Es peligrosa el agua fluorada ?

La cloración del agua


Causas de la contaminación del agua

 

Aunque el agua del grifo esta clasificada como agua apta para el consumo humano. en realidad, contiene muchos elementos nocivos para la salud, los cuales no producen la muerte instantánea pero perjudican al organismo y, a la larga, según la opinión de muchos expertos, son responsables de la aparición de muchas enfermedades degenerativas como el cáncer, enfermedades de corazón, etc. El agua se contamina fundamentalmente por las siguientes causas:

- Contaminación industrial: viene producida por los vertidos que las industrias realizan directamente en los ríos o a la atmósfera a través de las chimeneas de expulsión de los humos. Las partículas expulsadas al aire se depositan con la lluvia en el suelo y se filtran hacia los acuíferos subterráneos contaminando las aguas.

- Contaminación agrícola y ganadera : Es aquella que se produce por el tratamiento de los productos con herbicidas y abonos químicos. Estos productos se incorporan al agua por filtración del terreno hacia las aguas subterráneas.

Las explotaciones ganaderas también son responsables de la contaminación del agua, fundamentalmente por la producción de grandes cantidades de residuos orgánicos en forma de purinas que producen la contaminación de los acuíferos

- Contaminación doméstica o urbana : Es la producida por los hogares al verter en el desagüe gran cantidad de residuos orgánicos e inorgánicos. Entre todos podríamos mencionar los plásticos, el vidrio, el papel de water, restos de muebles o electrodomésticos o las materias fecales ricas en bacterias. A los vertidos voluntarios que son filtrados mediante depuradoras, hay que sumar aquellos que se producen de una manera accidental por roturas o escapes en las conducciones y que se filtran directamente hacia el subsuelo.

A la contaminación doméstica hay que añadir la producida por los coches en las ciudades y carreteras con emisión de humos que depositados por la lluvia son los responsables, junto con las emisiones de las industrias, de la lluvia ácida. No se deben olvidar tampoco los vertidos incontrolados de aceites de motor, sumamente contaminantes, los líquidos de frenos, el ferodo de los discos, etc.

- Contaminación marina: El agua de mar, con alto contenido en sal, es responsable de una contaminación de los acuíferos cercanos a la costa por salinización del agua. Cuando los acuíferos son explotados demasiado, su nivel baja lo que facilita que el agua de mar penetre en el agua dulce ocasionando una perdida de las cualidades del agua por adición de sales. Las pertinentes sequías del mundo actual, la sobreexplotación del agua subterránea para la agricultura de regadío o para el abastecimiento de agua de las grandes ciudades, las cada vez más abundantes exigencias de agua en actividades de recreo ( golf, parques acuáticos, etc) son, entre otras, las principales causas de la salinización del agua subterránea cercana al mar.

 

Principales contaminantes del agua

 

Entre los contaminantes que pueden encontrarse en esta agua, en mayor o menor grado, figuran los siguientes:

- Elementos químicos: metales, no metales y metaloides ( mercurio, arsénico, plomo, cinc, etc) Salud de los huesos, la sangre y el cáncer.

- Restos de detergentes: tóxicos y cancerígenos

- Restos de insecticidas: tóxicos y cancerígenos.

- Hormonas sexuales: que pueden disminuir la fertilidad.

 

¿ Cuales son los principales contaminantes químicos?

 

- Nitratos: Los nitratos constituyen uno de los grandes problemas de la contaminación del agua. La mayoría de los nitratos proceden de los fertilizantes. Estos se filtran hacia los acuíferos y contaminan el agua. Cuando bebemos agua contaminada con nitratos, estos se transforman en nitritos, por acción de las bacterias intestinales. También son los responsables de la aparición de las nitrosamimas, a las que se les otorga el desarrollo de tumores gástricos.

El nivel máximo autorizado de nitratos es de 5 mg por litro. Cantidades superiores pueden originar el " Síndrome del bebe azul" que consiste en una enfermedad producida por la falta de oxigenación lo que conlleva esta coloración en la piel. Esta enfermedad se produce porque los nitratos, convertidos en nitritos, inhiben la absorción de oxígeno.

Además del agua, también el uso de de abonos nitrogenados contamina las plantas de manera que estos componentes son absorbidos por el organismo a través de la alimentación. Si tenemos en cuenta que existen una serie de vegetales que tienen una capacidad especial para captar estos elementos nos daremos cuenta de la necesidad de controlar la ingesta de ciertos alimentos en grupos de población a los que les puede afectar más el problema, como los niños o los mayores. Entre los alimentos principales se encuentran : las acelgas, las espinacas, la remolacha o las zanahorias. Para minimizar el problema se tendrían que tener en cuenta una serie de precauciones cuando preparamos o comemos estos vegetales:

- La mejor forma de guisarlos es en agua, para que esta diluya su contenido en nitratos. Antes de cocerlos es conveniente dejarlos un rato en remojo con la misma finalidad.

- Conviene desechar el agua de cocción y escurrirlos todo lo que se pueda.

- Se deberán guisar lo más pronto posible para impedir que las bacterias actúen contra ellos convirtiendo los nitratos en nitritos y nitrosaminas, que son las substancias más perjudiciales.

- No abusar de su consumo y , alternarlos con otras verduras.

Para eliminar estas substancias se han utilizado diferentes procesos de filtración o tratamiento del agua. Se sabe que los filtros de carbón activado no son capaces de eliminar estos componentes. Consiguen eliminarse a través de un sistema de ósmosis invertida, aunque hay que tener en cuenta que este procedimiento, además de eliminar todos los productos perjudiciales del agua, también elimina los minerales que resultan beneficiosos para la salud, como el magnesio o el calcio.

 

- Arsénico: El arsénico disuelto en el agua potable constituye uno de los problemas más graves de contaminación del agua en algunas comunidades. El arsénico puede proceder de la disolución de rocas ricas en este metal, pero, en la mayoría de los casos y especialmente en países industrializados procede de los vertidos que las industrias realizan en los ríos.

El arsénico es un metal muy tóxico que produce graves lesiones en el aparato digestivo con síntomas de fuertes vómitos, dolor de estómago, diarreas y , ingerido en la cantidad necesaria, resulta mortal. Su toxicidad es tan grande para los animales y plantas que es un componente habitual de raticidas, insecticidas y herbicidas. Estas características son las que han producido en ciertas ocasiones intoxicaciones masivas en personas que han bebido aguas contaminadas con alto porcentaje de arsénico.

Sin embargo, el principal problema de este metal en las aguas potables no son estas intoxicaciones ocasiones sino el envenenamiento que ejerce en la población a largo plazo. Se ha demostrado que beber agua que contiene este metal es responsable del desarrollo de tumores cancerosos en los pulmones, riñones, vejiga urinaria y piel. Estas enfermedades suelen aparecer en un periodo de exposición aproximada de 10 años, si bien se pueden producir otras alteraciones en la piel, como cambios en la pigmentación, que aparecen mucho antes. Otros estudios sugieren que el arsénico podría ser responsable de otras enfermedades, como la diabetes o la hipertensión arterial.

Según la Organización Mundial de la Salud ( OMS) , el agua potable debería tener menos de 0, 01 mg/l de arsénico para considerarse apta para el consumo. Esta cifra, sin embargo esta superada por muchos países del mundo, tanto entre los más desarrollados , como Estados Unidos o Australia, como entre los países en vías de desarrollo, como la India. Entre los países bastante afectados se encuentran Perú, Argentina, México, Chile en América; Tailandia y la China en Asia o Hungría en Europa. La OMS propone la búsqueda de fuentes de agua menos contaminadas así como el estudio de técnicas adecuadas para la eliminación de este componente.

- Mercurio: El mercurio constituye un elemento muy contaminante. Industrialmente ha sido un elemento muy utilizado y aparecía en la composición de las sosa cáustica, así como en muchos instrumentos de medición
( barómetros, termómetros, etc) , de electricidad o en amalgamas dentales. Todo ello supuso un gran vertido de este metal en el medio ambiente. Actualmente esta mucho más restringido su uso en numerosos países.

En general, actualmente, la incorporación de mercurio procede, fundamentalmente, de la comida, siendo el pescado el alimento que contiene más cantidad de este tóxico. Otras fuentes son las aguas contaminadas o los aerosoles ambientales.

El mercurio resulta muy tóxico para los humanos. Puede resultar mortal en dosis de 500 mg. Su ingestión se traduce en forma de daños digestivos, fundamentalmente a los riñones y al hígado. Entre los síntomas más característicos tenemos dolor en el vientre, vómitos, diarrea, parada cardiorrespiratoria y muerte. La exposición externa a este tóxico puede producir dermatitis o eccema y la inhalación de sus vapores puede producir graves problemas en los pulmones.

Los limites aceptables de mercurio en el agua se cifran entre 0,5 y 0.6 µg por litro. En general la mayoría de las aguas no superan estos límites.



- Aluminio: procedente del tratamiento de decantación de la materia sólida suspendida en las aguas fluviales. Aunque no esté probado, algunos especialistas atribuyen a este metal el desarrollo del Alzheimer.

- Cobre: Dadas las características de este metal ( maleable, dúctil, poco corrosivo) se utiliza mucho en la industria ( cableado eléctrico, componente de muchas piezas de máquinas, utensilios de cocina, fabricación de insecticidas, pinturas, fertilizantes, aditivos alimentarios, colorantes, etc. ) La oxidación de estos elementos produce fundamentalmente la incorporación del cobre al agua.

El cobre es un nutriente esencial para el hombre. Las dosis recomendada mínima para los adultos es de 900 µg ( millonésimas de gramo) Es necesario para la incorporación de la hemoglobina en la sangre, por lo que una deficiencia de cobre puede ocasionar anemia. El sistema nervioso y muchas hormonas necesitan cobre para funcionar bien. Se ha visto como las personas que tenían carencia de cobre mostraban colesterol elevado, problemas en el cabello y en la piel. Se recomienda especialmente durante la gestación y la lactancia.

Los niños enfermos de síndrome de Menkes presentan problemas en su absorción lo cual se manifiesta en anomalías en el pelo, trastornos mentales y esqueléticos. Es una enfermedad muy grave que conduce a la muerte en edades tempranas por falta de cobre en las células. El caso contrario lo constituye la enfermedad de Wilson, otra enfermedades de carácter genético en la que el organismo acumula demasiado cobre , fundamentalmente en el hígado, en el sistema nervioso y en los ojos. Afortunadamente esta dolencia tiene solución hoy en día al administrar aquellas medicinas que permitan eliminar el cobre por la orina. Lo importante, en este caso, es la detección precoz, que permitirá tratarla adecuadamente con la medicina correcta y una dieta baja en cobre.

Entre los alimentos más ricos en cobre se encuentran los mariscos y el hígado. Dentro de los vegetales tenemos la uvas o los frutos secos .

La mayoría del cobre se ingiere a través de la comida. Se calcula que la población occidental toma habitualmente de 1 a 3 mg al día. La ingestión adicional del cobre a través del agua supone entre 0,1 y 1 mg diarios. Las uñas y el pelo son las partes del organismo humano que presentan mayores concentraciones de cobre junto con el hígado.

La Organización Mundial de la Salud recomienda una ingestión máxima de 10 mg diarios. El agua potable no presenta en general riesgos para la salud puesto que los niveles de cobre que poseen no permiten superar estas cantidades diarias. Solamente en aquellos lugares con cañerías de cobre instaladas en aguas muy ácidas podrían resultar perjudiciales por lo que no se recomienda la instalación de este tipo de cañerías con este tipo de aguas.

- Plomo: procedentes de las cañerías antiguas. Afecta fundamentalmente a los niños, disminuyendo su crecimiento. En mayor o menor grado afecta tambien a los mayores, disminuyendo la capacidad reproductiva y atacando los riñones. En las casas con tuberías antiguas de plomo es conveniente dejar correr el agua unos minutos por las mañanas o cuando hace horas que no se ha utilizado para que los residuos de plomo que se han depositado en ella no sean bebidos.

- Flúor y cloro: Existe una amplia controversia sobre la utilización de estos dos componentes en el agua potable. Hay partidarios y detractores de su utilización.

Más información sobre el agua en el listado superior


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso