indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

 

...

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

Medicina alternativa

 

 

" Chrysanthemum spp"
Crisantemos

 

 

 

Foto de crisantemos

Características de los crisantemos.

El género " Chrysanthemum" comprende unas 37 especies de plantas procedentes del este de Asia pertenecientes a la familia de las compuestas. Las plantas silvestres son hierbas o arbustos perennes de hasta metro y medio de altura. Sus hojas son lanceoladas, lobuladas y muy perfumadas. Sus flores grandes, semejantes a las margaritas, de color blanco, rosado o amarillo aparecen durante el otoño.

Su cultivo se inicia en China hace aproximadamente unos 2500 años. LLega a Europa en el siglo XVII, donde es nombrada como Crisantemo, palabra procedente del griego " krysous = dorado" y " anthemon = flor ". Se la llamo así porque la mayoría de las flores primitivas poseían este color.

En el siglo XIX su cultivo se extiende por Europa. Actualmente se cultivan numerosas variedades en muchos países del mundo. En países cálidos se cultiva en el exterior, pero, en países más fríos o como flor de corte, normalmente se cultiva en invernaderos.

Los ejemplares cultivados presentan flores mucho mas grandes, muchas de ellas con cabezuelas florares simples, dobles, semidobles o en forma de bola y con una gama más amplia de colores que las especies silvestres de las cuales proceden. ( blancas, amarillas, rosadas, rojas, doradas, púrpuras, violeta pálido, etc . Prácticamente todos los colores menos el azul) Los ejemplares que se venden en floristería's pueden tener flores durante prácticamente todo el año porque se han forzado para que florezcan. De no ser así, los crisantemos florecen desde durante el otoño y principios de invierno.

El forzado consiste en cubrirlas para que no dispongan de tantas horas de luz. De esta manera se consigue imitar su ciclo natural. Hay que tener en cuenta que esta planta florece durante el otoño, cuando el día es corto y con poca luz y la noche más larga.

Aunque muchos de ellos en son perennes, generalmente se cultivan como anuales como plantas de interior, de manera que, una vez hay florecido, se prescinde de ellos. Cultivadas en el exterior, se cultivan como arbustos perennes en grandes contenedores o directamente en el suelo, pueden alcanzar hasta 1 metro de altura. Cuando se cultiva en macetas pequeñas no suele crecer mas allá de unos 40 cm.

El crisantemo es la flor que forma el escudo nacional del Japón.

 

 

Las crisantemos . Riego y humedad.

Los crisantemos necesitan tener siempre un sustrato húmedo. Sin embargo debemos evitar que este quede encharcado lo que produciría la podredumbre de las raíces y la aparición de hongos. Cuando se secan, pierden las flores y les resulta muy difícil volver a florecer de nuevo.

En verano y en climas muy secos se debe vigilar que mantengan siempre la humedad necesaria. La mejor forma de regarla durante el verano es introduciendo la maceta en un recipiente con agua, hasta que la tierra esté bien empapada. Posteriormente la colocaremos sobre un plato y la dejaremos escurrir bien. Debemos tener cuidado de vaciar el plato completamente, de manera que no quede agua debajo de la maceta.

Cultivada en el interior, con tiempo cálido y poca humedad ambiental o, al llegar el invierno si tenemos puesta la calefacción, conviene pulverizarla. Para ello utilizaremos agua tibia descalcificada o, si es posible, agua de lluvia.

Cultivada en el exterior en grandes contenedores o en el suelo no precisa riego, a no ser que se vea sometida a algún periodo de sequía.



Foto de crisantemo

Los crisantemos . Temperatura y exposición

Los crisantemos prefieren los climas suaves con temperaturas medias entre los 16 y 18 ºC. Pueden aguantar temperaturas nocturnas de hasta 7 º C . Se estropean si hiela, aunque pueden volver a rebrotar después de las heladas . Las temperaturas más bajas de 7 º C vuelven las hojas amarillas.

Cultivadas en el interior, deben estar situadas en un lugar con mucha luz, con buena ventilación aunque fuera de las corrientes de aire. Cuando les falta la luz, los botones florales no se abren y las flores que están abiertas se marchitan y caen rápidamente.

Al finales de primavera, es mejor sacarlas al exterior hasta finales de septiembre. De esta manera la floración dura más.

Cuando se cultivan en el exterior, pueden emplazarse directamente al sol en lugares de clima suave. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el sol no sea demasiado fuerte para que no queme las hojas. En lugares de clima suave, colocadas directamente al sol proporcionarán una floración más duradera; en lugares de clima mas cálido, las colocaremos en un lugar con mucha luz. El sol directo, especialmente orientadas al sur, puede dañarlas.

Algunas, como la margarita de invierno o el Chrysanthemum indicum. no toleran la sombra. Otras, como el crisantemo tricolor, la coronaria, la corona de rey, o la margarita gigante pueden cultivarse a semi-sombra.



Foto de crisantemo

 

 

Los crisantemos . Reproducción

Los crisantemos pueden reproducirse mediante semillas sembradas directamente en su emplazamiento definitivo. La germinación tiene lugar al cabo entre los 10 y los 20 días, si se mantiene una temperatura media de unos 15 ºC. En lugares de clima mas cálido, pueden sembrarse durante el otoño.

También pueden reproducirse los crisantemos mediante esquejes durante el mes de marzo. Para ello, cortar esquejes sanos de tallo verde de unos 6 o 7 cm de longitud. Eliminar las hojas inferiores, introducirlas unos momentos en una preparación con hormonas de crecimiento y plantarlas en una cama realizada con arena y turba. Regar bien y dejar que enraícen manteniendo una temperatura constante de unos 15 ºC. El trasplante se lleva a cabo desde mediados a finales de primavera. La floración se produce entre mediados y finales de otoño.

Hay que tener en cuenta que solamente suelen florecer aquellas plantas reproducidas por esquejes que se cultivan al exterior. Para cultivo en interior deberá utilizarse el método mediante semillas o, aún mejor, comprar ejemplares cultivados en jardinería ya florecidos o a punto de florecer.

¿ Que crisantemos de floristería debemos escoger?

Escogeremos aquellos ejemplares sanos que contengan algunas flores ya abiertas y con los capullos florales a punto de florecer, lo cual se muestra porque en los botones ya se pueden ver los colores de los futuros pétalos.

¿ Como conseguir que produzcan una floración abundante?

Además de las condiciones de agua y luz adecuadas, vistas anteriormente, puede conseguirse una floración más abundante si pinzamos los extremos de los brotes tiernos en primavera o cortamos algunas flores cuando la planta haya florecido.

La técnica del pinzado, además de estimular la floración, permite moldear la forma de la planta haciendo que esta crezca más redondeada y uniforme, menos larguirucha y desgarbada. Para ello eliminar la yema terminal de los tallos " pinzándola" con la uña del pulgar apretando sobre el dedo índice. De esta manera la planta deja de crecer verticalmente y lo hace a lo ancho a partir de nuevas yemas que nacen a los lados del tallo pinzado.

Las flores cortadas son muy útiles para decoración de interiores. Proporcionan un buen aroma y duran mucho tiempo.

Resulta recomendable, , cortar todos los tallos de la planta después de la floración , dejando solamente unos centímetros desde el suelo. Al llegar la primavera, ello produce nuevos rebrotes que darán lugar a una planta con mucha energía, más uniforme y con una floración abundante cuando llegue el otoño e invierno.

Los crisantemos . Tipos de terreno y abonos.

Los crisantemos prefieren los suelos ligeramente ácidos, con un pH de entre 5,5 y 6,5. Necesita que estos tengan un buen drenaje para prevenir el encharcamiento. Requieren que tenga un buen nivel de nitrógeno y potasio. Cultivada en el interior basta con utilizar tierra de jardinería universal. Mientras esté floreciendo debe abonarse cada 2 semanas.

 

 

Los crisantemos . Plagas y enfermedades.

 

Las principales plagas que les afectan son:

Cochinillas : son insectos que se pegan a las plantas, especialmente a los brotes jóvenes. Viven a expensas de las mismas pues poseen unos órganos chupadores que se encargan de extraer la savia de las plantas. Entre las más destacadas se encuentran las cochinillas algodonosas que segregan una especie de substancia blanca y esponjosa parecida al algodón. Atacan especialmente las plantas de interior, porque las condiciones ambientales de los lugares cerrados ( sequedad ambiental) favorecen su desarrollo. Entre las plantas afectadas tenemos los ficus, las yucas, las adelfas, o los crisantemos.

Para eliminarlas debemos quitarlas todas con la ayuda de un trapo empapado en alcohol. Posteriormente aplicaremos un insecticida sistémico y separaremos la planta contaminada del resto de plantas para impedir que se contaminen.

- Trips: Son insectos chupadores que producen lesiones en las hojas al chupar la savia con sus picos. El tratamiento se basa en la eliminación de los tallos infectados y en utilización del insecticida adecuado.

- Ácaros son arañitas que atacan las plantas cuando el ambiente es cálido y reseco. Entre los principales ácaros se encuentran las arañas rojas, que, al acumularse proporcionan tonalidades rojizas o marrones al envés de las hojas y una especie de telaraña entre los nervios del envés. De progresar el ataque, finalmente producirán su caída. Atacan prácticamente a todas las plantas, tanto las plantas de jardín, como rosales, hortensias, crisantemos o lilos, así como árboles frutales.

La mejor manera de controlarlos es aplicar aceite mineral en invierno, aunque resulta adecuado aplicar insecticida líquido en primavera o verano combinado con un riego abundante y el rociado con agua de las hojas para que aumente la humedad ambiental. Si queremos eliminar o controlar biológicamente ácaros, pulgones u otros insectos podemos utilizar otros insectos como las mariquitas que se alimentan de los mismos.

- Mosca del crisantemo (Liriomyza trifolii) : Afecta principalmente a las hojas dentro de las cuales su larva excava galerías que terminan por secar la hoja. Debe utilizarse un insecticida adecuado para eliminarlas.

- Nematodo foliar del crisantemo (Aphelencoides ritzemabosi) Es un gusano que ataca el crisantemo y otras compuestas. A diferencia de otros nematodos, no ataca las raíces sino las hojas, las yemas y las ramitas. Las larvas se alimentan del tejido de la planta creando galerías en las hojas al mismo tiempo que segregan productos que resultan tóxicos par a los tejidos vegetales. En principio el daño solamente se manifiesta mediante manchas de color amarillo pequeñas entre los nervios de las las hojas inferiores . Con el tiempo, la hojas se vuelve totalmente marrón y cae a medida que la infección va afectando también a las hojas superiores. Otras veces las hojas nacen de yemas infectadas y aparecen más pequeñas y retorcidas. Pueden verse también lesiones marrones en los pecíolos de ciertas hojas o como algunos tallos jóvenes se vuelven marrones y dejan de crecer.

El tratamiento supone la eliminación de todo el material infectado y la aplicación de un insecticidas adecuado. Como métodos de prevención se recomienda desinfectar las herramientas, no regar las plantas por aspersión dado que los gusanos necesitan desplazarse a través de la humedad de la misma, espaciar mejor los ejemplares para favorecer la aireación o cubrir el suelo con un acolchado grueso para detener su avance.

 

Las principales enfermedades que afectan a los crisantemos son:

Polvo blanco (Oidium spp): Son hongos que producen manchas blancas en las hojas o en los capullos. Requiere que las hojas afectadas sean rápidamente eliminadas y un tratamiento fungicida específico. Un riego excesivo favorece su desarrollo, así que se recomienda no regar mientras el suelo mantenga la humedad adecuada. Se recomienda no mojar las hojas.

Botritis : Esta producida por el hongo Botrytis cinerea. Produce flores con manchas papiráceas de color marrón que, a veces, pueden afectar a las hojas. Se produce fundamentalmente por una falta de aireación y un exceso de humedad entre las plantas como resultado de tenerlas demasiado juntas y rociar las hojas y flores con agua. El tratamiento debe hacerse a base de quitar el material afectado y aplicar un fungicida general. Se debe evitar rociar las flores cuando se riega.

Roya (Puccinia chrysanthemi): Es otra enfermedad causada por hongos ( Puccinia spp.) Produce en las hojas manchas de tonos pardos o rojizos. Se produce cuando la temperatura ambiental es muy elevada. Su tratamiento incluye la eliminación de las hojas afectadas.

Otras enfermedades que le pueden afectar son el tizón rayado (Alternaria sp.) , el virus de la aspermia del crisantemo ( Chrysanthemum aspermy cucumovirus (CAV) o el virus del mosaico del crisantemo ( Chrysanthemum mosaic-B (Q) carlavirus (CVB))

 

Otros problemas bastante comunes de los crisantemos son:

- Falta de floración: Seguramente debido a una falta de agua o de luz (Cortar la planta a ras y colocar a la luz, no al sol directo. La planta rebrotará y producirá nuevas flores.

Otras veces la falta de flores se debe a que es es la época adecuada. Deberemos esperar la llegada del otoño.

- Las hojas se secan: Falta de agua o demasiado frío. Regar o buscar un sitio más cálido.

- Hojas más pequeñas de lo normal: Demasiado o poco riego. Falta de nitrógeno. Gusanos o virus.

- Planta larguirucha y desgarbada: Crecimiento anómalo por falta de luz ( Colocar a un lugar iluminado) Falta de pinzado ( Pinzar las yemas superiores de los tallos)

Más información sobre los crisantemos el listado superior


El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso