Revista de Plantas de Botanical-online

 

 

Remedios caseros para problemas de salud

 

 

Curiosidades del mundo vegetal

El cultivo del romero

( Rosmarinus officinalis )

CÓMO CULTIVAR ROMERO Y CUIDADOS

Cultivo del romero

El romero ( Rosmarinus officinalis) es una planta aromática y medicinal ampliamente extendida por el sur de Europa y la cuenca mediterránea, Asia menor y adaptada a otras regiones de climas templados. Crece espontáneamente en los matorrales mediterráneos, laderas y collados en compañía de otras plantas como el tomillo ( Thymus vulgaris), el espliego ( Lavanda spp) y las jaras (Cistus spp).

Crece en lugares soleados y secos, en altitudes de hasta 1.500m, aunque prospera mejor en el piso basal que en montaña.

Descripción del romero

ROMERO
Foto de romero

Arbusto perenne muy aromático de la familia de las Labiadas de hasta 3 metros. Tallos erectos y ramificados. Hojas lineares de un verde brillante al haz y de una gran pilosidad blanquecina al envés. Flores bilabiadas de color azul pálido con los estambres más largos que los pétalos y con el labio superior de la corola curvado. Florece principalmente de principios a mitad de primavera, aunque puede florecer durante todo el año.

icono exposicion

Clima, exposición, suelo

En su hábitat natural, el romero crece en ambientes secos y soleados, a veces rocosos, con otros arbustos y plantas como la lavanda, el abrótano, tomillo, etc.

Prefiere los suelos pobres de naturaleza calcárea, se recomienda un terreno poco abonado y bien drenado. El mejor tipo de suelo es el arenoso, calcáreo, ligero, árido.

No le convienen suelos arcillosos, compactos, lugares húmedos o sombríos, demasiada humedad o mal drenaje del agua. Es una planta típica de secano.

En cuanto a la altitud, el romero crece mejor en zonas costeras, piso basal. En las montañas, el romero produce menos  aceite esencial.

Propagación del romero

Reproducir por semillas o esqueje en primavera:

- Reproducción del romero a partir de esquejes: La reproducción por esqueje es la forma más habitual de propagar el romero porque da lugar a plantas con mayor desarrollo y más vigorosas. Consiste en cortar esquejes de unos 15 cm de longitud, con 3-4 yemas, procedente de una planta adulta y vigorosa, generalmente en agosto, para trasplantarlos en septiembre. El esqueje debe tener un diámetro no superior a 5mm de tronco. Corte diagonal para que haya más superficie de contacto con la tierra. Se puede pelar ligeramente el tallo por la base para favorecer el crecimiento de las raíces, utilizando un cuchillo bien limpio. Se retiran las hojas basales ( para evitar la deshidratación), dejando las de la punta, y se planta el esqueje en una maceta, enterrando unos 5 centímetros en la tierra. Enraízan en unos 2 meses. Opcionalmente se pueden sumergir en un preparado para estimular el enraizado, previamente a la plantación, que se compra en tiendas de jardinería.

- Reproducción del romero a partir de semillas: Este método es más lento que el anterior. Recoger las semillas de una planta vigorosa en verano, guardare en un frasco de cristal hermético, bien secas, en un lugar oscuro y frío. Sembrar a principios de primavera, en semillero. La profundidad de siembra debe ser bastante superficial, aproximadamente del doble del tamaño de la semilla. Se recomienda un remojo previo de 24 horas en agua para que se hinche y facilitar la germinación. Germinan a los 20 días a una temperatura de 20ºC. Aunque puede plantarse directamente sobre el terreno, lo más habitual es hacerlo en semillero para luego trasplantarla en el emplazamiento definitivo. Para ello, en lugares cálidos, plantaremos las semillas en otoño y las trasplantaremos a principios de primavera. En lugares más frescos, deberán plantarse en primavera y se trasplantaran a finales de verano.

ROMERO
Foto de romero en un jardín

- Reproducción por acodo: La reproducción por acodo se realiza a finales de verano y consiste en enterrar una rama de la planta para que produzca raíces, que será al cabo de unos 3-6 meses. Una vez arraigada, en otoño se separa de la planta madre y se transplanta en el lugar definitivo.

icono regadera

Riego del romero

Riego abundante y poco frecuente, dejar secar la tierra. El romero es una planta que aguanta bien la sequía. Plantada en secano, solamente necesita regarse cuando se plantan los esquejes hasta que estos arraiguen bien.

Las hojas amarillas son un síntoma de que debe regarse.

Cuando se planta en maceta, se recomienda colocar unas pocas piedras en el fondo de la maceta, para favorecer el drenaje y la oxigenación de la tierra y las raíces.

icono maceta

Plantación del romero en el jardín: tareas del huerto

El romero es una planta fácil de cultivar y de pocos cuidados. No necesita abonado, es un cultivo poco exigente en cuanto a nutrientes. El romero prefiere suelos bien sueltos por ello, antes de realizar la plantación, es conveniente arar bien el terreno hasta una profundidad alrededor de medio metro.

Para una buena producción y mantenimiento de la planta, es necesario mantener las hierbas fuera de la plantación. Un deshierbado a principios de primavera, un par después de la cosecha y otro en invierno ayudarán a mantener el campo limpio.

Pinchar los brotes tiernos y cortar las puntas de los secos para favorecer un crecimiento uniforme durante el primer año.

Utilizar para la formación de setos, como planta aromática y como planta medicinal.

escarabajo del romero
Foto de escarabajo del romero

 

Enfermedades del romero

- Alternaria: Enfermedad causada por el hongo Alternaria alternata. Produce manchas en las hojas con el fondo oscuro y bordes amarillos. Al final se produce la muerte de las hojas o necrosis foliar.

- Mildiu: Enfermedad causada por hongos ( Oidium spp), ataca con más frecuencia en verano. Véase: Plantas para curar plantas.

 

Plagas del romero

- Escarabajo del romero ( Chrysolina americana): Coleóptero parátisito que ataca tallos y hojas. Suele encontrarse habitualmente en el romero.

- Araña roja

- Podredumbre de las raíces y del tallo producida por Phytophthora, que provoca la muerte de la planta. A menudo ataca a las plántulas o plantas jóvenes, especialmente en condiciones húmedas o suelos con poco drenaje.

*Información relacionada: Control ecológico de plagas

 

Recolección y conservación del romero

El primer año no conviene recoger flores ni ramitas. La recolección de las flores o sumidades florales se efectuará a partir del segundo año de floración entre los meses de abril a junio. Se debe cortar en días secos, nunca en días lluviosos o después de lluvia.

El periodo balsámico del romero es de abril a junio, cuando posee mayor cantidad de aceites esenciales. Mejor cosechar por la mañana.

Secar a la sombra y se conservar en recipientes de cristal herméticos y secos, al amparo de la luz.

punto rojo Más información sobre el romero en el listado superior.

Otros artículos de interés

Dieta para adelgazar
Dieta para adelgazar

Propiedades del laurel
Propiedades del laurel

Cuidar el hígado
Cuidar el hígado

EmbarazoDolor -  Adelgazar - DiabetesDepresión - HerpesAnemia - Alzheimer - Listado de enfermedades...


El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2016 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil