indice
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

LAS PLANTAS  

 

GERMINADORES PARA SEMILLAS

 

 

¿ Para qué se utilizan los germinadores?

 


Los germinadores son dispositivos que favorecer el proceso de germinación al mantener las semillas en las condiciones adecuadas de humedad. El objetivo de remojar las semillas es conseguir una mayor hidratación para que se produzca antes de la germinación. Con el remojo se consigue que se ablande la capa externa de la semilla y, al mismo tiempo, se disuelvan y se eliminen una serie de substancias que inhibían el proceso de germinación. ( Más información sobre este punto en Semillas en remojo)

En la naturaleza las semillas germinan espontáneamente cuando se hidratan con la humedad del suelo y las condiciones ambientales de luz y calor son las adecuadas, Sin embargo, en nuestro hogar, necesitamos hidratarlas artificialmente. Los germinadores, sirven para producir alimentos germinados, que poseen unas propiedades nutritivas superiores a las semillas frescas de las cuales proceden. ( Véase "Propiedades de los germinados" en el listado superior) .

Los germinadores también pueden ser utilizados en jardinería, agricultura u horticultura para favorecer el proceso de germinación, consiguiendo que un mayor numero de semillas pueda germinar o que germinen con mayor rapidez.

 


Tipos de germinadores

 

 

Existen dos tipos fundamentales de germinadores: Los germinadores caseros, que son dispositivos más o menos ingeniosos que pueden utilizarse perfectamente para obtener germinados en casa y los germinadores industriales que se pueden conseguir en muchas establecimientos de alimentación o dietética y que, a pesar de su precio, garantizan una germinación en mejores condiciones. Este último tipo de germinadores se utiliza en casa pero, sobre todo cuando se pretende realizar una germinación más abundante, tanto en casa como en las empresas o tiendas que venden productos germinados, como en los huertos, campos de cultivo, centros de jardinería, etc.

 

Germinador casero

Se puede realizar un germinador casero de una manera muy sencilla que puede resultar útil para germinar pequeñas cantidades de semillas o como un experimento para ver en que consiste la germinación de la semilla.

Componentes:

- Una bolsa de plástico trasparente

- Un rollo de servilletas de papel de cocina

- Un vaso de agua

- una grapadora

- Unas semillas

 

Realización:

 

- Colocar la bolsa de plástica bien plana sobre una mesa.

- Coger una servilleta de papel de cocina y doblarla varias veces hasta que su tamaño sea un poco mas corto y estrecho que la superficie de la bolsa. ( Comprobar este dato superponiendo la servilleta doblada sobre la bolsa de plástico)

- Introducir la servilleta en la bolsa de plástico y sujetarla mediante un grapado más o menos continuo que atraviese la bolsa a unos 8 cm de su borde, dejando un lateral libre a modo de cuello de botella. Procurar que la parte inferior de la servilleta quede situada al fondo de la bolsa.

- Cogiendo la bolsa de plástico por la parte superior , llenar una cuarta o quinta parte de la bolsa con el agua del vaso, sujetándola por la parte superior para que no se derrame.

- Introducir varias semillas en la bolsa de manera que queden situadas sobre la línea de las grapas, sin que caigan al fondo donde se encuentra el agua. Se deben colocar planas, sin amontonar unas con otras, para que todas toquen la servilleta de papel.

- Colgar la bolsa sobre una ventana si las semillas necesitan luz para germinar o en alguna pared de la casa donde no llegue la luz directa en caso de que necesiten sombra.

 

Funcionamiento:

La servilleta de papel absorbe la humedad y la transfiere a las semillas situadas sobre ella. (Las semillas no deben tocar directamente el agua para que no se pudran) A través del plástico trasparente se puede ir viendo como las semillas van germinando poco a poco. Debemos añadir agua cuando en el fondo de la bolsa quede muy poca.

Si no se produce la germinación en unos días, puede ser debido a varios motivos:

- La temperatura de germinación puede ser demasiado baja

- Las condiciones de luz pueden no ser adecuadas. ( Cambiar la bolsa a otro lugar )

- Todavía necesitan más tiempo para germinar.

- La semillas no tienen suficiente humedad. ( Comprobar que la bolsa de plástico contiene agua en el fondo y que la servilleta de papel este húmeda y este en contacto con el agua, o que las semillas se encuentren bien situadas sobre la servilleta)

Germinador industrial o automático

El germinador mencionado anteriormente, además de utilizarse como experimento, puede servir para germinar semillas en casa. Basta con utilizar varias bolsas de un tamaño superior a las que se utilizan para experimentar, sustituyendo las servilletas de papel por tela de algodón, la cual absorbe igualmente la humedad y tiene una vida útil superior.

Para las personas que no deseen realizar experimentos o los que no dispongan de suficiente tiempo para realizar un germinador propio, existen en el mercado una serie de dispositivos, muchos de ellos automáticos, que permitirán facilitar la germinación. En la foto de la derecha se muestra un germinador automático de la marca Fresh life.

 

Más información sobre las semillas en el listado superior.


www.botanical-online.com



El mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

dibujosparapintar.com