Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

lucosinolatos contra el cáncer

Crucíferas contra el cáncer

PROPIEDADES DE LOS GLUCOSINOLATOS CONTRA EL CÁNCER

¿Qué son los glucosinolatos?

Los glucosinolatos son unos componentes químicos de sabor picante que se encuentran en la familia de las verduras crucíferas o verduras de invierno, a la que pertenece la col , la colza, la rúcula, coliflor, repollo morado o lombarda, mostaza, rabanitos o los nabos.

Todas estas verduras tienen un fuerte potencial anticáncer debido a muchos de sus componentes, siendo los glucosinolatos unos de los más potentes en su acción contra ciertos tipos de cáncer. Otros componentes que también influyen son: la fibra, ácido fólico, vitamina C y los flavonoides.

Otra planta que no pertenece a esta familia pero que es rica en glucosinalatos es la moringa, árbol de las regiones tropicales y subtropicales cuyas hojas comestibles están siendo estudiadas por sus numerosas propiedades alimentarias y medicinales.

¿Cómo actúan los glucosinolatos contra el cáncer?

Cuando las hortalizas crucíferas, como las coles, son masticadas, se rompen las membranas celulares de la planta y se libera una enzima llamada mirosinasa.

Esta enzima descompone los glucosinolatos presentes en el alimento en glucosinolatos (isotiocianatos, tiocianatos o indoles). Estas sustancias son muy aromáticas para ahuyentar los depredadores de la planta en su medio natural, aunque en nuestro organismo, los isotiocianatos e indoles nos protegen frente muchos tipos de cáncer.

dibujo de hombre con dolor de cabeza
Foto de rabanitos, ricos en glucosinolatos. Si se comen crudos no pierden componentes durante la cocción.

Sólo crudos actúan contra el cáncer

Es importante conocer que el calor destruye la enzima mirosinasa y por lo tanto no se pueden formar los compuestos antitumorales (glucosinolatos) de las verduras.

Por lo tanto se recomienda consumirlas crudas o en conserva (chukrut, ensaladas de rúcula, rabanitos, nabo rallado,etc.).

El hervido debe ser corto para conservar al máximo el potencial anticancerígeno.

No se recomienda cocinar estar verduras al horno, en sofritos o hervido durante demasiado tiempo, porque se pierden los glucosinolatos, además de gran cantidad de vitaminas y minerales.

Del mismo modo, rallar estas vedruras o masticarlas bien ayudará a que se produzcan más enzimas. Por ejemplo, el nabo rallado o rabanitos laminados en las ensaladas dará un sabor picante, pero resultará muy antioxidante.

¿Cuántas verduras crucíferas se deben comer para prevenir el cáncer?

Se recomienda consumir estas verduras de forma regular en la dieta, por ejemplo, entre 2 y 4 veces a la semana.

Alimentos cruciferas contra el cáncer
Hortalizas de la familia de las crucíferas que protegen contra el cáncer: rabanitos, coliflor, brécol, coles de Bruselas, repollo, nabos

Contraindicaciones de los glucosinolatos

NO deben comerlas personas con problemas de tiroides (tiroiditis de Hashimoto o hipotiroidismo). En estos casos es mejor evitar estas verduras debido a su efecto bociogénico, es decir, que se ha observado que impiden la correcta asimilación del yodo.

Para estas personas es más recomendable comer las verduras 1-2 veces a la semana y utilizar otros alimentos antioxidantes.

¿Cómo actúan los glucosinolatos contra el cáncer?

Está demostrado científicamente que una dieta rica en plantas crucíferas, como la col, los berros o la rúcula, tiene un efecto protector frente a diferentes tipos de cáncer, como el cáncer de mama, pulmón, colon, recto y próstata.

coles de bruselas
Coles de Bruselas, ricas en glucosinolatos y ácido fólico. Además las coles, el brócoli y la coliflor son verduras muy ricas en calcio que no deben faltar en la dieta para la osteoporosis.

Los glucosinolatos del brócoli (glucorafanina y glucobrasicina) se descomponen en sulforafano y en indol-3-carbinol (abreviado como I3C), protectores contra el cáncer de mama, de pulmón y de colon.

Un estudio ha observado que ingerir diariamente 250g. de verduras crucíferas ayuda a eliminar sustancias cancerígenas (6-fenilimdiazol (4,5-b) piridina), siendo este tipo de verduras un factor dietético muy importante en la prevención del cáncer de colon.

Los indoles intervienen en la regulación de estrógenos, ayudando también de esta manera a prevenir el cáncer de mama.

Alimentos ricos en glucosinolatos

Los principales alimentos ricos en glucosinolatos son los de la familia de las crucíferas tenemos las siguientes:

- Rabanitos - Nabos - Col - Coles de Bruselas - Col lombarda - Coliflor - Brécol - Berros - Rúcula - Mostaza natural

* Información relacionada:

- Dieta anticancerígena

- Alimentos para aumentar la inmunidad

punto rojo Más información sobre remedios y alimentación para el cáncer.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil