Plagas y enfermedades de la frambuesa

Los frambuesos. Plagas y enfermedades.

Principales enfermedades de la frambuesa:

Enfermedades causadas por hongos: Son las más habituales y las que más se deberían evitar. En general, es mejor una buena prevención que la utilización de productos fitosanitarios que, cuando las condiciones de infección son muy elevadas, no justifican su uso. Entre los principales patrones generales de prevención podríamos mencionar los siguientes:

  • No plantar este cultivo hasta 3 años después de haber plantado otros frambuesos o zarzamoras; otras hortalizas que suelen transmitir la enfermedad (tomates, pimientos, patatas) o árboles frutales (albaricoqueros o cerezos). Igualmente se evitará plantarlos cerca de lugares donde existan frambuesos silvestres que podrían estar infectados y transmitir la enfermedad. Se procurará dejar una distancia prudencial de unos 200 o 300 metros.
  • Utilizar semillas certificadas no contaminadas o patrones limpios.
  • Favorecer la aireación de los campos para evitar la formación de hongos. Podar adecuadamente y plantar los ejemplares más dispersos. Evitar las zonas sometidas a encharcamientos o con terrenos arcillosos que retengan demasiado el agua.
  • Eliminar el material infectado, tanto sobre las plantas como sobre el suelo.

Entre las principales enfermedades causadas por hongos tenemos:

  • La podredumbre gris: Producida por el hongo (Botrytis cinerea) que se desarrolla fundamentalmente en condiciones de humedad. Ataca numerosas bayas, entre ellas las fresas, las frambuesas o los arándanos, hortalizas como los tomates o cebollas y numerosas plantas de jardín. Se caracteriza por la aparición de una capa o telaraña de color gris sobre la parte afectada. Es una plaga que se propaga rápidamente cuando las condiciones son favorables. U una capa de humedad sobre la planta y un tiempo fresco) En el caso de las frambuesas ataca los frutos pudriéndolos. La persistencia del micelium en forma de una capa compacta y dura sobre los frutos y los troncos permite que el hongo pueda resistir en condiciones ambientales desfavorables.

El tratamiento principal es la eliminación del material infectado con el objetivo de dificultar su expansión y mejorar las condiciones de ventilación para eliminar la humedad acumulada sobre las plantas que facilita el contagio y la expansión de la enfermedad. Para ello se deberán plantar las plantas más espaciadas y realizar una poda adecuada que permitirá eliminar material sobrante y que circule el aire entre las plantas. Esto es particularmente importante cuando se plantan en invernaderos donde la circulación del aire suele ser menor y las condiciones de humedad muy elevadas.

La aplicación de fungicidas adecuados de acuerdo a las condiciones del prospecto permitirá resguardar las plantas sanas de la infección.

  • El chancro del tallo: Esta producida por otro hongo (Didymella applanata) que ataca las frambuesas rojas y púrpuras causando la caída de las hojas y la muerte de las yemas. Los frutos que producen las plantas infectadas suelen ser más pequeños y secos, con presencia de demasiadas semillas. Se nota que esta enfermedad ha atacado las plantas por la presencia de manchas púrpura o marrón que atacan los tallos nacidos el mismo año durante el verano. A medida que la enfermedad avanza se va extendiendo a las hojas, produciendo la muerte del limbo, de manera que solo el pecíolo queda enganchado a las ramas. Las ramas muy afectadas pueden secarse.

La solución, como en el caso anterior, pasa por mejorar la ventilación, reducir la humedad, quemar el material infectado y aplicar el fungicida adecuado.

  • Antracnosis (Elsinoe veneta) Es otra enfermedad que carácter fúngico que se desarrolla en periodos de mucha humedad y cuando las plantas están demasiado juntas. El hongo Elsinoe veneta ataca la parte más baja de los los tallos produciendo manchas circulares hundidas de unos 3 mm de grosor. Al principio estas son rojo oscuras y después se hacen grises con la posible presencia de bordes púrpura. Especialmente, cuando llueve mucho a finales de primavera o principios de verano, las lesiones pueden abrazar todo el tallo dificultando el paso de la savia o produciendo una maduración irregular en los frutos. Las hojas también son atacadas y presentan agujeros como si hubieran recibido el impacto de un pequeño proyectil.

Si la infección no es muy seria no merece la pena aplicar tratamientos. En caso contrario utilizar el fungicida adecuado. La prevención pasa por la utilización de variedades resistentes, el aireado de los cultivos y la eliminación del material infectado.

  • Verticilosis: Esta enfermedad, causada por el hongo Verticillium alboatrum, ataca las plantas desde el suelo. En primer lugar se introduce en los vasos conductores desde la parte inferior lo que determina que los tallos se vuelvan azules y posteriormente ataca las hojas, secándolas.

Al no existir tratamiento para esta enfermedad, lo mejor es realizar actuaciones preventivas

En caso de zonas habitualmente afectadas por este hongo se hará necesario la aplicación de un fungicida a la tierra en verano u otoño. La plantación no deberá llevarse a cabo hasta la primavera siguiente.

  • Virus del mosaico: Es una enfermedad transmitida por el pulgón grande (Amphorophora rubi) y causada por numerosos virus. Otras veces se transmite a través de semillas infectadas o por la acción de algunos gusanos que proceden de otras plantas contaminadas.

A veces es asintomático o pueden desaparecer los síntomas cuando la temperatura aumenta, aunque hay que tener en cuenta que se mantiene latente. Muchas veces se manifiesta en forma de motas verde amarillentas sobre las hojas y amarronado en las puntas de las mismas. En otros casos aparecen ampollas grandes sobre las hojas rodeadas de un halo amarillento. Esta enfermedad produce la atrofia de la planta en general, la distorsión de las hojas, el amarilleamiento de las venas, disminuye la calidad o el aspecto de los frutos, ausencia total de frutos en algunas ramas y rebaja su resistencia al frío.

La prevención es el mejor método para impedir la infección. Se deberán utilizar semillas certificadas sanas y plantar los cultivos en lugares ventilados y bien drenados. Se debe eliminar el material infectado y utilizar un fungicida adecuado. No plantar frambuesas negras o púrpura cerca de las rojas pues estas últimas pueden ser portadoras de la enfermedad sin presentar síntomas. No plantar cerca de lugares infectados y controlar los pulgones o los nematodos para evitar que transmitan la enfermedad.

  • Mal blanco Es una enfermedad causada por el hongo Sphaerotheca humuli que afecta a todos los tipos de frambuesas. Produce una especie de moho blanco que se puede situar sobre los frutos, hojas o tallos jóvenes absorbiendo los jugos de los mismos. Produce la distorsión y falta de crecimiento de los tallos, la podredumbre de los frutos y el amarilleamiento o caída de las hojas.

De nuevo una buena ventilación y un espaciamiento adecuado de las plantas se hace necesario para evitar que el hongo se desarrolle. Puede aplicarse un fungicida adecuado.

Principales plagas de la frambuesa

  • Agallas del tallo: Son formaciones redondeadas que aparecen sobre las ramas. Están realizadas por la larva de un del insecto Lasioptera rubi, el cual forma la agalla para encerrarse dentro y resistir en su interior el frío del invierno.

Las agallas son dañinas para el frambueso porque impiden el paso de la savia lo que disminuye su producción e imposibilita el normal crecimiento de los tallos.

El tratamiento consiste en la poda y quema durante el invierno de las ramas afectadas por esta enfermedad.

  • Descortezamiento del tallo: Producido por Thomasiniana Theobaldi en los tallos jóvenes. Las heridas constituyen la vía de entrada de numerosas enfermedades. La solución pasa por fumigar el suelo en primavera para eliminar las larvas de estos insectos.

Otras plagas muy habituales son:

  • Erinosis (Eriophyes gracilis)
  • Sesia
  • Oruga parda
  • Nematodos
  • Gorgojo de la vid

Más información sobre la frambuesa.

Este artículo ha sido avalado por Julián Masats - Ingeniero técnico agrícola especializado en hortofructicultura y jardinería.
Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

23 noviembre, 2021

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.